www.melillahoy.es

El PP no acudió al acto de investidura de De Castro “por coherencia política”

Toisón y bastón de mando
Toisón y bastón de mando (Foto: Guerrero)

Marín indica que el actual presidente “no tiene legitimidad”, de ahí que decidieran no respaldarlo acudiendo a la ceremonia

martes 25 de junio de 2019, 04:06h
El secretario general del PP en Melilla, Miguel Marín, afirmó que “por coherencia política” los diputados del grupo popular decidieron no acudir al acto de investidura de Eduardo de Castro como presidentes de la Ciudad, porque el partido considera que “no tiene legitimidad” para ocupar el cargo.
Marín quiso despejar dudas sobre el porqué de la ausencia de los diputados populares en el acto de investidura de Eduardo de Castro como presidente de la Ciudad el pasado sábado, y señaló que la respuesta “es sencilla: por coherencia política”. Es decir, desde el PP “estamos denunciando que el señor De Castro no tiene legitimidad, ni ha cumplido con la legalidad para ser presidente porque como se recoge en el acta oficial de la sesión constitutiva al ser preguntado si se quería presentar como candidato dijo no, por lo tanto, ese nombramiento fue ilegal”. Por ende, si los populares considera que fue un nombramiento ilegal y “por coherencia política no podemos asistir a la toma de posesión de un presidente ilegítimo y por eso no asistimos”. Afirmó que estas razones también son válidas para el caso del vicepresidente segundo de la Asamblea, Daniel Conesa, a su vez, diputado del PP que tampoco acudió a la ceremonia.

Disparate
Miguel Marín calificó como “un disparate” que Eduardo de Castro, con un único diputado, con 1.900 votos que representa el 5% del cómputo total de las elecciones, sea presidente de la Ciudad Autónoma. Le critica que ahora diga que “representa también a los votos de CPM y PSOE” y no lo dejara claro en la campaña electoral, como sí lo advirtió el PP que dijo que “el voto de Ciudadanos iba a Aberchán”, por lo que considera que De Castro “engañó a los melillenses”.

Califica de “despropósito y disparate” que, De Castro, con un único escaño, sea presidente de la Ciudad Autónoma, porque es como si el diputado de Coalición Canarias en el Congreso de los Diputados, en vez apoyar al PP o al PSOE llegado el caso, fuera nombrado presidente del Gobierno de España. “Sería un disparate, y eso es lo que ha pasado en Melilla, y en democracia esto es un despropósito”, reiteró.