www.melillahoy.es

Este establecimiento lleva cerca de 80 años vendiendo diferentes tipos de vino y su cierre supondrá el fin de una tradición en la ciudad

Maica Rodríguez, trabajadora del establecimiento, junto a los bocoyes
Maica Rodríguez, trabajadora del establecimiento, junto a los bocoyes

‘La Bodega’ en el callejón de la Soledad, la última de Melilla en vender vino a granel

martes 18 de junio de 2019, 04:00h
‘La Bodega’, en el callejón de la Soledad es la última en vender vino a granel en Melilla y con su cierre, dentro de muchos años, supondrá el fin de esta tradición en la ciudad. Este establecimiento lleva más de 80 años abierto ya que Salvador Guerrero conocido como ‘Bori’ trabajaba con Don Francisco, el padre de su jefe, pero cuando se jubiló decidió seguir adelante con la tienda y ya lleva 30 años trabajando solo. Los melillenses pueden seguir degustando los vinos a granel como el Jumilla, Valdepeñas, Solera, Moscatel o Vermut casero, además de ‘El Pintado’.
‘La Bodega de Bori’ está situada en el callejón de la Soledad
‘La Bodega de Bori’ está situada en el callejón de la Soledad
Maica Rodríguez, trabajadora de ‘La Bodega’, contó a este Diario que anteriormente, cerca del año1900, despachaban en la tienda de ropa de la esquina, ya que todo lo que es hoy el establecimiento era almacén. Desde 1997, explicó que se cerró el comercio y se abre en 1999 porque el jefe estaba alquilado y el almacén se convirtió en la tienda.

Desde que se abrió ‘La Bodega’, aseguró que venden vinos a granel, aunque antes venían a Melilla bocoyes más grandes con camiones y ahora venden productos más variados.

‘La Bodega’ y su vino a granel
Rodríguez apuntó que Salvador Guerrero, conocido como ‘Bori’, cuando trabajaba con Don Francisco salía siempre a la calle para vender el vino a establecimientos, bares, restaurantes, pero al quedarse solo, se centró en vender el vino a los melillenses que quisieran degustarlo en el callejón de la Soledad.

De hecho, indicó que siguen yendo con una garrafa, botellas, para comprar el vino “como toda la vida”.

En cuanto a tipos de vino, expuso que puedan encontrar Jumillla tinto, Jumilla blanco, Valdepeñas, Solera, Moscatel, Vermut a granel, además de la mezcla ‘El Pintado’ que hace Bori con vino blanco, vino tinto y dulce.

Sobre el preferido de los melillenses, respondió que el Jumilla y el Vermut, sobre todo, en verano se vende muy bien, aunque el Moscatel, por ejemplo, ahora se para porque es más de invierno. En cuanto a las medidas que se llevan los melillenses, expuso que desde un litro y medio, dos litros, cinco litros, según los clientes pero “lo meten en el frigorífico y aguanta perfectamente”.

Asimismo, remarcó que el vino llega directamente de cuatro sitios de la Península, el Jumilla de Jumilla, Valdepeñas de Valdepeñas, Vermut y Moscatel de Valencia y el Solera de Córdoba.

Respecto a los barriles, Rodríguez destacó que algunos son de 110 o 120 litros, salvo los pequeños que suelen ser de 70 o 80 litros. Además, apuntó que “son muy antiguos, algunos tienen 30 años, hay que cuidarlos mucho, el más antiguo es de más de 50 años”.
“Cuando Bori se queda solo en la tienda, necesita barriles que pueda manejar porque hay sacarlos, lavarlos, no es echar el vino y ya, sino que lleva mucho tratamiento, meterlo en azufre, que el vino coja la pajuela, tiene un proceso que hay que entender”, dejó claro.

En cuanto a qué otros productos se pueden encontrar en ‘La Bodega’, la responsable señaló que jamones al corte, de bellota, legumbres de Ávila, embutido de Salamanca y vinos embotellados como Rioja, Rivera o Blanco.