www.melillahoy.es

Con la mirada puesta en Ceuta

martes 09 de julio de 2019, 04:00h
Llama la atención cómo entre las muestras de solidaridad que se han expresado públicamente desde Melilla con Ceuta por este grave incendio no hay ninguna del gobierno melillense, ya sea institucional, individual por parte de alguno de sus no pocos integrantes o de cualquiera de los tres partidos que lo conforman. Extraño, cuando algunos de ellos viven de los gestos, sinceros o no
Nuestra ciudad hermana de Ceuta está viviendo unas horas de angustia, después de que un intenso incendio se declarara de madrugada poco después de las tres de la mañana, obligando al servicio de Extinción de Incendios y Salvamento a trabajar intensamente para intentar controlarlo, lo cual consiguió horas más tarde.
Por este incendio forestal hubo que declarar el nivel 2 de alerta del Plan de Incendios Forestales, solicitándose la intervención tanto de medios aéreos como de la Unidad Militar de Emergencia (UME) para colaborar en las tareas de extinción del incendio forestal que sigue muy activo desde el Arroyo de Calamocarro a Benzú.
Tal fue la gravedad de la situación, que ha sido necesario desalojar tanto el centro de menores ‘Punta Blanca’, como un buen número de chalets de Calamocarro. El presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas, estuvo en la zona desde que se declaró el fuego, coordinando los distintos servicios que están colaborando en las tareas de extinción junto a responsables de las áreas de Servicios Urbanos, Gobernación y Protección Civil y Emergencias.
El Puesto de Mando Avanzado se situó en el Mirador de Isabel II, desde donde se está coordinando el dispositivo, en el que además de intervenir la Ciudad Autónoma, también se encuentra integrada la Delegación del Gobierno y las Fuerzas de Seguridad, contándose con el apoyo de la Comandancia General.
Por su parte, los Bomberos desplegaron a todos sus efectivos disponibles, contándose incluso con los efectivos que se encontraban de libranza y de vacaciones para intentar controlar este incendio, una tarea en la que el fuerte viento de poniente dificultó estas labores. La UME se desplazó, además, hasta Ceuta desde Algeciras, y aportó medios aéreos para apoyar a los que del Ministerio de Agricultura.
La gravedad de este incendio que sufre Ceuta ha hecho que desde Melilla, pese a que nos separan cientos de kilómetros, estemos muy pendientes de cuanto ocurre en la ciudad hermana. No puede ser de otro modo, dado que las dos Ciudades Autónomas siempre han ido de la mano en los problemas importantes, los que tienen en común, y siempre se han apoyado la una en la otra porque ambas tienen muchas cosas en común en su andadura. Una sinergia sobre la que ahora hay dudas de que pueda continuar, después de dos décadas de buenos resultados que ha dado ese trabajo conjunto de Ceuta y Melilla, después de que se haya producido un cambio de gobierno en nuestra ciudad, al contrario de lo que ha sucedido en Ceuta, donde sigue al frente el popular Juan Vivas.
Y decimos esto porque llama la atención cómo entre las muestras de solidaridad que se han expresado públicamente desde Melilla con Ceuta por este grave incendio no hay ninguna del gobierno melillense, ya sea institucional, individual por parte de alguno de sus no pocos integrantes o de cualquiera de los tres partidos que lo conforman. Extraño, cuando algunos de ellos viven de los gestos, sinceros o no. ¿Significará esto que se ha acabado con la época de colaboración y trabajo conjunto entre las dos Ciudades Autónomas? Sería un gran error.