www.melillahoy.es

Marruecos asegura que el estado sanitario de su ganado ovino y caprino es “satisfactorio”

Marruecos asegura que el estado sanitario de su ganado ovino y caprino es “satisfactorio”

Tiraría por tierra las aseveraciones del Gobierno socialista y daría pábulo a las críticas de los melillenses que consideran que el tema se ha politizado

domingo 28 de julio de 2019, 13:00h
Las autoridades sanitarias marroquíes aseguran, tras pruebas de control, que el estado sanitario del ganado ovino y caprino previsto para ser sacrificado en la pascua grande o Aid el Kebir (Eid al Adha) es “satisfactorio”. De esta forma se desmentiría al PSOE y al Gobierno de Pedro Sánchez, que habría politizado este asunto, según las críticas que diferentes asociaciones y sectores de la población melillense vienen manifestando desde hace unas semanas.
Según la web infoMarruecos, la Oficina Nacional de Seguridad Sanitaria de Productos Alimenticios “ONSSA” ha asegurado que es “satisfactorio” el estado sanitario ganado ovino y caprino. De hecho, no habla de brotes o casos de fiebre aftosa.

Explica la ONSSA que como parte de los preparativos de Aid Al Adha 1440, se han identificado casi 7.4 millones de cabezas de ovejas y cabras para esta fiesta, y se registraron 236.000 unidades de ovejas y cabras por los servicios veterinarios oficiales. Este volumen de cabezas de ganado supone un aumento del 71% respecto al año pasado. Al final de esta operación, que se completará a fines de julio, se planea llegar a unos 8 millones de ovejas y cabras identificadas.

Además, y como el año pasado, el plan de acción Aid al Adha 1440, establecido por la ONSSA bajo los auspicios del Ministerio de Agricultura, Pesca, Desarrollo Rural y Pesca Marítima, de Agua y Bosques, incluye el registro de criadores de engorde y la identificación de ovejas y cabras, el control de la calidad del agua, el control de la alimentación animal, el control de medicamentos veterinarios. el control de los excrementos a la salida de las granjas avícolas y su destino.

Controles
En julio, los servicios de ONSSA han realizado 658 pruebas fuera de control: 381 muestras de alimento para animales, 500 muestras de carne y 25 muestras de agua, y emitieron 331 pases de excremento de aves. Tras estos controles, se elaboraron 10 denuncias de delitos y se enviaron a la justicia. Estas infracciones son las siguientes:3 casos se refieren al uso de excrementos de aves de corral para el engorde de animales en las regiones de Casablanca y Rabat, y 7 casos se refieren a la venta de medicamentos veterinarios en zocos semanales de origen desconocido o no autorizado, en las regiones de Marrakech, Oriental, Rabat-Salé-Kenitra y Beni Mellal-Khenifra.

Además, se establecerán 30 zocos adicionales (incluidos 8 zocos recién creados este año), en colaboración con el Ministerio del Interior, para fortalecer la red de comercialización de ovinos y caprinos. Además, está previsto el lanzamiento de la campaña “Al Gazar Diali”, que consiste en entrenamiento y sensibilización de los carniceros.

Politización de la pascua
Las aseveraciones de la autoridad sanitaria marroquí tiran por tierra los argumentos del Gobierno de Pedro Sánchez para impedir la entrada de cordero a la ciudad para la pascua del sacrificio, con lo que se daría la razón a las asociaciones religiosas y melillenses en general que consideran que el tema de la pascua del sacrificio se ha politizado de forma interesada.

La Comunidad Islámica Imam Malik se quejaba ayer en las páginas de este Diario y lamentaba que la polémica haya vuelto sobre la festividad más grande que tienen los musulmanes, “aunque esta vez con distintos actores, y vuelven a engañar a la Comunidad musulmana como les da la gana, vuelven a jugar con los sentimientos más profundos de la comunidad”. También recordaba que la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, apostillaba en 2018 que la culpa de que no entraran corderos no era de ellos, sino de la Ciudad Autónoma, y se preguntan por qué este año Delegación dice que las competencias no son ni de ellos ni de la Ciudad, sino del Ministerio, por lo que ven en todo esto “una tomadura de pelo”.