www.melillahoy.es

POLIDEPORTIVO - POLÍTICA DEPORTIVA

El exconsejero, en la entrega de los Premios Nacionales del Deporte, en el que Melilla fue recogió el Premio del CSD
El exconsejero, en la entrega de los Premios Nacionales del Deporte, en el que Melilla fue recogió el Premio del CSD (Foto: CAM)

Antonio Miranda: “En política hay que estar por vocación, pasar por muchas cosas y ver determinadas circunstancias”

“No me gustaría volver a situaciones anteriores que hemos visto, pues no son buenas para nuestra ciudad”

domingo 23 de junio de 2019, 04:00h
El ex consejero de Educación, Juventud y Deportes, Antonio Miranda, repasó el pasado viernes, en el programa ‘El Penalti’, de Onda Cero Melilla, su labor al frente de la Consejería, en el área deportiva, durante los cuatro años que ha permanecido en el cargo.
El exconsejero reconoció que estar en un cargo con un área tan amplia no es fácil. “Este año hemos tenido una dedicación especial al deporte. Creo que lo hemos puesto a un nivel muy alto, tanto a nivel nacional como internacional y el nombre de Melilla ha sonado en muchos sitios, que era lo más importante”.
Por otro lado, Miranda señaló que es una persona “que acepta perfectamente todas las críticas y las asumo, pues no todo lo que se hace se hace bien y no todo lo que se dice parece bien”.

Haciendo un repaso a su bagaje político, Antonio Miranda recordó que en los años 1997, 1998 y 1999, estando de director en el CEIP Constitución, compatibilizaba ese cargo con la viceconsejería de Sanidad, en el antiguo puesto de socorro”, admitiendo que “siempre me ha gustado el deporte y durante estos cuatro años, anteriormente también, se le ha dado una dimensión distinta” porque “siempre he considerado que de la buena imagen que tiene que tener Melilla el deporte tiene mucho que ver, sobre todo a nivel nacional e internacional”. Miranda expresó que por Melilla ha pasado “lo mejor de lo mejor”, pero “tengo una espinita clavada con el fútbol”, aunque por Melilla han pasado la Selección Española de Baloncesto masculina y femenina, las ‘Guerreras’, los ‘Hispanos’ (después de más de veinte años), campeonatos de pádel, de triatlón y otros que “hemos dejado hechos”, como las Selecciones U-20 y U-18 de baloncesto, además de un Campeonato de España de Ajedrez, que se disputará en noviembre. Lo importante era que “Melilla sonara a nivel nacional e internacional y me siento muy satisfecho de lo que he hecho”.
Asimismo, durante en el programa de Onda Cero Melilla, el exconsejero quiso tener un especial agradecimiento a los directores generales y a los funcionarios, “porque es muy difícil llevar todo esto a cabo”, y a las federaciones y a los clubes.
Miranda recordó el premio de Ciudad Europea del Deporte que ostentó Melilla y dijo que “no es fácil lograrlo, es el trabajo de muchos años”. Del mismo modo, en el año 2018, el expresidente Juan José Imbroda recogió, de manos de S.M. La Reina Doña Letizia, el premio del Consejo Superior de Deportes en los Premios Nacionales del Deporte. Todo esto “hace sentir a uno satisfecho. Hemos puesto el listón muy alto, y el que venga, si lo mejora, pues mejor que mejor”
“En política hay que estar por vocación, pasar por muchas cosas y ver determinadas circunstancias”, señalando que había vivido momentos buenos y malos. “He visto mociones de censura, traiciones, tránsfugas, traidores, presidentes que no se merecían lo que estamos viendo, pero es lo que nos toca vivir los que estamos metidos en esto”.
Miranda recordó que él siempre dice que lo primero y lo más importante en su vida es “su mujer, sus hijos y su familia, después tengo el ADN ese de ser del Partido Popular”, recordando que había trabajado durante muchos años con presidentes del Partido Popular, como Ignacio Velázquez y Juan José Imbroda, por lo que “me voy muy satisfecho por mi labor”, manifestando que “no han manchado nunca mi nombre, porque es muy fácil sacar cosas de los juzgados, pues la gente se ha acostumbrado a ir a los juzgados constantemente. Yo me voy limpio, que para mí es muy importante tanto a nivel personal como profesional”.
El ya ex máximo responsable del deporte en nuestra ciudad reconoció que los cargos van en detrimento de la familia. “Se pierde mucho tiempo de estar con la familia, pero es una dedicación exclusiva”. Como anécdota, Miranda aseguró que tiene encuadernados más de 150 tomos desde que está en la política. “Los tengo en casa como mi trabajo, de lo bueno y de lo malo”, pidiendo a la gente “que tengan vocación por la política, que se dediquen bien a ella, que miren primero por la ciudad. El que vaya por otros motivos está equivocado. Lo primero es tú ciudad, independientemente del partido político”, señalando que “siempre he dicho que primero es la ciudad, después el partido y luego son otras cosas; eso es lo que hay que mirar en política”.
Cuestionado por si se esperaba todo lo que está ocurriendo actualmente, el exconsejero comentó que “en política siempre te puedes esperar todo”, recordando que el Partido Popular era el que había ganado las elecciones y estamos en la oposición. Solo espero que haya un poco de sentido común y que se le dé a la ciudad lo que se merece”, asegurando que “no me gustaría volver a situaciones anteriores que hemos visto, pues no son buenas para nuestra ciudad”.
Miranda piensa que “va a ser un gobierno muy raro, con tres partidos políticos cuya ambición más grande era quitar al Partido Popular, con la excusa de que el presidente llevaba 20 años”, pero los ciudadanos “nos votan y por algo será, pero vamos a ver cómo queda la cosa”.
Antonio Miranda regresó el pasado viernes a su antiguo puesto de trabajo, de profesor en el CEIP Constitución. “Tengo mi trabajo allí y mi sueldo que, por cierto, es prácticamente el mismo de lo que cobraba como consejero”, comentando que en el caso de los sueldos de los políticos “hay mucha leyenda, pues los sueldos son públicos”. El exconsejero estará estos ocho días que restan hasta final de mes y regresará en el mes septiembre. “Lo que me parece mentira es que voy a tener dos meses de vacaciones”.

