www.melillahoy.es
La droga estaba distribuida en paquetes ocultos en la zona de la aleta delantera en un caso, y junto a las faldillas que cubren las ruedas traseras en otro
Ampliar
La droga estaba distribuida en paquetes ocultos en la zona de la aleta delantera en un caso, y junto a las faldillas que cubren las ruedas traseras en otro

La Guardia Civil interviene casi 55 kg de droga en dos intervenciones en el puerto en apenas 24 horas

Ha detenido por delitos contra la salud pública a los conductores de los vehículos en los que ocultaban la droga, un marroquí de 44 años con residencia en Alicante, y un español de 45 años y con residencia en Barcelona

viernes 26 de julio de 2019, 04:02h
La Guardia Civil ha intervenido 54,6 kilogramos de polen de hachís en dos intervenciones que ha llevado a cabo en menos de 24 horas en el puerto de Melilla, cuya actividad aumenta en estas fechas, en las que se desarrolla la Operación Paso del Estrecho (OPE). Estas dos actuaciones contra el tráfico de drogas se han saldado con la detención de los dos conductores de vehículos en los que estaba escondida la droga, considerados presuntos autores de un delito contra la salud pública, ya que supuestamente pretendían embarcar con ella en los buques que conectan Melilla con la península.
En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que la primera de las actuaciones ha supuesto la aprehensión de 16 kilogramos de polen de hachís, que estaban distribuidos en 160 paquetes ocultos en la zona de la aleta delantera.
Esta intervención tuvo lugar en la madrugada del 23 de julio, durante el registro de los vehículos que embarcaban en el buque Ciudad de Melilla con destino a Málaga, uno de ellos un Mercedes 300 D con placas de matrículas nacionales y ocupado por una única persona que despertó las sospechas de la Guardia Civil durante la inspección rutinaria del turismo.
Los agentes procedieron a la realización de un registro más exhaustivo en la zona del salpicadero, en el que observaron distintas manipulaciones en el hueco natural del salpicadero y en la aleta delantera que les obligaron a utilizar medios mecánicos para acceder a los diferentes lugares de ocultación de la droga.
Fue necesario el desmontaje de la aleta delantera derecha del vehículo, donde el instituto armado localizó la droga oculta, en concreto 160 paquetes de diferentes tamaños y formas que arrojaban un peso de 16.085 gramos de una sustancia marrón – verdoso que por su textura, supuestamente pudiera ser polen de hachís, sustancia de una alta concentración del principal principio activo.

Segunda intervención
La segunda actuación permitió la aprehensión de 38.600 kilogramos de polen de hachís en la madrugada del 25 de julio, en la inspección del mismo buque con destino a Málaga, en el registro de un Mercedes 300 B con matrícula nacional y ocupado por una única persona.
En esta ocasión, los agentes observaron un detalle superficial junto a las faldillas que cubren las ruedas traseras del vehículo, donde procedieron a un registro más minucioso, localizando un doble fondo donde iban alojados 90 paquetes de diferentes tamaños que pesaban en total 38.600 gramos de una sustancia marrón que también podría ser polen de hachís.
La Guardia Civil ha detenido a los conductores de ambos vehículos, el primero un marroquí de 44 años con residencia en Alicante, posible lugar de destino de la droga localizada, y el segundo un español de 45 años y con residencia en Barcelona.
Ambos han sido puestos a disposición judicial como supuestos autores de un delito contra la salud pública, junto a la droga intervenida y los vehículos utilizados en la comisión del ilícito penal.
Con esta actuación, la Guardia Civil ha evitado la distribución y comercialización en el mercado ilícito de más de 220.000 dosis de este tipo de estupefaciente.