www.melillahoy.es
La reunión del Consejo de Gobierno de Melilla se prolongó durante varias horas
Ampliar
La reunión del Consejo de Gobierno de Melilla se prolongó durante varias horas

CPM se ausenta del Consejo de Gobierno que obliga a sacrificar los borregos en las carpas o en el matadero mientras se multará a quienes sorprendan haciéndolo en casa

De Castro y los consejeros de PSOE y Cs acuerdan permitir el sacrificio de borregos en cuatro carpas .- Los tres consejeros de CPM, Almansouri, Mohatar y Bussian, se ausentaron el martes de la votación en el Consejo de Gobierno donde se adoptó esta medida “excepcional” para dar una salida del cebadero alternativa al matadero

jueves 08 de agosto de 2019, 04:11h
Una reunión extraordinaria y urgente del Consejo de Gobierno de Melilla celebrada el martes durante varias horas terminó aprobando un decreto de excepcionalidad para que los borregos que adquieran particulares en explotaciones ganaderas de la ciudad puedan tener una salida alternativa al matadero: las cuatro carpas que instalará la Ciudad Autónoma en barrios periféricos para que las familias puedan cumplir el rito del sacrificio el próximo lunes, día en que se celebrará el Aid El Kebir. Si se dan casos de melillenses que deciden realizar el sacrificio fuera de esos dos puntos, la Ciudad Autónoma actuará con una sanción administrativa.

El procedimiento administrativo que permitirá utilizar las carpas para el sacrificio fuera del matadero fue publicado ayer en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Melilla (BOME), en el que se especifica que el acuerdo solo contó con los votos favorables del presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, los dos consejeros de PSOE (Gloria Rojas y Fernando Rubia) y los dos de Cs (Paula Villalobos y Julio Liarte), ya que los tres consejeros de Coalición por Melilla (CPM), Dunia Almansouri, Hassan Mohatar y Rachid Bussian, se ausentaron en la votación.
El viceconsejero de Servicios Sociales y Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, compareció ayer para informar sobre este acuerdo, pero no contestó respecto a la falta de unanimidad del Gobierno para adoptar esta medida “excepcional”, por la que estará autorizada la salida de los animales vivos de los cebaderos a un lugar distinto del matadero, que es su único destino posible, según el Reglamento de Sanidad Animal.

Dónde estarán las carpas
Estas carpas, denominadas técnicamente “punto de sacrificio temporal”, estarán instaladas en la Plaza América del barrio de Cabrerizas (frente a la mezquita), en las pistas de baloncesto de la Urbanización Tiro Nacional, la Urbanización Las Palmeras y el Monte María Cristina.
El viceconsejero explicó que la Ciudad Autónoma dotará esta carpa de unos ganchos y herramientas para el normal desarrollo de la jornada, y también destinará operarios que servirán de ayuda, servicio de vigilancia, un servicio continuo de veterinarios y otro constante de limpieza y recogida de residuos.
No obstante, el sacrificio en estas carpas lo llevará a cabo el propio cabeza de familia “con sus herramientas de utillaje” para llevar a cabo el rito del sacrificio, para después sacar de la carpa con el animal sacrificado con quien le acompañe.
El viceconsejero defendió que la Ciudad Autónoma ha intentado respetar “en su máxima extensión” el día del sacrificio “como siempre, o prácticamente siempre, se ha celebrado en la ciudad”. Asimismo, animó a los melillenses a que utilicen estos puntos de sacrificio porque “repercute en su propio beneficio”, y también animó a que se viva la festividad “en armonía y convivencia” para hacer una “ciudad intercultural”.
Subrayó, además, que esta vez será una medida excepcional, pero el Gobierno va a intentar que se regule para los próximos años. Según dijo, la Ciudad Autónoma ha trabajado “de forma constante para encontrar una solución satisfactoria para el pueblo de Melilla, y siempre conjugando tradición y legalidad”, llevando a cabo un “trabajando constante e intenso” en el que “no se ha parado ni un solo minuto”.

La Ciudad Autónoma sancionará a quienes sacrifiquen su borrego fuera del matadero o las carpas habilitadas

Durante su comparecencia, al viceconsejero se le preguntó qué podría ocurrir con las familias melillenses que decidan sacrificar su borrego en sus casas o en la calle, en lugar de llevar al animal al matadero o las carpas que instalará la Ciudad Autónoma, habida cuenta que ha sido una práctica muy extendida en años anteriores. Mohamed Mohand trató de esquivar la pregunta respondiendo que se trata de “supuestos hipotéticos que deberán resolverse si llega el momento”. Cuando se le pidió que concretara cómo se resolvería, contestó utilizando una comparación: “Igual que si te pillo en la plaza fumándote un porro, mediante una sanción administrativa”. Dijo desconocer a cuánto podría ascender la sanción, ya que “estamos haciendo un poquito un ejercicio de futurología”.