www.melillahoy.es
Cree que, “puestos a pedir responsabilidades”, Cs debería pedir “muchas más” al PSOE porque su candidato número 10  fue detenido por tráfico de inmigrantes, y a CPM por la condena de dos años de prisión de Aberchán
Ampliar
Cree que, “puestos a pedir responsabilidades”, Cs debería pedir “muchas más” al PSOE porque su candidato número 10 fue detenido por tráfico de inmigrantes, y a CPM por la condena de dos años de prisión de Aberchán (Foto: Guerrero)

Imbroda se desvincula de Almazán e insta a Cs a no buscar excusas para no hacer un pacto de centro derecha

“El PP de Melilla ni tiene nada que ver, ni ha nombrado, ni ha cobrado, ni se lleva un duro de lo que aquí un señor, que es un técnico colocado en la Autoridad Portuaria, haya hecho o haya podido hacer. Para nada”, dejó claro Imbroda

jueves 13 de junio de 2019, 04:00h
El presidente en funciones del Gobierno de Melilla y líder del PP regional, Juan José Imbroda, ha instado a no buscar ninguna excusa para intentar a que no se llegue a un acuerdo de gobierno de centro derecha en la ciudad, e insistió en desvincularse a sí mismo y al PP de Melilla del exdirector del puerto, José Luis Almazán, implicado en el caso OHL. A preguntas de los periodistas, Imbroda negó que él o el PP de Melilla tengan algo que ver con las conversaciones en las que Almazán pide 400.000 euros para financiar la campaña de las elecciones europeas del PP, desmintiendo la afirmación que minutos antes había hecho el líder de Cs en Melilla, Eduardo de Castro, que dijo que ese dinero era para el PP de la ciudad.
“El PP de Melilla ni tiene nada que ver, ni ha nombrado, ni ha cobrado, ni se lleva un duro de lo que aquí un señor, que es un técnico colocado en la Autoridad Portuaria, haya hecho o haya podido hacer. Para nada”, dejó claro Imbroda, que abogó por que la Justicia siga adelante y “si ha lugar, que caiga todo su peso” sobre los responsables.
Además, insistió en que él no tiene responsabilidades al tratarse de un nombramiento “de tercera generación”, dado que el Consejo de Gobierno que él presidía nombró al presidente del puerto, que a su vez designó a Almazán como director técnico, “y habrá pasado lo que haya pasado”, algo que todavía no sabe “hasta que un juzgado no diga lo que sea concreto”.
Imbroda dejó claro que ninguno de los candidatos del PP tiene “ninguna mancha ni condena”, y que él después de 20 años al frente de la Ciudad Autónoma tiene “las manos limpias”. En este sentido, consideró que, “puestos a pedir responsabilidades”, Cs debería pedir “muchas más” al PSOE y Coalición por Melilla (CPM) por otros casos.
Así, recordó que el candidato número 10 del PSOE fue detenido como presunto autor de un delito contra el tráfico de inmigrantes y “lo nombró Gloria Rojas”, secretaria general del PSOE, mientras que CPM lleva como número uno a Mustafa Aberchán, condenado a dos años de prisión en el denominado caso voto por correo.
Por ello, Imbroda cree que el pacto de Cs con PSOE y CPM “se complica” por estas cuestiones, aunque se preguntó en voz alta si la formación naranja puede formar gobierno con ambas formaciones y hablar de pactos “sin ningún problema” con Rojas o Aberchán, al tiempo que quiso saber “cuáles son las varas de medir”.

Frialdad, tranquilidad y sosiego
En este punto, pidió “frialdad, tranquilidad y sosiego”, elementos que dice que él está teniendo para “colaborar y hacer un gobierno” porque “Melilla se merece que se gobierne por los que han querido la mayoría de los ciudadanos melillenses”, que es un gobierno de centro derecha “pivotado por el PP, que ha ganado sobradamente las elecciones”.
“Melilla no se merece un reparto de sillones, como he visto por ahí, sino una puesta en común para llevar la ciudad adelante”, señaló Imbroda, que dice estar pendiente de las negociaciones que están desarrollando las direcciones nacionales de los partidos en Madrid, sobre las que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, “dijo el martes que había un acuerdo con Cs”.
Imbroda cree que, dentro del contexto de que el PP es el “socio preferente” de Cs en toda España, como mantiene la formación naranja, también se situaría Melilla, por lo que “se llegaría a un acuerdo para que la ciudad fuera gobernable y Cs, de alguna manera, apoyaba esta forma de gobernar o la estabilidad de la ciudad”.
Una vez que se llegue a un acuerdo en Madrid, Imbroda señaló que “habría que descender para entablar un diálogo aquí directamente con Cs” para ver en qué condiciones se podrían llegar a acuerdos de gobierno y “poner la letra pequeña en lo que es una letra grande, que es el acuerdo nacional”.
Por ello, Imbroda dijo estar “en sentido positivo para poder gobernar la ciudad” y tener mucha “paciencia y tranquilidad” para conseguirlo, de ahí que instara a “no buscar más patas al gato de las que tiene” y llamó a trabajar por el bien de la ciudad.
Al hilo, cree que “está clarísimo” que los votantes de Cs no quieren que “entre Mustafa Aberchán a gobernar” en la Ciudad Autónoma, y “está cantado que hay un centro derecha que está demandando un acuerdo”. Por ello, llamó a alcanzar el que “Madrid ya ha aprobado a nivel nacional entre el PP y Cs”, según la información de la que dijo disponer.