www.melillahoy.es

FÚTBOL-PLAY OFF SEGUNDA A

Moha Traoré, ante un defensor del Atlético Baleares, en el encuentro disputado el pasado domingo en el Estadio Álvarez Claro
Moha Traoré, ante un defensor del Atlético Baleares, en el encuentro disputado el pasado domingo en el Estadio Álvarez Claro (Foto: Guerrero)

Partido a ‘vida o muerte’ en Son Malferit

C.D. ATLÉTICO BALEARES-U.D. MELILLA (Hoy: 18’00 H.), retransmitido por Footters

domingo 16 de junio de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla se juega este domingo su pase a la final de los Play-Offs de ascenso ante el Atlético Baleares, en un duelo a ‘vida o muerte’ en Son Malferit, después de haber empatado (0-0) en el partido de ida en el Estadio Municipal Álvarez Claro. Los melillenses rendirán visita a un rival muy sólido en su terreno de juego, donde sólo ha cedido una derrota en toda la fase regular en el Grupo III de la Segunda B. Luis Miguel Carrión, entrenador del Melilla, podrá contar con todos sus efectivos, a excepción de Jordi Ortega, baja de larga duración tras lesionarse en Ibiza el pasado 6 de enero. De este modo, la lista convocados es la formada por Dani Barrio, Pedro Luis, Pepe Romero, Mario Hernández, Sofian Chakla, Richi, Jilmar, Paco Aguza, Alfonso, Otegui, Menudo, Igor Martínez, Óscar García, Mahanan, Ruano, Brian Martín, Héber Pena, Moha Traoré y Álvaro Queijeiro.
El conjunto que dirige Luis Miguel Carrión afrontará un choque muy complicado en un terreno de superficie artificial y de reducidas dimensiones, en el que para poder acceder a la última ronda deberá superar a un rival rocoso que en su casa es aguerrido y que destaca en el juego aéreo y en la anticipación, aunque los melillenses confían en su calidad técnica para salir victorioso de Son Malferit.
Precisamente, el entrenador del Melilla ha incidido durante la semana en que no hay que obsesionarse con las características del terrreno de juego, pues afirmó que su equipo está capacitado “para ganar en cualquier campo, ya sea con trueno, viento o nieve”. Por ello, no cree que la clave para salir victorioso de esta eliminatoria “sea pegar balonazos arriba”, sino en “adaptarse un poco a lo que es la salida de balón de ese campo, a las dimensiones reducidas y a lo bien que presiona el rival, pero luego tenemos jugadores de calidad arriba para tener el balón, aunque también debemos tener en cuenta que el Atlético Baleares es un equipo que juega bastante bien”.
Los melillenses se enfrentarán a un rival muy sólido, ya que concluyó la fase regular como campeón del Grupo III de la Segunda y que como local ha sido el mejor de la competición, ya que en los diecinueve duelos que disputó en Malferit ganó en dieciséis ocasiones, cediendo tan solo dos empates y una derrota, con un balance de 32 goles a favor y 12 en contra.
Por su parte, el Melilla ha demostrado que también es peligroso a domicilio, pues en sus diecinueve salidas sumó 9 victorias y 5 empates, cayendo derrotado en 5 ocasiones, con un saldo de 20 goles a favor y 17 en contra. Estos registros le han situado como tercer mejor equipo del campeonato.