www.melillahoy.es
Una incidencia informática lleva al INGESA a solicitar a 110 pensionistas cantidades abonadas en exceso en recetas médicas

Una incidencia informática lleva al INGESA a solicitar a 110 pensionistas cantidades abonadas en exceso en recetas médicas

Corresponden a cantidades reembolsadas por copago farmacéutico superiores a lo establecido legalmente que deben devolver

miércoles 24 de julio de 2019, 04:00h
Una incidencia informática ha obligado al Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) a solicitar a 110 pensionistas de Melilla cantidades abonadas en exceso por la Administración del Estado desde 2015. La cantidad total que se reclamará es de 7.636,9 euros y de este total, el 75% de los pensionistas se sitúa por debajo de los 100 euros de deuda y tan solo una persona se sitúa por encima de los 200 euros.
Cada trimestre, el INGESA reembolsa a los pensionistas residentes en Melilla el exceso de aportación farmacéutica que hayan hecho por la compra en las farmacias de medicamentos y productos sanitarios financiados.

Se realiza un ingreso directo en la cuenta bancaria de la cantidad que supera el tope máximo de aportación mensual a la prestación farmacéutica ambulatoria, según la facturación mensual del Colegio de Farmacéuticos de Melilla de las recetas dispensadas por las farmacias. Esto se hace en periodos trimestrales.

Pues bien, la empresa encargada de calcular estas cantidades ha detectado una incidencia informática que afecta al dinero devuelto por la Administración del Estado a los pensionistas que corresponde al periodo de agosto de 2014 hasta abril de 2018. Esto ha provocado que los pensionistas hayan recibido cantidades superiores a las que les corresponden en este periodo.

Incidencia
Esta incidencia solo se ha producido en los reembolsos de un grupo reducido de productos: fórmulas magistrales, medias con visado, vacunas o extractos antialérgicos individualizados y productos dietéticos. No afecta a los medicamentos.

Una vez consultada la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) sobre qué actuaciones desarrollar para subsanar este desfase, la Subdirección General de Ordenación e Impugnaciones de la TGSS ha indicado que no procede reclamar cantidades inferiores a 16,13 euros (3% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, IPREM). Además, las reclamaciones prescriben una vez transcurridos cuatro años de la recepción del reembolso.

Con esta información, el INGESA se ha visto obligado a reclamar a los pensionistas las cantidades recibidas que no les corresponden desde febrero de 2015. Lo ha hecho con una carta explicándoles el caso y con una disculpa por el trastorno que esto les causa.

Se les ofrece la posibilidad de realizar alegaciones a la cantidad reclamada en el plazo de 15 días hábiles. Además, quiénes lo deseen podrán solicitar fraccionamiento de pago. La Dirección Territorial-Inspección Farmacéutica está a disposición de los usuarios que necesiten orientación.

El número total de pensionistas afectados en Melilla es de 110 y la cantidad total que se reclamará es de 7.636,9 euros (un 0,01% de la factura farmacéutica en esos años). De este total, el 75% se sitúa por debajo de los 100 euros y tan solo una persona se sitúa por encima de los 200 euros.

Para reclamar estas devoluciones, el INGESA está enviando las cartas a los 31 primeros afectados (devoluciones desde febrero, marzo y/o abril de 2015) con las cantidades totales acumuladas que deben devolver desde 2015 a abril de 2018. El 68% no supera los 100 euros y solo en un caso la cantidad es mayor de 200€ (la misma señalada anteriormente de 211 euros). La cifra total de esta primera tanda de reclamaciones es de 2.384,25 euros.

En los próximos meses, el INGESA irá enviando esta comunicación a los pensionistas que tienen que devolver alguna cantidad de los sucesivos trimestres desde mayo de 2015 en adelante y siempre reclamándoles la cantidad total acumulada desde la fecha del primer reembolso excesivo hasta abril de 2018. Desde el Instituto se quiere subrayar que esta incidencia se resolvió en el momento de su detección en agosto de 2018 (reembolsos hasta abril de 2018), si bien, no ha sido posible informar antes a los afectados hasta aclarar cómo proceder legalmente en este caso. El INGESA ha iniciado un expediente para depurar posibles responsabilidades.