www.melillahoy.es
Amaruch Hassan en uno de sus negocios 'Casa Sadia'
Amaruch Hassan en uno de sus negocios 'Casa Sadia'

Amaruch Hassan: “La AEHM podrá contar conmigo, pero no para volver de nuevo a la directiva”

"Ahora quiero disfrutar de mi familia y negocios, sin problemas de por medio", afirma el actual presidente de la entidad

viernes 12 de julio de 2019, 04:00h
La Asociación de Empresarios Hosteleros de Melilla (AEHM) celebrará mañana, 13 de julio, unas elecciones para elegir al nuevo presidente, puesto que Amaruch Hassan, hostelero melillense con dos negocios bastantes conocidos en la Ciudad, ha decidido no volver a presentarse y dejar de lado la dirección de la entidad. Hassan, después de 6 años al frente de la asociación, incide en que “ahora me toca disfrutar de mi familia y de mis negocios, sin asuntos que me entorpezcan”. Asimismo, confiesa en que “la AEHM podrá contar con mi apoyo siempre, pero no para volver a formar parte de la directiva”. Por otro lado, Hassan valora la situación del sector y aconseja a su próximo sucesor.

- ¿Cuál es el balance de todos tus años como presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Melilla?
- El balance que saco de mis seis años como presiente es muy bueno. Durante este tiempo hemos conseguido grandes avances para la asociación, como son las terrazas, el agua o el tema del butano.
En cuanto al agua, pues se ha conseguido que los hosteleros tengan, alrededor de un 30% menos en las facturas, aunque a veces, las “multas” son el triple, hecho que hay que seguir tratando. En cuestiones de terraza, hemos logrado poner, pero nos ha costado mucho; se puede decir que ha sido el mayor quebradero de cabeza que ha tenido la asociación y que, aún por hoy, no está del todo solucionado.
Por último, otro avance que se ha conseguido en estos años trata sobre las bombonas de butano, que, bueno, podemos acceder a ellas a un precio más asequible.
Hay todavía mucho que mejorar, pero eso lo dejo en manos del próximo que entre. Estoy orgulloso de cómo he llevado la asociación y agradezco, en parte, a todos los melillenses que me han apoyado.
- ¿Por qué ha decidido no volver a presentarse como presidente de la entidad?
- Llevo dentro de la directiva como cerca de 14 años, de los que 6 han sido como presidente. Es un puesto que agota muchas veces, porque surgen problemas que hay que solucionar; hay bastantes reuniones y si no las hay que buscarlas para conseguir cosas; etc.
Al final, dejas de lado tu familia, los negocios y en cuestiones de vacaciones, casi mejor no hablar, porque tener eso en la hostelería es muy difícil. Así pues, he decidido retirarme, dejar que entre gente nueva y que aporte nuevas ideas y mejoras al sector y a la asociación.
- ¿Cuáles han sido las opiniones de sus compañeros al conocer que se marcha de la dirección?
- Muchos de ellos me han llamado, y me han pedido que me quede y no me vaya, pero esto cansa bastante y la decisión ya la tenía más que pensada. Es más, algunas de las autoridades también se han puesto en contacto conmigo para saber porqué me iba y si había alguna posibilidad quedarme.
Es una decisión que ya he tomado firmemente, ahora quiero dedicarle tiempo a mi familia y a mis dos negocios.
- ¿Habría alguna posibilidad , en un futuro, de volver presentarse para llevar la dirección de esta entidad?
- No. Yo seguiré como compañero en la asociación, pero no en la directiva.
La entidad puede contar con mi apoyo y mi ayuda si surgiese algún problema, porque ya son muchos años de trayectoria y experiencia, pero no para volver de nuevo como presidente. Doy paso a nuevas generaciones.
- ¿Qué consejos les daría usted a su sucesor en el puesto?
- Hay dos candidatos que se han presentado y a quién sea el elegido, le diría que dialogue, con los empresarios, con las autoridades, con quién sea; que no lleve por mal camino a la asociación y que tenga en cuenta todas las propuestas de mejora que salgan, porque seguro que no son pocas.
- Después de seis años al frente de la asociación de hosteleros, ¿Cuáles son sus nuevos planes de futuro?
- Disfrutar, como he dicho de mi familia y seguir hacia delante con mis negocios; sin problemas o cuestiones ajenas que atender; ya que esto quitaba mucho tiempo.

“Se están cargando a uno de los sectores más fuertes”

- ¿Cuáles son los mayores problemas que presenta el sector de la hostelería actualmente?
-Básicamente, dos: Turismo y frontera. Podríamos decir que casi que estarían ligados, pero sin turismo no hay hostelería y somos uno de los motores más importantes para la economía de la Ciudad. Con nosotros, casi todo el mundo trabaja, porque nuestros negocios abren muchas vías. Lo que pasa en Melilla es que no se sabe explotar turísticamente,no vienen porque los precios de los billetes son caros y eso es algo que nos afecta bastante. El Gobierno lo tiene que solucionar, porque se están cargando a uno de los sectores más fuertes.
Por otro lado, el tema de la frontera. Si hay largas colas y después no dejan pasar a los habitantes de Marruecos, estos no vienen más, prefieren sacarse un visado e irse a Málaga, que solo hay que ver como está de llena de gente de Marruecos. Hay que darle soluciones a estos dos problemas que conllevan muchos mas, pero que resumen la situación. Después, nuestro sector es uno de los más sacrificados y eso, en bastantes ocasiones, no se valora por la clientela, los hay que sí, pero en menor medida. Hay mucho desprecio.