www.melillahoy.es
Sigue trabajando en la zonificación acústica de Melilla, lo que derivará en planes de acción
Sigue trabajando en la zonificación acústica de Melilla, lo que derivará en planes de acción

Medio Ambiente plantea mejorar las tres zonas ZEC de Melilla con casi un millón de euros

La inversión asciende a 300.000 euros en el Barranco del Nano, 243.000 en Aguadú y 430.000 en Rostrogordo.- Quevedo pone estos proyectos de mejora como ejemplo de la intensa labor de su departamento en la mejora del medio natural

miércoles 12 de junio de 2019, 04:00h
La Consejería de Coordinación y Medio Ambiente está trabajando en la posibilidad de poner en marcha actuaciones de mejora de sus tres Zonas de Especial Conservación (ZEC), que son el Barranco del Nano, Aguadú y los Pinos de Rostrogordo, que supondrían una inversión cercana al millón de euros. En rueda de prensa, el consejero de Coordinación y Medio Ambiente en funciones, Manuel Ángel Quevedo, explicó que estas actuaciones son fruto de unos estudios realizados en profundidad para llevar a cabo actuaciones importantes, que en el caso del Barranco del Nano ascienden a 300.000 euros, en Aguadú serían 243.000, y en Rostrogordo, 430.000.
Con estos tres proyectos de mejora que se han elaborado, se ha determinado el estado ecológico de las ZEC tanto en el medio terrestre como en el marino, comprobando el estado de la fauna y la flora y el estado físico de la zona, de manera que los resultados obtenidos han permitido hacer propuestas de mejora.
Los proyectos tienen en común que empezarán por la eliminación de especies invasoras y la mejora de las especies animales y vegetales que debe haber en las ZEC, como por ejemplo, la instalación de bebederos para pájaros, clarear las zonas, como se ha comprobado que necesita Rostrogordo o arar el terreno.
El consejero confió en que en 2019 puedan ser una realidad estos proyectos, y los puso como ejemplo del trabajo realizado por su consejería en esta legislatura en lo que se refiere a la mejora del medio natural de Melilla, demostrando así que no se ha limitado a trabajar solo en la zona urbana con las competencias que tiene.

Balance
Así, recordó la elaboración del reglamento de aves de Melilla, pese a no estar obligada la Ciudad Autónoma a ello, y subrayó la puesta en marcha de un control de la gaviota patiamarilla por primera vez en la historia, que ha derivado en un contrato de cuatro años que está a punto de ser adjudicado, con diferentes medidas para reducir esta especie invasora.
Al mismo tiempo, se está llevando a cabo un censo de las gaviotas de pico rojo y otras especies, para lo que se hará un plan de conservación específico mediante un contrato, avanzó Quevedo.
El estudio de flora y fauna mediante un convenio con la Universidad de Granada (UGR), el refuerzo del servicio de mantenimiento de zonas verdes mediante un nuevo contrato y la intención de estudiar la posible contaminación del suelo de Melilla son otras de las iniciativas que se han llevado a cabo en el medio natural, complementadas con muchas campañas de concienciación y sensibilización.
También se refirió a la evolución “realmente importante” de las playas, donde se ha potenciado el servicio hasta el punto de lograr este año dos nuevas banderas azules, que se suman a la única que había en Melilla hasta ahora.
Según Quevedo, se han realizado avances de cierta importancia en esta legislatura en el medio natural, pero incidió en que hay que seguir en esta línea haciendo más cosas.

Contaminación acústica
De igual modo, Quevedo puso en valor el trabajo realizado en este mandato por el área de Medio Ambiente para realizar una zonificación acústica de Melilla, un objetivo en el que se sigue trabajando y que derivará en los próximos meses en los planes de acción.
Esto será posible una vez que se tenga “la radiografía de lo que pasa en la ciudad” respecto al ruido gracias al estudio de incompatibilidades acústicas que se está llevando a cabo mediante la colocación de micrófonos por diferentes puntos de Melilla, y la ultimación del mapa de ruidos de la ciudad.