www.melillahoy.es
Imagen de las colonias urbanas de 2018 de una de sus salidas al Salón Dorado
Imagen de las colonias urbanas de 2018 de una de sus salidas al Salón Dorado

Las colonias urbanas comienzan a prepararse para emprender su verano con más de 200 niños

La directora de Cáritas Interparroquial, Pilar Illázquez, asegura que durante esta edición, que contará con otras cuatro promociones más de pequeños participantes, “queremos aportarles diversión y enseñanza”

domingo 30 de junio de 2019, 04:00h
Julio comienza a asomarse por la puerta y las colonias urbanas de Cáritas Interparroquial lo sabe, por lo que ayer comenzaron a preparar todo lo necesario para acoger a los más de 200 niños que van a participar en esta edición. Alrededor de 64 monitores, de la península y de la localidad melillense, más todos los voluntarios que se ofrecen para facilitarles a estos pequeños las diferentes comidas del día, harán posible, una vez más, esta experiencia veraniega. La directora de Cáritas Interparroquial, Pilar Illázquez, desgrana diferentes aspectos de estas colonias urbanas, así como algunas de las actividades que realizan y los objetivos o los fines que se quieren conseguir durante este séptimo mes.
Durante décadas, Cáritas Interparroquial lleva a cabo sus tradicionales colonias urbanas con numerosos menores de la ciudad, pertenecientes a familias que se encuentran en una situación económica difícil y que están dentro de un programa que realiza Cáritas en las diferentes parroquias, además de contar con pequeños y adolescentes provenientes de los centros de menores de la Ciudad.
El éxito está asegurado con las bases que proponen durante su desarrollo: Diversión y enseñanza.

Objetivos de las colonias
La directora de Cáritas Interparroquial, Pilar Illázquez, asegura que “con estas colonias lo que queremos es que los pequeños vean una realidad social que quizás, por ciertas circunstancias, no están acostumbrados a ver”.
Más de 60 jóvenes, junto con voluntarios, se ponen al frente de más de 200 niños, desde el 1 al 15 de julio, en las diferentes colonias que llevan a cabo varias parroquias de la Ciudad. La de San Agustín las desarrolla en el CEE Reina Sofía; la del Sagrado Corazón y San Francisco Javier en la Salle, que a su vez acoge también a niños de los centros de menores como Divina Infantita, Gota de Leche, etc; y la del Monte María Cristina que desarrolla sus colonias en su centro, eso sí, esta parroquia repite en la segunda quincena.
Durante estos días, los pequeños disfrutan de numerosas actividades, que comienzan a las 9 de la mañana y acaban en torno a las ocho de la tarde, que mezclan diversión, con talleres, juegos y salidas, como a la playa, que es la que más gusta, con el aprendizaje, ya que se les aporta durante este medio mes estival un refuerzo escolar, que como indica la directora de Cáritas Interparroquial, “es necesario”.

Un premio por el esfuerzo
Illázquez explica que durante los días en los que los pequeños asisten a las colonias urbanas “se les proporciona una alimentación sana y equilibrada con las diferentes comidas que se hacen, que se realizan en el comedor del Enrique Soler, y se desarrollan hábitos de higiene también”.
“El estar en estas colonias es como un premio para ellos por su dedicación y esfuerzo durante el curso escolar, ya que desde las distintas parroquias se hace un seguimiento durante el año de las familias, por lo que se sabe el progreso de ellos”, agregó Illázquez.
Mañana se da comienzo a estas colonias que durante días hacen que los niños sean eso, niños.