www.melillahoy.es
Tras la aparición de los cadáveres de los animales, los veterinarios del área de Salud Pública se desplazaron “inmediatamente” hasta el lugar para levantar acta
Ampliar
Tras la aparición de los cadáveres de los animales, los veterinarios del área de Salud Pública se desplazaron “inmediatamente” hasta el lugar para levantar acta

Investigan la aparición de 40 borregos muertos por asfixia en el cauce del Río de Oro

La Viceconsejería de Servicios Sociales y Salud Pública ha negado que los animales tuvieran alguna enfermedad o que exista algún problema sanitario, y ha determinado la asfixia como causa de la muerte

sábado 03 de agosto de 2019, 04:11h
La Viceconsejería de Servicios Sociales y Salud Pública de la Ciudad Autónoma de Melilla investigará la aparición de 40 borregos muertos por asfixia en el cauce del Río de Oro. En un breve comunicado de prensa, la Viceconsejería de Servicios Sociales y Salud Pública, cuyo responsable es el socialista Mohamed Mohamed Mohand, informó de que tuvo conocimiento de estos hechos el jueves, a través de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad.
Tras la aparición de los cadáveres de los animales, los veterinarios del área de Salud Pública se desplazaron “inmediatamente” hasta el lugar para levantar acta.
La Viceconsejería de Salud Pública ha negado que los animales tuvieran alguna enfermedad o que exista algún problema sanitario, y ha determinado la asfixia como causa de la muerte.
Asimismo, ha avanzado que investigará los hechos y, si procede, se abrirá un expediente sancionador a los responsables.
Por su parte, la portavoz de la Ciudad Autónoma, Gloria Rojas, incidió a preguntas de los periodistas en que los borregos que han aparecido muertos en el cauce del río no estaban enfermos ni tenían “ningún tipo de enfermedad”.
A su juicio, es “lógico y normal” que se vea “la responsabilidad de la persona que haya hecho eso”, ya que “quienes tienen responsabilidad en un hecho tienen que pagarla”.

Sin identificación
Según la información que adelantó la Cadena Ser, a los animales se les había quitado el número de identificación para evitar futuras sanciones a su propietario. Asimismo, apuntó que, precisamente debido a esa falta de identificación, que permite constatar la trazabilidad del animal, los animales no fueron aceptados en la incineradora cuando alguien trató de llevarlos allí para deshacerse de ellos. No obstante, ni Rojas ni el área de Salud Pública mencionaron nada al respecto en sus manifestaciones.
Algunos medios de comunicación del país vecino se han hecho de este suceso señalando que los animales que aparecieron muertos en el cauce del río estaban afectados por fiebre aftosa, extremo que las autoridades de Melilla negaron ayer de manera insistente al afirmar que no tenían ninguna enfermedad y que los animales habían muerto por asfixia. Asimismo, dichos medios marroquíes consideran que la prohibición de importar borregos del país vecino es “un pretexto” basado en “antecedentes políticos” por la decisión de Marruecos de cerrar la aduana comercial.

Nueve días para la Pascua
Melilla se encuentra a solo nueve días de celebrar el Aid El Kebir, la Pascua Grande musulmana, en la que casi la mitad de las familias de la ciudad siguen el ritual de sacrificar un borrego.
Hay que recordar que el pasado viernes 26 de julio, el Ministerio de Agriculturaconfirmó que este año no podrá aprobar la excepción que permitiría la entrada de corderos a Melilla desde el norte de África para la celebración del Aid El Kebir, debido a la aparición de numerosos casos de fiebre aftosa.
Según el Ministerio, con vistas a la celebración de la festividad musulmana de Aid El Kebir, la entrada de ovinos vivos a Melilla procedentes de la Península se ha incrementado respecto a las cifras de 2018.