www.melillahoy.es

ATLETISMO-COMPETICIÓN

Momento en que la responsable de Cruza Roja recibe la ayuda de Regulares 52
Momento en que la responsable de Cruza Roja recibe la ayuda de Regulares 52

Regulares 52 entrega la recaudación de la V Carrera Noctura ‘Ciudad de Melilla a Cruz Roja

Está destinado al programa de apoyo a las personas mayores (ocio y acompañamiento)

miércoles 12 de junio de 2019, 04:00h
El Grupo de Regulares Melilla 52 participó, el pasado sábado, en la V Carrera Nocturna ‘Ciudad de Melilla, prueba organizada por La Consejería de Educación, Juventud y Deportes, en colaboración con otros organismos y empresas particulares, en apoyo a la campaña de recogida de fondos de Cruz Roja, a través de la venta de papeletas para su sorteo, en su ayuda diaria a los más necesitados.
Los Regulares, una vez más, organizaron una colecta interna, en la que se montó una mesa petitoria en la Base Alfonso XIII para poder recaudar fondos por parte de las personas que quisieran colaborar de forma voluntaria y desinteresada, depositando sus donativos.
El cheque, con la cantidad recaudada, irá destinado al programa de apoyo a las personas mayores (ocio y acompañamiento) y fue entregado a los responsables de Cruz Roja Melilla por el coronel Jefe del Grupo de Regulares de Melilla 52 (GREG 52), Javier Camacho Molina, en nombre de la unidad, instantes antes de que comenzara la Carrera Nocturna.
En lo deportivo, un nutrido grupo del GREG 52, tras sus Guiones y Banderines, como en otras tantas oportunidades, se enfundó la camiseta de las “grandes ocasiones”, a la vez que dio un toque de colorido a la prueba nocturna melillense.
Animados por numeroso público, hombres y mujeres, personal de tropa y cuadros de mando, se sintieron como verdaderos ganadores, principalmente por todo lo anteriormente comentado, además de “por saber vivir día a día, latido a latido, como un grupo unido, cohesionado y comprometido, en esta ocasión, con la Cruz Roja, institución que tanto ha hecho por los militares de los últimos años (con más de 150 años de existencia), desde que en 1864 se firmaran, en el Primer Convenio de Ginebra, las bases de esta organización, que plasmaba el sueño del suizo Henry Dunant, ante las escalofriantes escenas de los heridos en combate en la Batalla de Solferino”.