“El apoyo al deporte base lo hemos tenido, con muchas convocatorias, así como a los catorce equipos en categoría nacional”

En cuanto a lo que queda por hacer, una de las cosas a las que se refirió fue al tema de las instalaciones deportivas, reconociendo que en Melilla se necesitan más instalaciones. “En contratos de instalaciones deportivas hay cuatro millones de euros para 35 instalaciones”, explicando que hay proyectos que están hechos, como el del Lázaro Fernández, que es del año 83, por lo que “hay que remodelarlo por completo”. Las pistas de atletismo también es un proyecto hecho, así como el campo de fútbol del Tesorillo, “que hay que acometer las obras”. En la piscina municipal “hubo una remodelación importante”. Además, Miranda demandó un nuevo pabellón “no de cinco mil personas, pero sí es así mucho mejor”, así como una nueva piscina “para el uso diario, no una de tipo olímpica o de competición”. Por lo demás, “el apoyo al deporte base lo hemos tenido, con muchas convocatorias, así como a los catorce equipos en categoría nacional”, reconociendo que “no se pueden tener varios equipos en la misma categoría”, refiriéndose al Sporting Constitución y al Melistar, en Segunda B de fútbol sala, o a la Peña Barcelonista y a la Peña Real Madrid, en la División de Honor Juvenil de fútbol sala. Además, ahora “estoy escuchando la posibilidad de ascender a otro equipo a la Segunda División Femenina de fútbol sala”, pensando que “eso no es bueno y no es positivo”. A este respecto, Miranda quiso agradecer al Torreblanca Melilla, de la Segunda División femenina “el detalle que tanto la directiva como sus jugadoras han tenido conmigo”.

“Vuelvo a mi colegio, que te da la tranquilidad que tiene un puesto de trabajo”

Ahora tendrá que cambiar el chip de político a profesor. A este respecto recordó que las obras del CEIP Constitución empezaron con él y cuando se fue, en el año 2002 “lo hice con lágrimas y el otro día me despide de los trabajadores de la Consejería con lágrimas, pero te queda la satisfacción de haber hecho un trabajo lo mejor posible y el agradecimiento a todo el personal”. Ahora “vuelvo a mi colegio, que te da la tranquilidad que tiene un puesto de trabajo”, recordando que “ya tengo 66 años y no sé el tiempo que estaré. He solicitado la prórroga hasta los 70 años, pero mientras me encuentre bien estaré ahí, ya que soy una persona muy activa y no puedo estar sin hacer nada”.
El exconsejero aconsejó al nuevo equipo de gobierno, cuando sea nombrado, “que se preocupe mucho por la ciudad, que le eche las horas que le tenga que echar, que tengan las manos limpias”.