www.melillahoy.es
El inmigrante estaba en el lugar que debía ocupar el depósito de combustible
El inmigrante estaba en el lugar que debía ocupar el depósito de combustible

La Guardia Civil rescata a un inmigrante en un doble fondo bajo los asientos traseros

El conductor del turismo hirió levemente a dos agentes en su intento de darse a la fuga, aunque fue detenido

jueves 18 de julio de 2019, 04:00h
La Guardia Civil ha rescatado a un inmigrante de origen subsahariano que fue localizado en el interior de un doble fondo practicado bajo los asientos traseros de un vehículo, en el lugar que debía ocupar el depósito de combustible, cuando trataba de acceder a Melilla procedente de Marruecos. La colaboración entre la Policía Nacional y la Guardia Civil ha permitido la detención del conductor del turismo, que hirió levemente a dos agentes en su intento de darse a la fuga hacia el país vecino.
En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que los hechos ocurrieron el martes por la tarde, sobre las 19.30 horas, en el control fronterizo de Farhana, el segundo puesto en importancia de los cuatro que conectan la ciudad con su entorno marroquí.
El instituto armado procedió a fiscalizar un vehículo Mercedes con matrícula marroquí, que estaba ocupado por su conductor y pretendía acceder a Melilla, utilizando en el registro selectivo la máquina detectora de latidos del corazón, que permite detectar la presencia de alguna persona oculta.
En ese momento, el conductor, que se encontraba de pie junto al vehículo, al ver que se podía haber descubierto, emprendió la huida a la carrera, logrando ser interceptado por agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, que se encontraban en el lugar y que actuaron “con celeridad y eficacia” al apercibirse de los hechos.
La Guardia Civil ha destacado lo “esencial” que resulta la colaboración entre ambos cuerpos policiales en los controles fronterizos para el buen desarrollo de los cometidos que llevan a cabo en estos lugares, y en esta ocasión ha puesto en valor la rapidez en la actuación de los agentes, logrando la detención del presunto autor del delito.
Durante la intervención policial, el conductor del vehículo ofreció una fuerte resistencia, tratando de zafarse sin conseguirlo, ya que al final fue reducido “con la fuerza mínima indispensable”, si bien los dos agentes de Policía sufrieron lesiones que requirieron asistencia médica, en principio leves, salvo complicaciones.
Una vez detenido el conductor, la Guardia Civil procedió a la localización del doble fondo, realizado bajo los asientos traseros, donde habían retirado el depósito de combustible, que había sido sustituido por otro que se alimentaba con una goma hasta una garrafa de plástico.
En el hueco había un inmigrante de origen subsahariano, que iba indocumentado, aunque dice proceder de Guinea Conakry y tener unos 19 años.
Esta persona fue auxiliada a salir y requirió primeros auxilios, ya que presentaba síntomas de entumecimiento, dolor y mareos, razón por la que requerida una ambulancia del 061, que acudió al lugar y logró estabilizar al inmigrante que se encuentra en la actualidad en buen estado de salud.
El detenido es un varón marroquí de 22 años, residente en la provincia de Nador y sin ninguna vinculación con Melilla, que pasará a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de resistencia a agente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, con resultado de lesiones.