www.melillahoy.es
La Policía tuvo que disparar varias veces para restablecer el orden
La Policía tuvo que disparar varias veces para restablecer el orden

Dos detenidos por agredir a un subinspector en una intervención contra el narcotráfico en la Cañada

miércoles 10 de julio de 2019, 04:00h
La Policía Nacional ha detenido a dos individuos por un presunto delito de atentado a agente de la autoridad y desórdenes públicos, después de que hayan sido identificados entre los autores de la agresión a un subinspector de Policía en una intervención contra el tráfico de drogas en la Cañada de Hidum el pasado 2 de julio.
En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de estos hechos ocurrieron en la mañana del día 2, cuando agentes de la UDYCO detectaron una compraventa de sustancias estupefacientes en la Carretera de Hidum, en los alrededores del Parque de la Cañada y procedieron a la detención del vendedor por un delito contra la salud pública y otro de resistencia y desobediencia.

Se trataba de un residente del citado barrio, de 45 años de edad, con 19 detenciones anteriores que, ante su detención, fue auxiliado por dos individuos que se enfrentaron de forma activa y violenta a los agentes de la UDYCO, uno de ellos con una navaja semiautomática de 9,5 centímetros de hoja, que le fue intervenida.

Sin embargo, ante los gritos que proferían los dos individuos con la intención de atraer a más jóvenes y la presencia efectiva de “una multitud hostil” que se dedicó al lanzamiento de piedras contra los policías actuantes, lograron darse a la fuga tras ser “arrebatados, literalmente”, a los agentes.

En ese momento crucial acudió en auxilio de los agentes de la UDYCO una patrulla uniformada de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), que nada más llegar se vio rodeada y fue recibida a pedradas, por lo que los agentes tuvieron que hacer uso de las escopetas con bocacha disparando 3 o 4 salvas para restablecer el orden público.

El subinspector que estaba al mando de la patrulla de la UPR resultó lesionado al ser golpeado e impactarle en la cabeza una garrafa llena de agua que le arrojaron.

La Policía inició entonces una investigación, por la cual el pasado viernes logró detener a un menor de 17 años, residente en la Cañada de Hidum, que esgrimió y amenazó con golpear a este agente con una barra de hierro, por lo que pasó a disposición de la Fiscalía de Menores ese mismo día.

Ayer por la tarde, la Policía detuvo a otro individuo, un varón de 20 años de edad, también residente en la Cañada de Hidum, al que le constan dos detenciones anteriores.

La Policía continúa las investigaciones para la identificación, localización y detención de todas las personas implicadas.