www.melillahoy.es
Un bombero de Melilla denuncia el desamparo que sienten por parte del a Ciudad Autónoma
Ampliar

Un bombero de Melilla denuncia el desamparo que sienten por parte del a Ciudad Autónoma

Por Diego, Bombero de Melilla

miércoles 07 de agosto de 2019, 04:08h
Hoy, con 25 años de servicio en el cuerpo de Bomberos, me siento abandonado por la administración de la Ciudad. No es la primera vez que me siento así, mis compañeros y yo. Ya son batallas en las que hemos peleado, por nuestro Parque de Bomberos y vuestro a la vez ciudadanos de Melilla. No quiero, ni entiendo de política, no es un tema político, hablamos de un Servicio de Emergencia, y que por desgracia son muchas las emergencias en la que actuamos en esta ciudad: incendios, accidentes de tráfico, rescates, inundaciones, apoyos a Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, Militares y Servicios Sanitarios, al igual que recibimos de ellos su apoyo.

Pero a día de hoy el Servicio de Bomberos es insostenible, con Camiones averiados y dejados completamente tanto de mecánica como de carrocerías
Un Vehículo de altura V3 de 30 metros de baja varios días sin ser reparado. Este vehículo es imprescindible para nuestra ciudad. Es el único capaz de intervenir en edificios de más de 20 metros, rescates de personas en un incendio o simplemente colgados de una grúa, o evacuación de personas enfermas. Estos son servicios reales realizados en muchas ocasiones.

El otro Vehículo de Altura disponible V4 de 23 m, limitado por sus características, parece ser tener un fantasma en su interior: funciona cuando quiere, con mil y un trucos que inventamos para que funcione.

Vehículos con falta de materiales porque se han estropeado y no se han sustituido o caducados y no revisados, otros con averías mecánicas como caja de cambios, bombas centrífugas que no engranan y no funcionan, que te obligan a regresar al parque a por otro vehículo, perdiendo esos minutos de oro en una intervención, golpes en carrocerías, que hacen parecer que manejas más una chatarra que ha un Camión de Bomberos, abandonos de Camiones que tienen muy poquito tiempo y las empresas pasan de la Ciudad, limpieza nula de los vehículos y todo porque según nuestra jefatura no hay disposición de dinero.

Nuestros propios equipos de Protección Individual EPI, No están en condiciones de USO. No se descontaminan, no se lavan y si lo quieres hacer lo pagas tú y ya te lo pagaremos. La respuesta de la Jefatura: pues no hay dinero.

Me consta que esta Jefatura lo ha trasladado a la Consejería, pero ni caso.

Equipos de protección respiratorias caducados, equipos Básicos de rescates en accidentes de tráfico y otros usos con pérdidas de hidráulicos, equipos de comunicaciones descatalogados o esperando repuestos, Concursos de materiales en mesas de contratación desiertos. Empresas que no se presentan y cuando lo hacen se les deniega por problemas informáticos, ¿por qué?
Porque no hay dinero o pocas ganas de arreglar problemas.

Instalaciones sin mantenimiento, aires acondicionados rotos hace meses, líneas de instalación eléctrica estropeadas, Antenas de comunicaciones averiadas, lavabos sin agua, grifos rotos hace meses, por lo mismo: “No hay dinero”. Eso es lo que repite la jefatura una y otra vez.

Nos dicen una y otra vez lo mismo, que desde la Consejería no se hace nada por solucionarlo y no vamos a poner el dinero de nuestro bolsillo.

No sé quién será el RESPONSABLE de todo esto, pero está jugando con la SEGURIDAD de muchos ciudadanos y con nuestra integridad propia.

Me siento abandonado por la Ciudad, mis compañeros y yo solo pedimos que nos dejen ejercer esta profesión que en su día elegimos, ayudar a nuestra ciudad y a sus habitantes es nuestro deber y obligación, pero disponer de los medios y materiales y de su buen estado para hacerlo es deber de esta Ciudad. Eso creo. Pues no lo demuestran.

Hemos luchado siempre, nos han expedientado, amenazados y lo hemos hecho con cualquier Fuerza Política que haya gobernado. No somos Políticos, somos un Servicio de Emergencia. Nos ha dado igual qué partido político gobierne: defendemos nuestros deber y obligación con nuestra profesión.

Y seguiremos luchando hasta que nos den solución a los problemas y carencias que tenemos.

Intentamos atender a todas las emergencias, pero esto se está haciendo complicado con tantas carencias, cualquier día la desgracia será inevitable por la falta de recursos.

Si a todo esto le sumamos la falta de planes de prevención, protocolos de actuación, la nula planificación y organización de los servicios y turnos de trabajo, así como la incompetencia a la hora de nombrar y organizar estos, por la falta de respuestas de esta Consejería a determinadas cuestiones, más las denuncias de algunos miembros de este servicio contra cierto mando por su Incompetencia y la poca implicación de la Jefatura del Servicio y la administración en solucionarlo: el resultado es nefasto y muy peligroso para los habitantes de esta Ciudad y para nosotros mismos.

La parte mejor de todo esto es que la mayoría del colectivo sigue unido, luchando por cumplir con nuestras obligaciones. Somos una gran familia unida por un mismo objetivo: defender los intereses de esta Ciudad.

Aunque nos tiren piedras y algunos ciudadanos nos tachen de caraduras, no nos importa. Seguiremos estando donde nos corresponde. Siempre que nos avisen iremos con más o menos medios. Acudiremos a vuestra llamada.

Solo les pido que juzguen y opinen sobre lo que he escrito en este texto. Todo lo expuesto está más que demostrado y documentado.

Gracias.