www.melillahoy.es
Los admitidos y excluidos están en el BOME de ayer
Los admitidos y excluidos están en el BOME de ayer

Fomento concede 245 ayudas al alquiler de vivienda por cerca de un millón de euros

También hay 145 excluidos en esta convocatoria.- Se abre ahora un plazo de 10 días hábiles a contar desde hoy para alegaciones

miércoles 19 de junio de 2019, 04:00h
La Consejería de Fomento publicó ayer en el Boletín Oficial de Melilla (BOME) la lista provisional de admitidos y excluidos en la convocatoria de ayudas al alquiler de vivienda del segundo semestre de 2018 y el primer semestre de 2019, a la que había destinado un millón de euros.
Según informó ayer el área de Fomento en su resolución, son un total de 245 los beneficiarios en esta convocatoria de subvenciones, de los cuales 213 están englobados en el cupo general, hay ocho jóvenes de hasta 35 años y otros 24 en el cupo específico RFP (900-1.200), el destinado a las familias cuyas rentas oscilan entre los 900 y los 1.200 euros. Fomento ya avisó de que a este colectivo se le otorgaría la subvención solo en el caso de que el cupo normal no agotara el presupuesto de un millón de euros, como parece haber ocurrido.
En esta convocatoria hay 145 solicitantes que han sido excluidos por diferentes razones, que aparecen especificadas en el BOME de ayer.
Los interesados admitidos y excluidos dispondrán ahora de un plazo de 10 días hábiles a contar desde hoy, día siguiente al de la publicación, para formular alegaciones, completar o subsanar la solicitud y/o documentación.
El área de Fomento señala que los solicitantes que no subsanen o completen la documentación se les considerará desistidos de su solicitud, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 68 de la Ley 39/2015, y se constituirá la resolución definitiva del procedimiento.
Hay que recordar que entre las novedades de esta convocatoria, se encuentra el incremento del alquiler máximo mensual, que será de 600 euros, o 650 euros en caso de las familias numerosas. Quienes cumplan los requisitos podrán optar a la ayuda al alquiler, que podrá alcanzar los 300 euros.
Los beneficiarios deben haber residido de forma legal en la ciudad durante un mínimo de 60 meses con anterioridad al 1 de julio de 2018, o 72 discontinuos en los últimos 10 años. Además, no pueden superar los 900 euros de renta familiar ponderada, cuantía que es mayor que en convocatorias anteriores.
En las bases de este año se ha tratado de solucionar el “cuello de botella” que había en las convocatorias anteriores, que era el valor del vehículo familiar, que antes tenía que ser como máximo de 6.000 euros. En la convocatoria de este año puede estar valorado hasta un límite de 12.000, que puede ser de hasta 18.000 euros en el caso de que sea un vehículo adaptado a personas con movilidad reducida.
Tampoco pueden tener los beneficiarios bienes mobiliarios o inmobiliarios de más de 7.000 euros.