www.melillahoy.es

El Banco de Alimentos de Melilla no cierra en verano porque “el hambre no tiene vacaciones”

Pedro Paredes, del voluntariado del Banco de Alimentos
Pedro Paredes, del voluntariado del Banco de Alimentos

Se han superado los objetivos propuestos para 2019 de repartir 230.000 kg de alimentos no perecederos a 14 entidades benéficas que atienden a cerca de 5.000 personas

domingo 28 de julio de 2019, 04:00h
Pedro Paredes, miembro del voluntariado del Banco de Alimentos de Melilla (BAM), deja de manifiesto que la entidad no echa el cierre en verano por la sencilla razón de que “el hambre no tiene vacaciones”, y, por tanto, la labor que lleva a cabo continúa al cien por cien buscando atender las necesidades de los colectivos más vulnerables. Afirma Paredes que en lo que va de año, ya se han superado los objetivos de este 2019, en cuanto a que se han atendido a cerca de cinco mil personas a través de las catorce ongs que se nutren de la ayuda del Banco.

Para acceder a este contenido debe estar suscrito. Si ya lo está, por favor indique su usuario y contraseña.




<< Atrás
Darme de alta
Olvidé mi contraseña
Tu zona de usuario