www.melillahoy.es

Atril Ciudadano

A propósito del Día de Melilla, el 17 de septiembre

Francisco Roldán

viernes 19 de julio de 2019, 04:00h


Quiero iniciar estas líneas, expresando mi sincera felicitación al presidente del Grupo de Prensa Melilla S.L., Enrique Bohórquez López Dóriga, por la Carta del Editor publicada en el número del domingo en este Diario y que titulaba “El odio como erróneo programa de Gobierno”, reflejando en ella, exactamente, lo que está sucediendo, y lo que seguirá sucediendo, con el mal hacer de quien en estos momentos -desgraciadamente para la Ciudad- es su alcalde-presidente y quienes le acompañan como gobernantes en el Municipio.

Ha dado Ud. Sr. Bohórquez, en todas las teclas de ese piano que conforman el desgobierno en el ahora llamado Palacio de la Asamblea. ¡Y lo que es más lamentable!, lo que queda por verse, de seguir como va el panorama, que no puede ser nada positivo.

Decía con frecuencia -lo he dicho ya en numerosas ocasiones- el que fuera concejal del Excmo. Ayuntamiento, y un insuperable melillense ya fallecido, D. Amalio Jiménez, que “Melilla sería lo que los melillenses quisieran”. ¡Ay amigo, si levantaras la cabeza y vieras lo poco que la mayoría de los melillenses se preocupan de Melilla! Parece que a esa mayoría les ha dado por pasar de todo; hasta de nuestra ESPAÑOLIDAD cuando, le pese a quien le pese, Melilla es un trozo de España, lo mismo que nuestra ciudad hermana de Ceuta, lo mismo que todo el archipiélago canario. Yo siempre he dicho y lo sigo manteniendo, que gran parte de esa mayoría son los melillenses de conveniencia. Les van bien las cosas en todos los sentidos y Melilla les importa una mierda. ¿Pero y los melillenses de verdad, los auténticos ESPAÑOLES, nietos, hijos, descendientes todos de aquellas fechas de 1497, cuando Melilla fue integrada a la Corona de España? Esos, parece que están adormilados, no se quieren dar cuenta de lo que poco a poco está pasando en esta nuestra QUERIDA Melilla, porque también estamos resultando unos pasotas.

Vengo leyendo estos días la posibilidad de que el Gobierno (¿) de la Ciudad, con De Castro a la cabeza, pueda cambiar la fecha -como lleva pretendiendo desde hace bastantes años el partido que preside el Sr. Mustafa Aberchan, CPM- la fecha de celebración del DÍA DE MELILLA, que es el 17 de septiembre, en la que se conmemora su ESPAÑOLIDAD. Espero y confío que no lleguemos a semejante barbaridad, atropello por capricho de quienes siempre han dado muestras de estar en contra de dicha celebración, el citado día. Pero si se diera el caso, lo permitiésemos quienes de verdad nos sentimos orgullosos de ser melillenses y auténticos españoles, volveríamos a demostrar que, nuevamente, por falta de …, unos cuantos nos han ganado la partida y entre esos cuantos algún que otro traidorzuelo que, por su conveniencia, hoy está aquí, mañana allí y pasado mañana vaya Ud. a saber dónde irá a parar.
“Melilla será lo que los melillenses quieran”. Pues demostremos de una puñetera vez que no vamos a permitir que otros vengan a manejarnos, a intentar convertirnos en lo que nunca hemos sido, sino sólo ESPAÑOLES dispuestos a evitar lo que algunos irresponsables pretenden. ¿Lo entiende Vd., Sr. presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla? No sea Vd. juguete de nadie. Y SÍ responsable del cargo que ostenta en esta Ciudad.