www.melillahoy.es

Los agentes observaron una erosión en el cuello por efecto de la presión del cable y cortes sangrantes en un brazo

El 016 es un servicio telefónico de asesoramiento en materia de violencia de género
El 016 es un servicio telefónico de asesoramiento en materia de violencia de género

Detenido un hombre por agredir e intentar estrangular a su mujer con un cable delante de su hija

jueves 04 de julio de 2019, 04:04h
Un hombre de 36 años de nacionalidad marroquí fue detenido el pasado martes en Melilla por, presuntamente, haber golpeado e intentar estrangular a su mujer, con un cable eléctrico delante de la hija de ambos de dos años de edad. Los agentes de la Policía Local observaron tanto heridas en la mujer, una erosión en el cuello, al parecer por el efecto de la presión del cable y cortes sangrantes en un brazo, así como el estado el estado de la vivienda, con numerosos enseres tirados por el suelo y rotos. La mujer detalló a la Policía que su marido tras amenazarla de muerte, le había propinado una paliza, golpeándola por todo el cuerpo.
La Policía Local explicó en una nota de prensa que los hechos se produjeron el 2 de julio cuando sobre las once y diez de la mañana se recibió una llamada de una vecina de la calle Alféreces Díaz de Otero de Melilla solicitando la presencia de los agentes, alertados por los gritos de una mujer que pedía auxilio tras haber sido agredida por su marido.

Cuando los agentes se personaron en el domicilio, el hombre se había marchado y la víctima relató que su marido, tras amenazarla de muerte, le había propinado una paliza, que le había golpeado por todo el cuerpo, que le hizo un corte en el brazo con un cuchillo de cocina y que intentó estrangularla con un cable alargador.

La mujer, cuenta que aprovechó que su marido se marchó de casa, para pedir a gritos ayuda a través de la ventana de su domicilio.

Los agentes aseguran que observaron las heridas de la víctima, que incluía una erosión en el cuello por efecto del cable y cortes sangrantes en un brazo, y al mismo tiempo comprobaron que había numerosos enseres tirados por el suelo de la vivienda.

La víctima explicó que la agresión se produjo en el domicilio familiar, y en presencia de la hija en común de dos años de edad, y aseguró que no era la primera vez que le amenazaba de muerte y la golpeaba, pero que nunca antes lo había denunciado.

También, entregó a los agentes el cuchillo presuntamente usado para cortarle el brazo como prueba.

Gracias a la descripción de la mujer, los indicativos en servicio batieron la zona para poder localizar a su marido, un hombre de 36 años de nacionalidad marroquí domiciliado en Melilla, que está a la espera de pasar a disposición judicial.

La Policía Local quiso resaltar que fue primordial la buena labor de la operadora del 112, que atendió con “mucha calma y profesionalidad” a la vecina que, “en estado de tensión y nervios”, alertó de lo que ocurría y se pudo obtener “la mayor cantidad de datos posibles” para facilitárselos al 092.