www.melillahoy.es

VOX Melilla afirma que el retraso en constituirse gobierno es “por la lucha de sillones del tripartito”

Responsables de VOX en Melilla
Responsables de VOX en Melilla (Foto: Guerrero)

Se preguntan qué va a pasar con iniciativas como el proceso de consolidación de puestos de trabajo o el refuerzo de plantilla de la local y bomberos

viernes 28 de junio de 2019, 04:04h
Desde VOX Melilla se denuncia que el hecho de que la Ciudad Autónoma no tenga aun un gobierno es por “la lucha por los sillones en el tripartito”, y que esta situación de “desgobierno se traduce en la inquietud de los trabajadores de la Ciudad Autónoma” porque desconocen “qué va a pasar con aspectos muy importantes para ellos”, como por ejemplo qué ocurrirá con el proceso de consolidación de puestos de trabajo, entre otros.
En rueda de prensa, el presidente de VOX Melilla acusó a Eduardo de Castro de estar “acaparando todas las intervenciones sean o no de su competencia” ante la imposibilidad de “delegar nada porque no tiene en quién delegar” y pone como ejemplo la reunión que hoy celebrará la Junta Local de Seguridad a la que tendrá que acudir el presidente de la Ciudad al no haber aún un consejero de Seguridad Ciudadana.

Preocupación
Manifestó Jesús Delgado Aboy que De Castro, cuando afirmó que en 2015 se retrasó dos meses la presentación del Gobierno de Imbroda, no explicó que la constitución de la Asamblea se retrasó “por una impugnación de las elecciones y hubo que esperar a que el tribunal se pronunciase”.

La diferencia entre 2015 y 2019 es que el retraso en la constitución del Gobierno de la Ciudad es “debida, lisa y llanamente, a la lucha por los sillones del tripartito”, y la consecuencia de “este desgobierno”, es que los trabajadores de la Ciudad “no saben qué va a pasar con aspectos muy importantes para ellos”.

Así, indicó que se desconoce qué ocurrirá con el proceso de consolidación de puestos de trabajo que supone “una programación completa de categorías y funciones de los trabajadores que ven con inquietud la indefinición e incapacidad de De Castro para crear un Gobierno fuerte y con principios programáticos sólidos”. También se ven afectados, según el responsable de VOX, los proveedores de la Ciudad que “ven con inquietud cómo se demoran los pagos tan necesarios para su subsistencia”.

Considera que el presidente de la Ciudad “va a hacer el ridículo” en la reunión de la Junta Local de Seguridad, porque se hablará de “cómo velar por la seguridad de los melillenses si ni siquiera han planteado la necesidad de aumentar la plantilla de la Policía Local” o si se van a dotar de medios y personal a los Bomberos.

En la reunión se hablará de menores, un asunto competencia de la Ciudad y del que “no puede echar balones fuera, sino retratarse y decir lo que vaya a hacer urgentemente, porque es un asunto prioritario para los melillenses”.

Apostilla Aboy que lo único que está haciendo De Castro es “intentar salvar su asiento, porque es incapaz de formar un gobierno” en el que “colocar a sus amiguetes con sueldos de consejero, a costa de CPM y del PSOE, que no se lo quieren permitir”.

Se pregunta si cuando se afirma que se puede estar en el gobierno no sólo como consejero si lo que pretende es “repartir cargos de libre designación con nóminas” a la altura de estos cargos “a troche y moche para contenta a sus amiguetes”. Si es así, en dónde queda lo de que “venía a regenerar la política”. Interpreta la “desidia” en la constitución en una operación de De Castro para “aburrir a sus socios y se plieguen a sus caprichos”.

Un presidente que “no es de fiar”
Apostilla que Eduardo de Castro “no está preparado para ostentar la Presidencia de la Ciudad, por su falta de talente democrático, que se echa en falta en todas sus intervenciones, porque va de sobrado”.

Manifiesta el responsable de VOX que el presidente de la Ciudad “debe gobernar para todos los melillenses, le hayan votado o no” y se muestra convencido de que tiene más posibilidad de que ofenda a quien no le ha votado que a los que le han dado su confianza. Añade por último que De Casto “no es de fiar, porque está ahí después de traicionar a sus propios afiliados y créame, no es fácil olvidar que quien traiciona a otros nunca será de fiar”.