www.melillahoy.es
El PP recibirá de subvención 2.700 euros mensuales; CPM, 2.340; PSOE, 1.620; Vox, 1.260 y el Cs, 1.080
Ampliar
El PP recibirá de subvención 2.700 euros mensuales; CPM, 2.340; PSOE, 1.620; Vox, 1.260 y el Cs, 1.080 (Foto: Guerrero)

Las retribuciones y dietas de los diputados locales se mantendrán como en la anterior legislatura

El nuevo Gobierno no tocará las cuantías vigentes desde 2015: 1.500 euros para los diputados que optan por cobrar un sueldo (1.800 para los portavoces), y 115/215 euros por asistencia a comisión/pleno para los que prefieren dietas

lunes 08 de julio de 2019, 04:08h
El nuevo Gobierno de Melilla no tiene “ni la más mínima intención” de establecer variaciones en las retribuciones que perciben los diputados de la Asamblea, ya sea el sueldo que pueden percibir desde la legislatura anterior quienes se acogen a él por el ejercicio de su cargo representativo, o bien las tradicionales dietas por asistencia. Según explicó a MELILLA HOY la vicepresidenta primera de la Asamblea, Dunia Almansouri, esto es algo que depende de los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma (PGCAM), que ya están aprobados y en vigor los de este año, previo acuerdo de la Asamblea.
El aspecto retributivo de los diputados de la Asamblea está contemplado en el artículo 15.1 del Reglamento, que se lleva aplicando desde que hace cuatro años, al inicio de la legislatura anterior, se estableciera una retribución para los diputados por el ejercicio de su cargo representativo. De esta manera, se daba a los parlamentarios melillenses una alternativa retributiva en lugar de limitarla al tradicional sistema de cobro de dietas por asistencia, cuya cuantía también se incrementó en 2015 para actualizarla tras años estancadas.
Desde la legislatura anterior, la Asamblea paga una cuantía de 1.500 euros brutos para los parlamentarios y 1.800 para los portavoces de grupos, a la que después se hacen las correspondientes deducciones de IRPF y la Seguridad Social. Esta retribución es voluntaria y solo para aquellos que no quieran cobrar las dietas por asistencia, aunque no todos pueden acogerse a este derecho, ya que está limitado a aquellos que no son funcionarios ni miembros del Gobierno o no tengan cargos de responsabilidad de la Asamblea.
En cuanto a las dietas por asistencia, en 2015 quedaron fijadas en 115 euros para los diputados que asistan a una comisión, y 215 euros si se trata de un pleno. Las dietas sí las perciben todos los diputados, a excepción de aquellos que ya perciben una retribución de la Ciudad Autónoma por dedicación exclusiva como miembros del Gobierno o cargos de responsabilidad de la Asamblea.
Por lo tanto, en esta legislatura solo podrán cobrar dietas por asistencia 13 diputados, concretamente los cepemistas Mustafa Aberchán y Yonaida Sel-lam en la bancada de los grupos que sustentan el Gobierno, ya que no ostentan ninguna responsabilidad retribuida en la Ciudad Autónoma o la Asamblea, y todos los de la oposición, salvo el popular Daniel Conesa, cuyo cargo de vicepresidente segundo de la Asamblea ya está retribuido.
La última información disponible al respecto en la web de la Ciudad Autónoma corresponde a 2017. Aquel año, la Vicepresidencia Segunda de la Asamblea percibía el mismo salario que la Vicepresidencia Primera, un consejero o un viceconsejero: 59.714 euros al año, más 20.900 euros anuales en concepto de Seguridad Social. Aquellos que son funcionarios suman a esta cuantía sus correspondientes trienios.

Grupos políticos
Los cinco grupos políticos que tienen representación en la Asamblea reciben una subvención, que también fue incrementada en un 50% en la legislatura anterior, y que es empleada para sus gastos de funcionamiento, en virtud del artículo 25.2 del Reglamento de la Asamblea.
Esta subvención se divide en dos partes: una cuantía fija de 900 euros mensuales para todos los grupos, y una cuantía variable que va en función del número de diputados, que es de 180 euros por cabeza cada mes.
De esta manera, el Grupo Popular, que es el más numeroso en la Asamblea, recibirá en esta legislatura 2.700 euros mensuales, mientras que Coalición por Melilla (CPM) obtendrá 2.340; el PSOE, 1.620; Vox, 1.260 y el Grupo Mixto, representado por Ciudadanos (Cs), 1.080.

Auxiliares y asesores
No es esta la única subvención que reciben los grupos políticos, procedentes de las arcas de la Ciudad Autónoma, ya que también tienen derecho a recibir una serie de medios materiales y humanos para que puedan desempeñar su labor, recogido en el artículo 25.1 del Reglamento de la Asamblea, que también fue actualizado al inicio de la pasada legislatura, con un reparto más generoso de auxiliares y asesores respecto a los anteriores mandatos.
Según la norma, habrá 2 auxiliares si el grupo tiene de 1 a 3 diputados, 3 auxiliares si es de 4 a 6 diputados, 4 auxiliares si es de 7 a 11 diputados, y 5 auxiliares si es de más de 11.
En cuanto a los asesores, habrá uno para los grupos que tengan de 1 a 3 diputados, 2 asesores para los que vayan de 4 a 6 diputados, y tres para los que estén integrados por un mínimo de 7 escaños.
De acuerdo con el Reglamento de la Asamblea, el PP, por los diez escaños que obtuvo el 26M, tendrá cuatro auxiliares y tres asesores. La pérdida de representatividad en la Cámara también le afecta en este apartado, ya que tendrá que desarrollar su labor parlamentaria con un auxiliar menos que en la legislatura anterior.
CPM, pese a la subida de un diputado, mantiene inalterable la plantilla de su grupo respecto a la anterior legislatura, con cuatro auxiliares y tres asesores, los mismos que el PP.
En cambio, el PSOE sí sale ganando en este apartado y de manera notable, aunque su representatividad suba, como CPM, en un diputado. De este modo, en estos próximos cuatro años, los socialistas podrán contar con un auxiliar más que en los cuatro anteriores, pasando de dos auxiliares a tres, y de un asesor a dos. Son dos puestos más que el PSOE podrá sumar a su plantilla.
Vox, que se estrena en la Asamblea en esta legislatura, tendrá dos auxiliares y un asesor, los mismos que el Grupo Mixto, que tampoco varía sus medios humanos respecto al anterior mandato.
El año pasado, la Asamblea gastó 1.220.178 euros en las retribuciones de los recursos humanos que pone a disposición de los grupos políticos y 108.000 en las subvenciones fijas y variables para cubrir sus gastos de funcionamiento.
La contratación de cada uno de los auxiliares supuso a las arcas públicas 28.512 euros al año y 9.979 para la Seguridad Social, mientras que cada asesor cuesta 51.259 euros, más 17.940 euros para la Seguridad Social, según recoge la página web de la Ciudad Autónoma.