www.melillahoy.es

La perspectiva de Nezar

Una buena medida frente al fracaso de los partidos emergentes

Una buena medida frente al fracaso de los partidos emergentes

Por Nezar S. Fernández

domingo 14 de julio de 2019, 04:00h
Hace pocos días que salió la noticia en los medios de comunicación de una proposición de Ley Electoral en la cual el líder del Partido Popular, Pablo Casado, propuso al líder del PSOE, Pedro Sánchez, la aprobación de una nueva metodología para el funcionamiento orgánico de nuestro parlamento a la hora de formar gobierno tras unos comicios electorales. Este sistema ya se lleva a cabo en Grecia y potencia en gran medida el bipartidismo. Se trata de bonificar al partido ganador con cincuenta escaños extra para que pueda formar gobierno con mayor facilidad. Y es que yo lo veo igual que el señor Casado, al margen de su ideología política.

La actitud de los partidos emergentes ha sido tan aberrante y rastrera, desde mi perspectiva, que en vez de nutrir y rejuvenecer la política española en favor de la ciudadanía, la ha inutilizado y colapsado. Son incapaces de pactar en aras de su programa político, sino que solo piensan en pactar para superar en votos a los partidos establecidos desde la formación de la Constitución del 78. Desde que aparecieron estos engendros, no se pueden aprobar unos presupuestos y no se puede investir a un presidente y como muestra un botón:
Cuando Sánchez se presentó a la investidura con un programa beneficioso para los ciudadanos más desprotegidos, los señores de PODEMOS lo impidieron simplemente porque querían ganarle en unas nuevas elecciones. Incluso antes de que éste se presentase, en vez de exigirle en sus negociaciones programáticas medidas sociales, le pidieron ministerios para ocupar el poder orgánico del país... "Repugnante".

Ahora Ciudadanos, no se abstendrá en la investidura de Sánchez para que el PSOE pueda hacerle frente a los partidos nacionalistas, sino que deja al PSOE, en manos de éstos, simplemente porque quiere que haya unas nuevas elecciones y ganarle al Partido Popular, convirtiéndose así, en el líder de la oposición, piensan que en un futuro, cuando el PSOE pierda en otros comicios, será irremediablemente Ciudadanos quien las gane y alcance el poder de la Nación..."Rastrerismo absoluto".

Estos dos "mendas" surgieron en la política española, no por querer modernizarla, ni para reestructurar una metodología orgánica, posiblemente atrasada, sino que aprovecharon las necesidades del pueblo, envuelto en una crisis de más de seis millones de desempleados para situarse y hacer del país lo que a ellos les convenga, así que su técnica es colapsarlo hasta que sus deseos se cumplan. Pues bien, visto lo visto, que llevamos dos años sin un gobierno electo y sin poder aprobar unos presupuestos normales, como gente normal. Visto que esta gente se muere por crear titulares carnavalescos para hacerse publicidad... Que se queden en el parlamento como dos islas diciendo tonterías para el entretenimiento del personal...La Derecha en estas cosas me gusta, son un poco bruscos, pero a veces con las malas historias hay que "cortar por lo sano"...Yo creo que se necesitan de estas medidas para seguir hacia delante.

Dicha propuesta le beneficia tanto al PP como al PSOE, porque la gente de derechas concentrará sus votos en el PP para superar al PSOE y llevarse así la bonificación y viceversa. Desde mi perspectiva, la solución ofrecida por Pablo Casado es la única viable, porque es factible y porque ya se hace. Si Pedro Sánchez no hace una sesión parlamentaria para su aprobación es porque no es muy despabilado. Así de claro. Ya que para gobernar solo hace falta pactar con partidos regionalistas de fácil negociación, como el Partido Cántabro, Astur, Unión del Pueblo Navarro, Coalición Canaria, Compromís, etc, etc. De hecho, si se celebrasen unas elecciones y los resultados fueran los mismos, con 123 escaños socialistas más cincuenta, serían 173 escaños, más dos de Coalición Canaria y uno de Partido de Cantabria, ya serían 176. Además, es bueno que el partido ganador deba negociar con todos los pequeños partidos fieles a la unidad nacional para no olvidar y atender puntualmente a las zonas de este país que de verdad se lo merecen.