www.melillahoy.es
Los diputados cepemistas, momentos antes de iniciar la rueda de prensa de ayer
Ampliar
Los diputados cepemistas, momentos antes de iniciar la rueda de prensa de ayer

CPM condiciona su continuidad en el Gobierno con el PSOE si el Ministerio impide el paso de borregos

“Si el Ministerio dice que esto no tiene arreglo bajo ningún concepto, no compatibilizaríamos la acción de Gobierno con el partido que sustenta el Ejecutivo central y dedicaríamos nuestros esfuerzos a defender este asunto en la Justicia”

miércoles 17 de julio de 2019, 04:10h
Coalición por Melilla (CPM), el partido que tiene un mayor peso en el Gobierno de la Ciudad Autónoma que comparte con el PSOE y Ciudadanos (Cs), ha condicionado su permanencia en él si el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) impide que pasen borregos procedentes de Marruecos para la celebración del Aid El Kebir. El presidente de CPM, Mustafa Aberchán, puntualizó ayer que su partido cuestionaría seguir en el Ejecutivo melillense junto con el PSOE, habida cuenta que es el partido que gobierna a nivel nacional y es quien “impide esa festividad” de la Pascua Grande musulmana en Melilla con corderos procedentes del país vecino por los focos de fiebre aftosa declarados allí.
“Si el Ministerio dice que esto no tiene arreglo bajo ningún concepto, como nosotros pensamos que sí lo tiene, no compatibilizaríamos la acción de Gobierno con el partido que sustenta el Ejecutivo central y dedicaríamos todos nuestros esfuerzos a la responsabilidad de la defensa de este asunto en la Justicia”, aseveró Aberchán.
En este punto, el líder cepemista recordó que su partido interpuso el año pasado una querella por prevaricación administrativa contra la exconsejera de Presidencia y Salud Pública, Paz Velázquez, debido a que la postura de la Ciudad Autónoma fue de “resistencia, rebeldía y desobediencia” a la Orden del Mapama sobre el paso de corderos. “Por eso la exconsejera de Presidencia está sentada en el banquillo, porque ese comportamiento no se debe tener. Y si se tiene, el único camino posible es ampliar la querella”, dejó claro.
Aberchán insistió en que las leyes españolas, entre ellas la Ley de Sanidad Animal 8/2003, así como las órdenes emitidas por el Mapama, establecen medidas preventivas de la fiebre aftosa encaminadas al control sanitario para la entrada de animales vivos a Melilla y Ceuta, pero “en ningún momento habla de la prohibición” de que accedan a ambas ciudades.

Tercer país
Además, recordó que Melilla es considerada por la comunidad europea como un país tercero a efectos aduaneros, lo que es “una cuestión importantísima para saber que toda la problemática tiene que sustentarse con este denominador, que es el que puede permitir una solución lógica, razonable y recuperando las tradiciones que se venían realizando durante muchos años atrás”.
Para dar más peso a su teoría, Aberchán se preguntó si es que antes de 2016, el primer año que se empezó a establecer restricciones al paso de borregos de Marruecos, no se cumplía la ley y ahora sí.
Este sería, por lo tanto, el cuarto año en que “probablemente haya un nuevo quebranto en la festividad del Aid El Kebir, que afecta a toda la ciudadanía melillense”, de ahí que justificara la reivindicación de CPM defendiendo esta cuestión en los juzgados, los tres años anteriores desde la oposición y ahora en el Gobierno de Melilla.
En este sentido, dejó claro que CPM, en defensa de los postulados de la festividad del Aid El Kebir, hará “lo mismo que desde la oposición”, es decir, “condicionar la responsabilidad de Gobierno para que la festividad se realice acorde a lo que dicen la ley y el Estado de Derecho y se recuperen esas tradiciones”.
Por ello, señaló que, si el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro (Cs), considera que miembros de CPM deben acudir a la reunión que ha solicitado con el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, irán porque se trata de “una cuestión de ciudad”.
“El quebranto solo se puede entender como una agresión a la convivencia, la diversidad y el respeto multiconfesional que se tiene en Melilla, con la responsabilidad, el respeto y el rigor en el análisis de lo que sustentan el Derecho y las leyes de nuestro país”, agregó Aberchán.

Tiempo “prudencial”
No obstante, aclaró que el posicionamiento de CPM será en función de si la negativa del Mapama al acceso de borregos es “en términos absolutos”, por lo que esta formación le dará “un tiempo prudencial para garantizar eso”, que podría ser el que requiera un cambio de la ley “si el Gobierno dice claramente que la única solución desde su óptica” es modificar la normativa.
“Pero no vamos a entender que nos digan en términos absolutos que esto no tiene arreglo, porque en tal caso, nos cuestionaremos muy mucho la responsabilidad en el espacio de Gobierno”, insistió Aberchán, que subrayó la gravedad que supone que el Estado “vulnere un derecho fundamental” relativa a una festividad confesional, lo que también está regulado por leyes y garantizado por la ONU, la UE y la Constitución.
El incumplimiento de dichos derechos es “hablar de cuestiones mayores”, en palabras del presidente cepemista, convencido de que la convergencia en las fechas de festividades como el Aid El Kebir, la celebración de la patrona de Melilla y el Januká “debe conllevar la respuesta del Gobierno de hacer lo imposible para no sacrificar estas cuestiones que garantizan la convivencia de la familia melillense”.
“Es lo que queremos explicar en el Ministerio para que, a partir de ahí, cada uno sepamos en qué espacio debemos jugar, si en el espacio político, el de la Justicia o el reivindicativo”, apostilló Aberchán, que desconoce cuándo podría ser la reunión con el ministro, aunque cree que será en “cuestión de días”.
Por último, respecto a la propuesta del presidente melillense de crear una cabaña propia en Melilla en próximos años como solución a este problema, Aberchán considera que “esa sería la cuestión idea si la Ley lo permitiera”, dado que la Ley 8/2003 impide que haya una ganadería de crianza en Melilla.