www.melillahoy.es

Cine en Melilla

Annabelle vuelve a casa

Annabelle vuelve a casa

Ana de la Rosa

domingo 14 de julio de 2019, 04:00h
Director: Gary Dauberman. Intérpretes: Mckenna Grace, Madison Iseman, Katie SarifeSi vieron las anteriores entregas, recordarán que la muñeca Annabelle fue rescatada de un grupo de jóvenes enfermeras aterrorizadas por los demonólogos Ed y Lorraine Warren y encerrada bajo llave para evitar que cause más estragos. Annabelle lleva un año en su nuevo hogar, rodeada de los innumerables artefactos encantados de los Warren. Aunque durante este tiempo ha habido una relativa tranquilidad, todas las reliquias siguen siendo la herramienta de la que se sirven las fuerzas malévolas que conocen la presencia de Annabelle.

La acción se sitúa a principio de los años 70. Ed (Patrick Wilson) y Lorraine (Vera Farmiga) se sienten presionados porque la gente se pregunta cómo se ganan la vida. Esa presión está afectando a Judy (Mckenna Grace), su hija de 10 años, aunque los padres lo ignoran. Los Warren piensan que Annabelle está a salvo. La han colocado en una vitrina sagrada, bendecida por un sacerdote y cerrada con llave. Pero Judy y sus amigas vivirán una noche de horror nada santa después de que una visita a la habitación despierte a Annabelle y a todos los espíritus malignos que residen allí.

Completan el reparto: Madison Iseman como Mary Ellen, la niñera de Judy; Katie Sarife es Daniela, la amiga problemática; Michael Cimino interpreta a Bob, también conocido como "Bob tiene pelotas", el chico de la tienda de comestibles del que se enamora Mary Ellen; Steve Coulter retoma el papel del Padre Gordon, que está dispuesto a bendecir a Annabelle cuando llega a casa con Ed y Lorraine; entre los niños del colegio de Judy, Luca Luhan encarna a Anthony Ríos, este nombre es un homenaje al verdadero marido de Judy Warren Spera, el investigador paranormal Tony Spera.

Annabelle vuelve a casa es la tercera entrega de la saga Annabelle, protagonizadas por la infame y siniestra muñeca de "Expediente Warren: El conjuro” (2013). El director Gary Dauberman es uno de los guionistas más solicitados en Hollywood. Se incorporó al equipo del universo "Expediente Warren" cuando escribió el guión de "Annabelle", basado en la muñeca que aparecía brevemente en "Expediente Warren", de James Wan. “Annabelle" tuvo un gran éxito de taquilla en todo el mundo de 2014. También escribió la precuela, "Annabelle: Creation" (2017), que superó el éxito de taquilla de la anterior.

Wan dirigió "Expediente Warren: El caso Enfield" (2016), anteriormente había dirigido "Expediente Warren: The Conjuring” (2013). Hasta la fecha, el universo de "Expediente Warren" ha recaudado más de mil quinientos millones de dólares en todo el mundo. Tanto Wan como Dauberman querían que la historia de Annabelle vuelve a casa se desarrollase en la casa de los Warren, dando continuidad al ambiente de los 70 pero estudiando con mucho más detenimiento la vivienda. Judy Warren, al igual que todas las películas de "Annabelle", es sobre todo ficticia y sólo aborda brevemente el evento que se recoge en los verdaderos casos Warren. Fue a Dauberman a quien le pareció interesante experimentar el mundo paranormal que habitan sus padres desde el punto de vista de la niña.

Wan y Dauberman estuvieron de acuerdo en utilizar la sala de artefactos como base de operaciones de la película. La idea que ambos tenían en la cabeza era que es imposible poner límites a Annabelle que, en realidad, es un reclamo para otros espíritus malignos. Uno de los escenarios principales de Annabelle vuelve a casa es la sala de artefactos, llena de objetos y espíritus malignos que los poseen.

Aunque la muñeca Annabelle es la última que ha llegado, se encuentra en su cuarta iteración y en su forma más poderosa, sus experiencias se hacen evidentes en los numerosos cortes y rasguños que tiene. Al igual que en "Annabelle: Creation", Studio ADI creó la muñeca, de la que hizo tres ejemplares: dos nuevas muñecas de héroe y una de especialista. Todas incorporan mejoras en el diseño, como doblar los codos y las muñecas y poder estar de pie. Como cualquier gran estrella, Annabelle ha tenido su doble, una de las muñecas de películas anteriores.

Entre los elementos adicionales que desempeñan papeles clave en esta historia hay un piano, una novia, el cadáver de un barquero con monedas y una bolsa, una pulsera victoriana de luto, una veleta, un televisor Philco Predicta, un juego de Feeley Meeley, una máquina de escribir Remington, un reloj de cuco, un mueble con radio, una serpiente de cascabel, un telégrafo y la brújula de un marinero. Es tradición en las películas del universo "Conjuring" invitar a un sacerdote a bendecir el rodaje. Sin embargo, en cada una de ellas se produjeron extraños sucesos, como lo atestiguaron tanto el reparto como los miembros del equipo en numerosas ocasiones.

Por ejemplo, durante la preproducción, el banco de piano que hay en la sala de los artefactos se movió durante la noche en varias ocasiones, aunque ningún miembro del equipo estaba trabajando y el escenario estaba cerrado. Durante una visita al plató, el reloj de un periodista se volvió loco, cambiando la hora, acelerando y saltándose las horas; su propietario creyó que la batería se había acabado, pero cuando se lo puso al día siguiente el reloj funcionaba perfectamente.

Mckenna Grace experimentó varios incidentes extraños, como una bajada de tensión eléctrica en su remolque; una figura tenebrosa dormida en una de las habitaciones vacías de la localización; una hemorragia nasal inexplicable en el set que solo se cortó cuando se fue del plató. Uno de los últimos días de rodaje, le regalaron un rosario con los colores del arco iris que llevaba colgado al cuello y, de repente, el crucifijo cayó al suelo. Durante el rodaje, Grace se hacía fotos con el reparto y el equipo con una cámara instantánea, pero cada vez que hacía una foto con Annabelle, salía negra; en una foto con Patrick Wilson, apareció una marca negra sobre la cruz que llevaba puesta y dejaba borroso el símbolo sagrado.

Annabelle vuelve a casa se ha rodado en Los Ángeles y sus alrededores. Además de colaborar con Jennifer Spence, Dauberman ha trabajado con veteranos del Universo "Conjuring", como el director de fotografía Michael Burgess y la diseñadora de vestuario Leah Butler para recrear el aspecto de la década de 1970 y, en particular, para ampliar la casa de los Warren mucho más que en las películas anteriores.

La mayor parte del rodaje tuvo lugar en el Warner Bros. Studios Lot. El plató 18 se utilizó para algunas sesiones con pantalla verde donde aparecían coches. Los interiores de la casa se hicieron en el plató 26, el mismo donde Spence construyó la granja de "Annabelle: Creation”.

Algunas tomas exteriores se realizaron en Hennessey Street y French Street. La Escuela de Primaria de Dorris Place, en Frogtown, hizo las veces del Colegio Católico St. Thomas al que asiste Judy; Woodland Hills, donde Jim's Fallbrook Market sustituyó a Palmeri Market, el lugar donde trabaja Bob; Griffith Park, donde el Túnel de Vermont sirvió de escenario para el accidente de tráfico de Ed y Lorraine, y partes de Newhall, que abarcaban los exteriores de Warren House y el cementerio de Maryville donde Ed y Lorraine hacen una parada imprevista antes de llegar a casa.