www.melillahoy.es
Agua, luz y WC portátiles, algunas de las medidas adoptadas
Ampliar
Agua, luz y WC portátiles, algunas de las medidas adoptadas (Foto: Guerrero)

Bussian acusa al anterior Gobierno de no actuar para acondicionar la explanada de espera de la OPE

Defiende el trabajo “a contracorriente” del nuevo Ejecutivo, pero admite que no será posible crear zonas de sombra

martes 06 de agosto de 2019, 04:00h
El consejero de Infraestructuras y Urbanismo, Rachid Bussian, acusó ayer al anterior Ejecutivo de una falta de actuación en el acondicionamiento de la explanada que hay junto al paso fronterizo de Beni-Enzar para la espera de vehículos que llegan vía marítima a la ciudad con intención de pasar la frontera hacia Marruecos en la Operación Paso del Estrecho (OPE).

A preguntas de los periodistas, Bussian defendió así la actuación del nuevo Gobierno de Melilla para mejorar las condiciones de la explanada contigua a la frontera, después de que el domingo fuera objeto de crítica por parte de Vox, que se desplazó a la zona para denunciar las “condiciones infrahumanas” que sufren cientos de familias.
Bussian señaló que el anterior Gobierno de Melilla no había acondicionado la zona pese a tener desde el 7 de febrero un oficio de la Dirección General de Seguridad Ciudadana para pedir que las diferentes consejerías, junto con la Delegación del Gobierno, adoptaran las medidas oportunas en dicha explanada para embolsar los vehículos.
Según el consejero, el nuevo Gobierno se encontró dicho oficio sin ejecutar “encima de la mesa” al tomar posesión el 4 de julio, a pesar de que el inicio de la OPE era el 15 de junio, lo que le obligó a “ponerse a trabajar prácticamente a contracorriente, hablando con los técnicos para ver cómo solventar con carácter urgente el acondicionamiento de dicha zona”.
De esta forma, puso en valor las medidas adoptadas tanto por la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad como por la de Infraestructuras y Urbanismo para que la explanada tenga una serie de servicios mínimos para los viajeros, como unos baños portátiles, puntos de luz para las esperas nocturnas, grifos de agua y unos bancos.

Sin posibilidad de sombra
No obstante, el consejero admitió que la voluntad de la Ciudad Autónoma de instalar zonas de sombra no podrá llevarse a cabo por razones de seguridad.
En concreto, explicó que la Ciudad Autónoma intentó contar con la colaboración de la Comandancia General de Melilla (Comgemel) para que se pudiera habilitar alguna zona de sombra, si bien el consejero reconoció que podría suponer un peligro porque prácticamente no hay posibilidad de montar un equipamiento primario para “acondicionar de manera decente” esa sombra.
A su juicio, esto no habría ocurrido si la explanada “se hubiera preparado con suficiente antelación”, ya que se podrían haber llevado a cabo una serie de obras para dotar la zona de sombra, algo que “urge en pleno mes de agosto con las temperaturas tan altas que estamos soportando”.
De igual modo, reconoció que este año tampoco será posible utilizar, como aspiraba la Ciudad Autónoma, un terreno contiguo de 12.000 metros cuadrados, propiedad de un particular, lo que habría permitido embolsar más vehículos y evitar las colas kilométricas que se están registrando “de manera lamentable” en los últimos días para pasar la frontera.
Bussian apuntó que el propietario no ha querido llegar a un acuerdo al respecto y, pese a ello, la Ciudad Autónoma está intentando conseguirlo, aunque no será posible para este año, sino para el próximo.