www.melillahoy.es
El vicepresidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Manuel Ángel Quevedo
Ampliar
El vicepresidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Manuel Ángel Quevedo (Foto: Guerrero)

Quevedo pide al próximo presidente del Puerto que apoye el proyecto de ampliación

Subrayó que “los proyectos más importantes y decisivos para el futuro económico” de Melilla pasan por el puerto

viernes 12 de julio de 2019, 04:00h
El vicepresidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Manuel Ángel Quevedo, que desde hace dos meses y medio es presidente en funciones por el cese del último presidente, Miguel Marín, pidió ayer que el próximo presidente de la entidad y el Gobierno central, en manos del PSOE, apoyen el proyecto de ampliación del puerto por ser una actuación “trascendental” para el futuro de Melilla. Este es uno de los proyectos que la Autoridad Portuaria de Melilla tiene pendientes de llevar a cabo, al que le falta resolver la declaración de impacto ambiental del antes de iniciar su ejecución.
Quevedo indicó que el próximo responsable de la Autoridad Portuaria será nombrado en cuestión de pocos días por el Consejo de Gobierno de Melilla. En este sentido, aludió a las “disensiones” que hay entre los miembros del Gobierno para el nombramiento del próximo presidente de la Autoridad Portuaria, algo sobre lo que mostró su desacuerdo porque “debe haber una persona de consenso de todos los partidos y un programa sabiendo qué van a hacer esas personas”.
Sin embargo, en el caso de la Presidencia de la Autoridad Portuaria, Quevedo apuntó que “es algo que se quedó Coalición por Melilla (CPM) a cambio de una consejería”.
En cualquier caso, puso énfasis en señalar que “los proyectos más importantes y decisivos para el futuro económico” de Melilla pasan por el puerto, y el proyecto de ampliación “es absolutamente trascendental” por lo que supone de inversión económica, creación de empleo y el ganar 25 hectáreas de suelo con un valor geoestratégico y logístico “tremendo”.

Cruceros
Otro proyecto importante, en palabras de Quevedo, es la construcción de un nuevo muelle de atraque para cruceros de gran eslora, para el que hay una partida de 200.000 euros y del que no ha aportado muchos detalles debido a que “hay que llevar con cierta discreción” porque las empresas del sector, muy interesadas en este proyecto, así lo exigen.
No obstante, sí apuntó que gracias a esta actuación, Melilla tendrá “un atractivo tremendo” para el sector turístico de cruceros y logrará “una inyección económica de prestigio internacional”, además de lo que supondrá para la proyección internacional de la ciudad.
Por ello, Quevedo consideró que es muy importante que quien se vaya a poner al frente de la Autoridad Portuaria esté concienciado de esto y siga dando los pasos necesarios para que estos proyectos se conviertan en una realidad.

Cuentas
Quevedo indicó que durante los últimos dos meses y medio se han celebrado dos importantes reuniones del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria en las que se han aprobado varias cuestiones. Una de ellas, las cuentas de la entidad de 2018, que salieron por unanimidad y que han terminado con un resultado negativo de 860.000 euros por haber aplicado una amortización de más de seis millones de euros. En realidad, arrojaron un saldo positivo de 3.834.000 euros por la diferencia entre los 12.288.000 euros de ingresos y los 8.454.000 euros de gastos.
También han salido a licitación las obras de mejora del aparcamiento de la nueva estación marítima por 165.435 euros, una mejora de las puertas del Cargadero del Mineral por 81.401 euros, y una obra de 4.200 euros para el sellado del pasamuros del espaldón para evitar intrusiones de inmigrantes por esa zona.