www.melillahoy.es
La Policía Local recuerda que estos casos suponen “un ilícito penal de abandono del menor, así como el incumplimiento de los deberes familiares”
Ampliar
La Policía Local recuerda que estos casos suponen “un ilícito penal de abandono del menor, así como el incumplimiento de los deberes familiares”

La Policía Local ve “alarmante” la entrada de menores marroquíes con sus padres para ser abandonados en Melilla

El último caso tuvo lugar el 2 de agosto, cuando una mujer de 39 años fue detenida por dejar “desamparados” a sus hijos de 6 y 10 años cerca de la Jefatura de Policía Local.- Dijo que no tenía medios económicos y no se haría cargo de ellos

miércoles 07 de agosto de 2019, 05:00h
La Policía Local de Melilla ha advertido que “de forma alarmante” se sigue produciendo el acceso a nuestra ciudad de menores extranjeros con su documentación y acompañados por sus padres o familiares para, posteriormente, ser abandonados, provocando así su acogida en los centros dependientes de la Ciudad Autónoma como menores extranjeros no acompañados (MENA). Esta situación lleva dándose desde hace varios meses, tal y como ya denunció públicamente el anterior Gobierno melillense.
En una nota de prensa, la Policía Local ha informado de que esta forma de entrada de los MENA se ha seguido produciendo en julio, tal y como ha podido constatar el Grupo de Menores (Grumen) de este cuerpo de seguridad en las diligencias que ha llevado a cabo.
La mayoría de estos menores proceden de las zonas de Marruecos limítrofes con Melilla, en la provincia de Nador, cuyos habitantes pueden acceder a nuestra ciudad sin necesidad de visado, en virtud del Tratado de Buena Vecindad.
La Policía Local ha subrayado que “esta práctica está siendo habitual últimamente por parte de los progenitores” y ha advertido de que supone “un ilícito penal de abandono del menor, así como al incumplimiento de los deberes familiares”, lo que conlleva la detención de los autores, en este caso los padres o progenitores de los menores.

Un caso el 2 de agosto
En este sentido, la Policía Local ha informado de que el pasado 2 de agosto detuvo a una mujer marroquí de 39 años de edad como presunta autora de un delito de incumplimiento de las obligaciones familiares.
Los hechos tuvieron lugar en las inmediaciones de la Jefatura de Policía Local, situada cerca del paso fronterizo con Marruecos, cuando agentes del Grumen fueron comisionados en relación a un posible delito, ya que una mujer había dejado a sus hijos en la zona, “al parecer para que fueran ingresados en un centro de acogida”.
Los menores, de 6 y 10 años de edad, que estaban “desamparados”, quedaron a disposición de la Ciudad Autónoma y fueron acogidos en el centro de protección del Fuerte de la Purísima.
La Policía Local pudo localizar a la madre de los niños, a la que advirtieron de que estaba incurriendo en un delito de incumplimiento de sus obligaciones familiares.
No obstante, la mujer manifestó que no tenía medios ni recursos económicos y que no se iba a hacer cargo de los niños, por lo que los agentes procedieron a su detención y lectura de derechos antes de trasladarla a la Jefatura Superior de Policía, donde quedó ingresada en los calabozos a la espera de su puesta a disposición judicial.