www.melillahoy.es

FÚTBOL PLAYA-COMPETICIÓN

Equipo cadete de fútbol playa  de la U.D. Melilla, que ha competido a nivel nacional en tierras extremeñas
Equipo cadete de fútbol playa de la U.D. Melilla, que ha competido a nivel nacional en tierras extremeñas

La U.D. Melilla logra la cuarta posición en el Campeonato de España de categoría Cadete

El entrenador, Diego Muñoz, subraya que el club melillense “cuenta con cantera, ilusión y ambición para seguir formando a unos jugadores que, quien sabe, el día de mañana puedan vestir la elástica del primer equipo”

miércoles 03 de julio de 2019, 04:00h
La cantera de la U.D. Melilla no descansa ni en vacaciones. Apenas unos días después de acabar la temporada, las diferentes categorías de la escuadra azulina se quitaron las botas para centrarse en una modalidad deportiva que cada vez está más en auge: el fútbol playa. Y después de haber quedado subcampeón en Melilla en categoría cadete, los chicos entrenados por Diego Muñoz se desplazaron a Plasencia (Cáceres) para disputar el Campeonato de España de Clubes de esta categoría.
Un torneo en el que los jóvenes azulinos demostraron su calidad sobre la arena extremeña, a pesar de que la superficie no era la que se esperaban en un primer momento. Y, aunque no se llegó a obtener el Campeonato, lograron quedar en cuarta posición, dejando el nombre de la ciudad, y del club, en muy buen lugar. La escuadra dirigida por Muñoz acudió a la cita nacional con Moha, Javi Orta, Manolo, Paco, Álvaro, Aimar, Miguel, Gallego y Juanca.
Una experiencia difícil de olvidar para estos prometedores futbolistas y su cuerpo técnico y que, además, les sirve para seguir trabajando de cara a futuros compromisos. Así es como lo ve Diego Muñoz, que resaltaba “el papel desempeñado por estos chicos durante cada uno de los partidos”.
El torneo fue tan duro como era de esperar. Primero estaban los duros rivales a los que se tuvo que enfrentar el cadete del Melilla, y también hubo que lidiar con las altas temperaturas propias de este periodo estival, llegando a jugar partidos por la noche con temperaturas superiores a los 40 grados. Un gran hándicap que no impidió que estos jóvenes se dejaran la ‘piel’ sobre la arena cacereña, ya que ganaron sus dos primeros partidos y empataron los dos siguientes.
El problema vino cuando les tocó jugar la semifinal, algo que hicieron tras haber disputado ese mismo día otros tres partidos. Esto, unido a que la expedición unionista se vio reducida de nueve a ocho integrantes, uno de ellos se tenía que ir de viaje, provocó que el cansancio hiciera mella.
El equipo no va a descansar tras este trofeo nacional, ya que ahora toca preparar la temporada que viene. Un grupo que apenas se verá alterado, ya que “la mayoría son cadetes de primer año”, y que peleará el año que viene para seguir engrosando la sala de trofeos del club azulino.
Su entrenador, Diego Muñoz, subraya que la Unión Deportiva Melilla “cuenta con cantera, ilusión y ambición para seguir formando a unos jugadores que, quien sabe, el día de mañana puedan vestir la elástica del primer equipo”.