www.melillahoy.es

El hijo de Imbroda niega tener empadronado a “ningún político marroquí” como dice la prensa alauita

Cabecera del diario marroquí Assabah (La Mañana)
Cabecera del diario marroquí Assabah (La Mañana)

Considera difamatoria la información del diario Assabah que lo vincula con una supuesta red de captación de políticos

sábado 20 de julio de 2019, 04:00h
Juan Imbroda, hijo del expresidente Juan José Imbroda, responde a las aseveraciones “difamatorias” del diario marroquí ‘La Mañana’ y niega que tenga empadronado en cualquiera de sus “propiedades a políticos de Nador y Alhucemas al objeto de que puedan conseguir la nacionalidad española”. El melillense no descarta recurrir a la justicia ante estos ataques e informaciones “falsas”.
Según el periódico marroquí Assabah (La Mañana), el Ministerio del Interior del reino alauita ha iniciado una investigación para arrojar luz sobre la existencia de una supuesta red de captación de políticos electos de las provincias del Nador y Alhucemas a los que, asevera, se les facilita desde Melilla el acceso a la nacionalidad española con supuestos fines de espionaje. Se asegura en el rotativo, sin aportar fuentes que lo corroboren, que esa red estaría encabezada por el “hijo del expresidente Juan José Imbroda” y añade que los políticos en cuestión que ya han conseguido la nacionalidad, “siempre se empadronan en un mismo domicilio propiedad del hijo del ex alcalde Imbroda”.

El aludido melillense no oculta su malestar por una “acusación falsa, sin fundamentos, que sólo busca hacer daño”. Asegura que es “completamente falso” que tenga empadronado ya sea en su casa o en cualquier otra vivienda o propiedad familiar “a ningún político marroquí o a cualquier extranjero”. Es más, en su domicilio la única persona empadronada es un familiar directo. Indica que por la ley de protección de datos no podrá mostrar, hasta la próxima semana, un certificado que ha solicitado para demostrar qué persona está empadronada en su casa. No descarta Juan Imbroda recurrir a la justicia para poner fin a “este invento difamatorio”. Considera “lamentable tener que salir al paso de una falsedad” que sólo busca perjudicar a su familia.

Entiende que es “absurdo salir a desmentir algo que no es cierto”, porque afirma que no pertenece a ninguna red de captación de políticos, ni tiene ‘un piso patera’ donde empadrona, según se afirma en el “libelo” en cuestión, a marroquíes influyentes. Lo peor de todo esto, es que “habrá quienes le den pábulo a esta sarta de mentiras sin fundamento”.