www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

El nuevo entrenador de la U.D. Melilla habla de su forma de trabajar, del estilo de juego y de la afición
El nuevo entrenador de la U.D. Melilla habla de su forma de trabajar, del estilo de juego y de la afición (Foto: U.D. Melilla)

Víctor Cea: “El fútbol no lo siento como una profesión, sino como mi forma de vivir”

“Al final te lleva a pensar en esto las veinticuatro horas del día porque no te cuesta hacerlo, no es algo que te tengas que obligar”, resalta el nuevo entrenador de la U.D. Melilla

lunes 15 de julio de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla 2019-2020 arranca este lunes la pretemporada. Echa andar un proyecto ilusionante, con una altísima dosis de exigencia y que estrena director de orquesta. Víctor Cea es el nuevo entrenador. Será él quien marque la dirección a seguir y es de recibo conocerlo más a fondo. Cómo entiende el fútbol, qué método de trabajo utiliza, qué espera de los jugadores o de la afición… Todas estas preguntas tienen respuesta en la siguiente entrevista que publica la página web del club melillense.
-¿Quién es Víctor Cea?
El entrenador que viene llega con mucha ilusión, de vivir la temporada, le va a dedicar muchas horas al equipo para optimizarlo y darle calidad a nuestro trabajo para que la gente se sienta orgullosa de lo que hacemos.
-¿Qué es el fútbol para usted?
Al final es un modo de vida. No lo siento como una profesión, lo siento como algo más, como mi forma de vivir y al final te lleva a pensar en esto las veinticuatro horas del día porque no te cuesta hacerlo, no es algo que te tengas que obligar. Es algo que te sale y eso te lleva a pensar y a trabajar un volumen de horas grande. Pero no solo hay que buscar ese volumen de horas, si no darle calidad a ese trabajo para que revierta en los domingos.
-¿Cómo es su estilo?
Vamos un poco de la mano con lo que ya venía haciendo el club. Nosotros buscamos un equipo que elabore el juego, que sea capaz de crear. Dentro de esa creación, con protagonismo, pero al final teniendo otras facetas, otros puntos importantes, que queremos para que sea un equipo que esté comprometido, que presione, que busque al rival muy arriba, que no le permita sentirse cómodo en ningún momento. Hay que ser protagonista. Que cuando acabe el partido haya ocurrido lo que provocamos nosotros, más que vivir de un error del rival o vivir de una circunstancia puntual.
-¿Cómo es su forma de trabajar?
Queremos sentir al futbolista, conocer mucho al jugador, profundizar en la persona para luego optimizarle y conseguir que evolucione, como individuo, como persona, obviamente también como futbolista, y que eso vaya generando una sinergia positiva, constructiva, dentro de todo el equipo. Y que eso te lleve a optimizar el rendimiento de la plantilla y a construir un equipo que vayan todos en la misma línea, que todos entiendan el juego de una manera similar o complementaria.
-¿Cómo será su plantilla?
De gente con hambre. La idiosincrasia del club y de la ciudad demanda gente que venga con una ilusión grande, que sienta el club, y para eso es importante contar con jugadores que llevan tiempo aquí, que puedan rápidamente impregnar al resto de futbolistas. Y a partir de ahí, talento, que tengamos jugadores talentosos, jugadores con capacidad de crecimiento, que no veamos su techo, su tope, exclusivamente aquí, si no que podamos crecer de la mano de ellos.
-¿Qué opinión le merece los rivales?
Es un contexto más que hay que tener en cuenta, pero que no te debe de condicionar en exceso. Creo que debemos tener nuestras señas de identidad bien arraigadas, interiorizadas, que en este inicio de temporada todos los jugadores sientan qué es lo que queremos ser y eso es inamovible. A partir de ahí hay matices, hay detalles, que te permiten potenciarte más para los partidos en función del contexto donde juegas, del rival… Y obviamente debemos aprovechar esas ventajas. Profundizamos mucho, queremos recabar mucha información del rival, para luego darle al jugador la que él necesita. No todos necesitan la misma información.
-¿Qué le parece los diferentes terrenos de juego?
No deja de ser un hándicap. Es algo que estamos planificando. Ya tenemos en cuenta que vamos a tener en cuenta un volumen importante de campos de césped sintético y luego ir a Galicia, Asturias, en pleno invierno, pues vas a encontrar campos que en ocasiones no estarán de la mejor manera o como nos gustaría. Habrá que adaptarse a esos contextos. No perdamos nuestra seña de identidad, pero tenemos que optimizar el rendimiento del equipo para que obtenga buenos resultados. Tendremos que ser capaces de tener esa adaptabilidad.
-¿Qué opina de la afición?
“Es un pilar básico para nosotros. El futbolista rinde de mejor manera cuando se siente empujado por los suyos. Queremos que se genere ese vínculo entre jugadores, cuerpo técnico y afición porque al final, si todos empujamos, empujamos mucho más fuerte.