www.melillahoy.es
“No hay ningún problema con Cs”, según De Castro, que ha sido convocado por Villegas al Consejo General del partido
Ampliar
(Foto: Guerrero)

“No hay ningún problema con Cs”, según De Castro, que ha sido convocado por Villegas al Consejo General del partido

Dijo no temer por su continuidad en dicha formación: “Melilla está en el mapa con el punto naranja”

jueves 20 de junio de 2019, 04:00h
El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, afirmó ayer que “no hay ningún problema” con su partido, Ciudadanos (Cs), después de que decidiera presentarse candidato a la Presidencia de la Ciudad Autónoma con un solo diputado durante la constitución de la Asamblea, saliendo elegido con el apoyo de Coalición por Melilla (CPM) y PSOE.

A preguntas de los periodistas, De Castro señaló que el lunes, primer día que entró al despacho de Presidencia para ejercer en funciones, le llamó el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, quien le dio ánimo y le dijo “tira para adelante”, al tiempo que le pidió que acudiera a la reunión del Consejo General de la formación naranja para “hablar de políticas”.
De Castro, que forma parte de dicho órgano, dice que le respondió que irá “cuando pueda”, si es posible la próxima semana “cuando tenga un hueco”, ya que tras su elección como presidente de la Ciudad Autónoma está muy ocupado y no ha podido “ni pisar la calle”.
El líder de Cs en naranja afirmó que “no hay ningún problema” con Cs y que la respuesta de la portavoz del partido, Inés Arrimadas, sobre que están “recopilando información” de lo sucedido en los territorios donde ha sucedido algo “inesperado” en la constitución de los ayuntamientos, se debe a que “en política hay que hacer declaraciones de ese tipo”.
Según el líder de Cs, su partido “tiene bastante información” y “lo importante es que “Melilla está en el mapa con el punto naranja”, por lo que dijo no temer por su continuidad en dicha formación.
“¿Me van a fusilar al amanecer o algo de eso?”, se preguntó De Castro, que afirma que en Cs son “más serios” y el partido “sabía perfectamente todo media hora antes con explicaciones para que entendieran las circunstancias y cumpliendo lo que dice el partido”.
En este punto, insistió en que el acuerdo era que Cs apoyaría al PP si Imbroda renunciaba a su acta de diputado y Vox no entraba en el Gobierno, algo que habían hablado los secretarios generales de las dos formaciones, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas, pero era imposible que eso se cumpliera por la negativa del líder del PP a dejar su puesto.
Con todo ello, De Castro defendió su decisión porque “ante situaciones difíciles, soluciones complicadas”, y afirmó que ni puede ni debe renunciar al cargo para el que ha sido nombrado, porque “es un mandato de la Asamblea” y representan a la mayoría de la población, una teoría que considera reforzada porque “Cs va a crecer en las próximas elecciones, sin duda”.