www.melillahoy.es

El sindicato señala que el centro es “muy importante” para reducir las “ratios ilegales” y el fracaso escolar en Melilla

Imagen de las obras donde estará situado el centro educativo Gabriel de Morales
Imagen de las obras donde estará situado el centro educativo Gabriel de Morales

CSIF deja claro que sin presupuestos no se podrá construir el colegio Gabriel de Morales en el 2020

domingo 04 de agosto de 2019, 04:00h
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez, explicó a este Diario que todo el dinero que viene en Educación a la ciudad es a través del Gobierno central, pero como aún no se ha formado y todavía no hay presupuestos, dejó claro que sin ellos no se podrá construir el Gabriel de Morales en el año 2020. El sindicato señala que este centro educativo de Infantil y Primaria es “muy importante” para bajar las ratios ilegales y el fracaso escolar en Melilla. También, resaltan que podrán entrar 1.000 alumnos y se crearán más de 70 puestos de trabajo entre docentes, administrativos, limpiadores, etc. Ramírez expuso que la ejecución del colegio, desde que se ponga la primera piedra, tardará un periodo aproximado de 24 meses.
El vicepresidente de CSIF manifestó que estar sin presupuestos por parte del Gobierno central es “nefasto” para Melilla porque ese dinero va destinado a la Educación y en especial, a “la joya de la corona” que es el colegio Gabriel de Morales. Sergio Ramírez apuntó que “si no hay presupuesto no se podrá poner la primera piedra en el primer trimestre de 2020”.

Por ello, cree que “no tener Gobierno ni tampoco dinero nos puede matar”, el colegio “principal” sería el Gabriel de Morales porque recordó que no se ha construido ningún centro desde el año 2009.

El sindicato señala que será un colegio de cuatro líneas de Educación Infantil y Primaria donde podrían entrar 1.000 alumnos y podría crear unos 70 puestos de trabajo entre docentes, administrativos, limpiadores, celadores, etc.

Asimismo, destacó que el Gabriel de Morales contará con cocina y comedor además de un almacén, y en los exteriores tendrá pistas deportivas, un jardín, aparcamientos y zona de juegos para Educación Infantil.
“Este colegio es muy importante para bajar las ratios ilegales en estos años, además del fracaso escolar en Melilla”, sostuvo.

Ramírez aseguró que los políticos tienen que “estar a la altura” en Madrid porque la educación de la ciudad “no puede esperar a un reparto de sillones, a Melilla le hacen falta los presupuestos porque van a la Sanidad y a la Educación”.

Sobre qué hará CSIF si vuelve a haber “ratios ilegales” en los centros y si no se cumple con el número de alumnos por aula, respondió que “primero lo denunciaremos públicamente si no se cumplen las ratios, miraríamos acciones comunes con los otros sindicatos de Enseñanza y haríamos concentraciones o una manifestación”. Recordó que ya hicieron concentraciones en las puertas de todos los colegios el año pasado por este tema.
“Es muy difícil bajar las ratios si no se crean colegios, el Gabriel de Morales es muy importante, porque puedes poner un parche como las aulas modulares o la Casa de la Juventud, pero eso no sirve para nada”, apostilló.

El vicepresidente de CSIF insistió en que en el primer trimestre se tendría que poner la primera piedra del centro educativo, pero “pensando en que los presupuestos estarían ya sino es que no hay dinero para hacerlo”.