www.melillahoy.es

“La Caballería de Melilla siempre dará un paso al frente para sacrificarse por los demás, si fuera preciso como en 1921”

Homenaje a los caídos
Homenaje a los caídos (Foto: Guerrero)

El coronel jefe del RC 10, Carlos Domínguez Deprá, felicitó a los hombres y mujeres de esta Unidad en la celebración de su patrón, Santiago Apóstol

viernes 26 de julio de 2019, 04:00h
“Aquí está la Caballería de Melilla, El Alcántara, siempre dispuesto para cumplir con su deber, preparado para ser el primero en dar un paso al frente y sacrificarse, si fuera preciso, por todos los demás, como en 1921”, con estas palabras resumió el coronel jefe del RC 10, Carlos Domínguez Deprá, lo que significa formar parte de una unidad de reconocido sacrificio y entrega. Con su discurso finalizó el acto de celebración del patrón del arma, Santiago apóstol.
A las once y media de la mañana de ayer 25 de julio y en la Explanada "Héroes de Melilla", de la Base Alfonso XIII, tuvo lugar la celebración de Santiago Apóstol, Patrón del Arma de Caballería. El acto, que contó con la presencia de numerosos melillenses, estuvo presidido por el general de Brigada Ángel González del Alba Baamonte, general jefe accidental de la Comandancia General de Melilla. Acudieron, entre las autoridades civiles, la delegada del Gobierno, Sabrina Moh y el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro.

Con este acto castrense, que se inició con el pase de revista a la formación, lo que se perseguía es “exaltar el espíritu militar, reforzar la cohesión y compañerismo y fomentar la motivación de los componentes de la unidad, depositarios de los valores militares e instrumentos para proporcionar identidad y espíritu propio al Arma”.

Alocución
En su discurso el coronel jefe del RC 10, Carlos Domínguez Deprá, explicó que el apóstol Santiago el Mayor, conocido también como el “Hijo del trueno” por su carácter impetuoso, está muy vinculado con las tierras y los hombres y mujeres de España, y “destacó por haber sido, entre todos los apóstoles, el que más lejos llevó su apostolado y el primero en dar la vida por su ideal”.

En 1630 fue nombrado patrón de España y desde 1846 se conmemora la festividad de Santiago como patrón de la Caballería española, y es que “su ejemplo vital entronca perfectamente con nuestro espíritu de la Caballería, en el que decimos que está hecho de audacia y abnegación, de sacrificio y disciplina, y no morirá jamás porque el alma es inmortal”.

Espíritu
Ese espíritu es el que les “impulsa a estar siempre dispuestos a cumplir nuestra misión, por difícil que sea, incluso repitiendo si fuera necesario el ejemplo de nuestros antecesores del Alcántara en la Campaña de Annual de julio y agosto de 1921, hace 98 años”. “Quién sabe si el enorme sacrificio del Alcántara de 1921, por el que 565 de sus jinetes murieron en combate, de un total de 700, fue determinante para que Melilla sea hoy en día la españolísima y preciosa ciudad que es”, se preguntó.

Por aquella gloriosa actuación, el Alcántara es la última unidad del Ejército de tierra en haber recibido, en 2012, la máxima recompensa, la Cruz Laureada Colectiva de San Fernando, cuya corbata luce el estandarte de la unidad.

Explicó que el Regimiento de Alcántara, que cumplió 363 años en febrero, es hoy en día “pequeño en cuanto a número de efectivos, pero cuenta con una elevada potencia de combate, gracias a nuestros carros de combate y vehículos y aunque somos pocos, tratamos de ser buenos. No somos mejores ni peores que el resto de soldados de otras unidades de Melilla, pero sí diferentes, porque somos soldados de Caballería y estamos orgullosos de ello”.

Son diferentes por su especial forma de combatir, “montada”, y en escenarios con una alta incertidumbre en los que el uso de la iniciativa y la capacidad de adaptación a circunstancias inesperadas son fundamentales. Por ese motivo destacó la preparación de los hombres y mujeres que la integran, y a los que animó a seguir esforzándose.

Entrega
“Jinetes de Alcántara, os pido que continuéis siendo merecedores del prestigio con que cuenta nuestro querido Regimiento, que tengáis siempre presente el sacrificio realizado por nuestros antecesores y que sigáis trabajando con ilusión, entrega y lealtad, para alcanzar el alto nivel de preparación que, como soldados profesionales que somos, la sociedad española nos demanda”.

Por ello pidió al patrón que “continúe cabalgando a nuestro lado, nos guíe, nos proteja y nos dé fuerzas para, si fuera necesario, seguir el glorioso ejemplo de los que nos precedieron”.
“Aquí está la Caballería de Melilla, El Alcántara, siempre dispuesto para cumplir con su deber, preparado para ser el primero en dar un paso al frente y sacrificarse, si fuera preciso, por todos los demás, como en 1921”, finalizó su discurso.

Tras las palabras del coronel, se desarrolló el siempre emotivo acto de Homenaje a los caídos para continuar con la interpretación del himno de Caballería y el desfile a pie y motorizado que puso el broche.

Pase de revista
Pase de revista (Foto: Guerrero)