www.melillahoy.es

La Mesa Interconfesional de Melilla pretende entregar los premios “Convivencia en paz” a mediados de agosto

Los representantes de la Mesa, junto al presidente de la Ciudad
Los representantes de la Mesa, junto al presidente de la Ciudad (Foto: Guerrero)

Sus responsables solicitaron al presidente De Castro la ayuda de la Ciudad para un galardón que pretenden institucionalizar

sábado 20 de julio de 2019, 04:00h
Los integrantes de la Mesa Interconfesional de Melilla se entrevistaron ayer con el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, al que solicitaron la colaboración de la institución para dar impulso al premio ‘Convivencia en paz’ que ha instaurado esta entidad y que se pretende entregar a mediados de agosto. En esta primera edición se concede a cuatro destacados personajes locales: el obispo emérito Ramón Buxarrais, y a título póstumo a Ayu Lalchandani, Yamin Benarroch y Abdelkader Mohamed Ali.
Jaime Azancot, presidente de la Comunidad Israelita, explicó que el encuentro ayer con el presidente de la Ciudad sirvió para informarle que la Mesa Interconfesional ha instaurado el premio ‘Convivencia en paz’, que en esta primera edición se concederá a destacados melillenses de nacimiento o adopción. “Le hemos pedido si la Ciudad nos puede ayudar cediéndonos el Salón Dorado o alguna otra cosa para hacer la entrega de estos galardones”, indicó.

A los promotores les gustaría que este acto pudiera celebrarse en el mes de agosto, aunque aún no hay fecha concreta, pero quedan a la espera de lo que decida el presidente de la Ciudad Autónoma, “que nos dará algunas posibles fechas”.

Este año se entregará una placa, pero la idea es que en el futuro pueda ser una pequeña escultura. Apuntó Azancot que En esta primera edición se concede a cuatro destacados personajes locales: el obispo emérito Ramón Buxarrais, y a título póstumo a Ayu Lalchandani, Yamin Benarroch y Abdelkader Mohamed Ali.

Por motivos de salud, Buxarrais no podrá desplazarse a Melilla a recibir el premio, por lo que nombrará a una persona que lo recoja en su lugar. En cuanto a los otros tres homenajeados a título póstumo, se espera la presencia de familiares.

Dejó de manifiesto Azancot, que lo que la Mesa persigue es que este galardón pueda tener el realce y la repercusión que el premio internacional a la Convivencia que ha instaurado la Ciudad de Ceuta y que está dotado con treinta mil euros. “Queremos que en Melilla podamos hacer algo parecido para que esta convivencia tan especial que tenemos, de tantos años, la podamos dar a conocer al mundo y exportarla, porque entendemos que es exportable”, aseguró.

Al margen del premio, en el encuentro los responsables de la Mesa le indicaron al presidente de la Ciudad que “hay que seguir luchando por esa convivencia tan nuestra y evitar que la postura un poco intransigente de algunos grupos pueda romperla”.

Cuatro grandes hombres
Uno de los homenajeados este año, a propuesta de la Comunidad Hindú, será Ayu Lalchandani, el conocido empresario y mecenas. El segundo será Yamín Benarroch, un filántropo y comerciante melillense que construyó las viviendas del barrio hebreo, la sinagoga principal y el colegio hispano-israelita.

El tercero será Abdelkader Mohamed Ali ‘Boukicho’, miembro destacado de la Comunidad Musulmana de Melilla. Fue miembro de la refundación de la Comunidad Musulmana en los años 80 del siglo pasado y miembro destacado del Comité Coordinador de la Comunidad musulmana en el Movimiento social del año 1985.

El cuarto homenajeado será Ramón Buxarrais, el obispo emérito que tras renunciar a la mitra se estableció en Melilla, desarrollando su labor social y religiosa en el Centro Asistencial.