www.melillahoy.es

KICk BOXING - COMPETICIÓN

El espectáculo del Real Fighters llega mañana a nuestra ciudad
Ampliar

El espectáculo del Real Fighters llega mañana a nuestra ciudad

La velada contará con deportistas de máximo nivel, como así se puede comprobar en el cartel, y muchos de ellos pertenecen a los diferentes gimnasios de la ciudad.

viernes 05 de julio de 2019, 04:00h
Mañana sábado, Melilla volverá a vibrar con el espectáculo del Real Fighters, que llegará a nuestra ciudad de la mano de Kamal Chabrani, promotor de la velada, quien está trabajando codo con codo con Javier Leiva y el Club Olympic Center para organizar una de las mejores galas a nivel mundial en el Kick Boxing K-1. Los precios de las entradas serán de 20 euros en grada superior y de 25 en grada supletoria.
Las entradas se pueden comprar a través del enlace: https://www.bacantix.com/realfighters. Los aficionados pueden descargárselas y en el gimnasio Olympic Center se encargarán de imprimirlas junto con el localizador.
La velada contará con deportistas de máximo nivel, como así se puede comprobar en el cartel y muchos de ellos pertenecen a los diferentes gimnasios de la ciudad.
De momento, está asegurada la participación Said Aamram, del Club Olympic Center, quien competirá en el peso de 63’5, y Ali Bonilla "Chicho", del Club Elite Gym. Ambos competidores de clubes locales se enfrentarán a rivales del extranjero.
También hay que destacar que estarán los respectivos entrenadores de la ciudad, dirigiendo desde las esquinas a sus mejores luchadores, como Kamal Chabrani, Lluis Lloret, Arthur Kyshenko y Frank Yarz.

Gran cartel
“Es casi imposible encontrar en un mismo evento nombres de tanto calado, tanto de entrenadores como de deportistas, lo que habla bastante bien del nivel de lucha que hay en nuestra ciudad, desde que en el 2015, la Olympic Fight I irrumpiese en Melilla, con Javi Leiva y su promotora Olympic Fight”, resaltan los organizadores.
Desde entonces, este deporte dio un cambio progresivo en Melilla, celebrándose diferentes eventos, y cuatro años después “tendremos lo que supondrá un antes y un después en el futuro de los deportes de contacto en Melilla”.