www.melillahoy.es

Preocupación en el PP por la decisión de De Castro de eliminar la Consejería de Seguridad Ciudadana

Miguel Marín, secretario general del PP
Miguel Marín, secretario general del PP

Reiteran que el presidente de la Ciudad “es rehén” de Aberchán y que es quién marca las directrices del futuro gobierno

martes 02 de julio de 2019, 04:07h
El secretario general del PP en Melilla, Miguel Marín, reconoció que les preocupa que el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro (Cs), haya decidido eliminar la Consejería de Seguridad Ciudadana y gestionar sus competencias desde Presidencia, por lo complejo de esta área. Reitera que De Castro es “rehén” de Aberchán y se pregunta cómo casará “una política de centro derecha de Cs con la de extrema izquierda de un partido étnico religioso como CPM”.
En rueda de prensa, Miguel Marín calificó de “inédita” la presentación de la estructura del Gobierno de la Ciudad, y el hecho de que Eduardo de Castro la desvelara mostrando “un folio arrugado” en la inauguración del Mercado Medieval, sin detallar “el contenido, las competencias de cada una de las áreas, y sin hablar de si va a mantener las sociedades y los organismos públicos”.

Kafkiano
El que desvelara esta composición “sin detallar nada sobre las intenciones de esa estructura”, la convierten en “una presentación kafkiana e inédita”, con el añadido de que Eduardo de Castro “no ha explicado qué competencias va a tener cada consejería y viceconsejería, porque si se sabe el nombre y no la distribución de competencias, no sabemos nada”.

Aseguró que al PP “le preocupa mucho que un área tan importante como es Seguridad Ciudadana la hagan desaparecer” y que Eduardo de Castro se considere “un ser todopoderoso y vaya a poder abordar desde Presidencia una cuestión tan importante para la vida diaria del conjunto de los melillenses como es la seguridad ciudadana”.

Miguel Marín afirmó que si De Castro no ha presentado aún la composición del nuevo Gobierno es porque “es rehén de Mustafa Aberchan” y afirma que se ha cumplido lo que vaticinara hace dos semanas, que el presidente de la Ciudad “había vendido su alma al diablo, porque estamos viendo que quien manda, el que marca las pautas y directrices es Aberchán”.


De Castro, “rehén” de Coalición por Melilla
A Eduardo de Castro no le queda más remedio que “plegarse” a lo que marque el presidente de CPM y prueba de ello, según Marín, es que las pretensiones del presidente de reducir a “cuatro o cinco las consejerías y viceconsejerías no se han cumplido”, a tenor de la estructura que presentó De Castro.

Reitera que “quien manda en Eduardo de Castro es Aberchán, que será el que va a tener la mayoría en el Consejo de Gobierno, y por tanto, las políticas de la Ciudad Autónoma serán dirigidas, controladas y ejecutadas por CPM, y esta es una realidad que cada día que pasa se ve de manera más clara”, apostilló el secretario general del PP.

Reconoció que existe preocupación en el PP por el hecho de que tras quince días del nombramiento de De Castro, aún “no ha presentado gobierno y en este tiempo, lo único que ha hecho es cometer numerosísimas ilegalidades administrativas de las que tendrá que dar cumplida respuesta ante los tribunales”. Detalló Marín que a esta estructura de Gobierno habrá que sumar un gasto más, el sueldo del presidente de la Ciudad Autónoma, porque Imbroda sólo cobraba como senador. También se pregunta cómo casará en la futura acción de gobierno “una política de centro derecha de Ciudadanos con la de extrema izquierda de un partido étnico religioso como CPM”.

Afirma, sobre este particular, que Eduardo de Castro intenta mezclar “agua y aceite con tal de mantenerse en el sillón de Presidencia” y asevera que “esos son sus principios y no le importa nada más, porque a lo largo de estos días ha dado cumplidas muestras de ello”.