www.melillahoy.es

FÚTBOL-PLAY OFF ASCENSO SEGUNDA DIVISIÓN A

Fullana fue clave para el conjunto mallorquín en el centro del campo y en el pase de gol a Nuha que clasificó al Atlético Baleares para la eliminatoria final
Fullana fue clave para el conjunto mallorquín en el centro del campo y en el pase de gol a Nuha que clasificó al Atlético Baleares para la eliminatoria final

Adiós al ascenso

Cuando mejor estaba el Melilla llegó el mazazo del 1-0, en el minuto 18 de la primera mitad, cuando Fullana interceptó un balón que Ruano intentaba pasar a Otegui, profundizó para Nuha, que ante la salida de Dani Barrio lo batió de tiro raso y cruzado

lunes 17 de junio de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla se despidió ayer del objetivo del ascenso a Segunda División, tras perder por un ajustado 1-0 ante el C.D. Atlético Baleares en Son Malferit, un terreno de juego de reducidas dimensiones, de superficial artificial y en el que se puede jugar a todo menos al fútbol. El decano del Grupo IV quedó eliminado de la segunda ronda ante un cuadro mallorquín que jugará la final por el ascenso, gracias al gol conseguido por Nuha Maron a los dieciocho minutos de minutos, tras aprovechar el único error de los azulinos, mientras que éstos no supieron sacar provecho a las cuatro claras oportunidades que dispusieron en el partido, sobre todo la que sacó un defensor del Atlético Baleares debajo de los palos, en el tiempo de la prolongación, y que hubiera significado la clasificación de los melillenses.
De este modo, el Melilla pone fin a una gran temporada deportiva, pese a la tristeza que supone la eliminación, aunque la entidad que preside Luis Manuel Rincón puede sentirse satisfecha por haber ilusionado a su afición, tras una excelente fase regular, siempre entre los cuatros primeros clasificados y durante casi todo el campeonato como líder.

Primera mitad
Conscientes de la dificultad de las reducidas dimensiones del terreno y del césped artificial, ambos conjuntos saltaron con gran intensidad, no cediendo ocasiones, aunque el Melilla pareció comenzar bastante bien, ordenado en defensa y buscando la velocidad de Moha Traoré en ataque. Precisamente, la Unión Deportiva fue el primer equipo en inquietar la meta rival, a los diez minutos, con un disparo de Óscar García, desde fuera del área, que se marchó fuera, bastante alto.

El Melilla encaja el 1-0
Por su parte, la réplica visitante llegaría diez minutos después, en una falta botada por Fullana que Rovirola remató fuera, desde la frontal, por encima del larguero.
Pero cuando mejor estaba el Melilla llegó el mazazo del 1-0, un minuto después, cuando Fullana interceptó un balón que Ruano intentaba pasar a Otegui, profundizó para Nuha, que ante la salida de Dani Barrio lo batió de tiro raso y cruzado.
El Melilla, tras encajar el tanto, pareció quedar tocado durante algunos minutos, pero poco a poco se fue recuperando del duro golpe, aunque no fue hasta los últimos quince minutos cuando comenzó a llegar sobre la meta rival con tres buenas oportunidades. La primera en el 36’, tras una falta botada por Menudo, pero Moha Traoré no llegó a rematar y sí Richi, de chilena, que mandó el cuero alto.
Los últimos quince minutos fueron un asedio de los melillenses sobre la meta balear, y dos minutos más tarde, un fallo defensivo de Rubén González, en un intento de cesión de cabeza a su portero, no lo supo aprovechar Óscar González, que con la puntería remató flojo a las manos del cancerbero.
Y la última ocasión llegaría en el tiempo de prolongación, en una buena jugada por la banda derecha de Menudo, que sirvió un pase medido a Moha Traoré, pero el delantero catalán remató de tacón fuera, con todo a favor.
En la reanudación, salió mejor el Atlético Baleares, pero apenas se jugó al fútbol, ya que los de Manix Mandiola ejercitaron una fuerte presión con la que los visitantes sufrieron para sacar el balón desde atrás. No obstante, lo intentaron y con el paso de los minutos metieron atrás a su rival, que se sintió muy a gusto siendo dominado, pero infranqueable en la zona defensiva.
Además, los locales comenzaron a perder mucho tiempo, circunstancia que no se vio reflejada en el alargue del partido. El Melilla asumió todo tipo de riesgos, además de agotar todos los cambios para intentar empatar el partido y lograr la clasificación.
El tiempo pasaba y la ansiedad se apoderaba del Melilla, aunque lo intentaba una y otra vez, pero los baleares pudieron sentenciar la eliminatoria al contragolpe, ya que en el 91’ Pedro le robó el balón a Menudo, pisó área y disparós fuera, demasiado alto, en un mano a mano con el meta Dani Barrio.
Y un minuto después la tuvo el Melilla. Son Malferit enmudeció cuando Richi sacó de banda, metió el balón en el área para Alfonso, que pasó de cabeza para Moha Traoré, quien remató también con la testa a placer, pero cuando la pelota se disponía entrar a la red apareció Canario para despejar sobre la línea. El esférico no entró y la Unión Deportiva dice adiós al Play-Off.