www.melillahoy.es

El presidente trabajará "todo lo posible" para que el año que viene no se produzcan disparidades y se respeten las tradiciones

El presidente de Melilla asegura que no habrá un policía detrás de cada cordero
El presidente de Melilla asegura que no habrá un policía detrás de cada cordero

De Castro asegura que no habrá un policía detrás de cada cordero para evitar que se los lleven a sus casas

viernes 09 de agosto de 2019, 04:08h
La Ciudad Autónoma aseguró ayer que no habrá un policía detrás de cada cordero en el Aid El Kebir para evitar que se los lleven a sus casas ya que es “absurdo”, que nunca se ha hecho y que, por lo tanto, tampoco lo hará el nuevo Gobierno local. También, De Castro quiso dejar claro que la Administración tomará procedimientos sancionadores en los casos que sean “límites y de fragantes vulneraciones de la Ley”. El presidente de Melilla trabajará “todo lo posible” para que el año que viene no se produzcan disparidades de interpretación y se respeten las tradiciones conjugándolas con lo que dice la Ley.
Eduardo de Castro afirmó que intentará que el año que viene, cuando lleguen estas fechas y el Aid El Kebir en concreto, no se tengan disparidades de criterios y de interpretación, “que indudablemente las hay”, pero va a hacer “lo posible para limar las asperezas”.

“Disparidades”
En cuanto al reglamento que se aprobó el miércoles en el Boletín Oficial de Melilla (BOME) sobre que los borregos se puedan llevar de los cebaderos a las carpas, señaló que la Ley “está ahí, al igual que las normas”, pero otra cosa es cómo se llega interpretarse siendo un problema que viene de “muy atrás”.

El presidente de la Ciudad subrayó que en esta legislatura van a trabajar para remover “todo lo posible” por parte de Presidencia y del Gobierno para solventar el problema del borrego en cuestiones como respetar las tradiciones y conjugarlas con lo que dice la Ley.

Asimismo, cree que si existe alguna disparidad de criterios en la interpretación de la normativa habrá que acudir a los órganos que tienen esa capacidad de interpretación, refiriéndose desde los Consejos Consultivos hasta al Contencioso, pero “no como una denuncia, sino una pregunta a los Tribunales”.

De Castro mencionó la figura del “árbitro” para no usar la vía judicial y utilizar un mediador. Apuntó que es una posibilidad para que se puedan ajustar a lo que diga un juez imparcial.

En la reunión que tuvieron en el Ministerio de Agricultura en Madrid hace unas semanas, el presidente aseveró que el propio secretario general les dijo que si tenían dudas que acudieran al Tribunal Contencioso debido a que “son los que tienen que resolverlos”.
“No es que nos lo hayamos inventado, no es ninguna amenaza a nadie, es simplemente usar un instrumento jurídico que nos permite dilucidar las distintas interpretaciones que tiene cada una de las partes”, expuso.

Respecto a por qué Coalición por Melilla no acudió al Consejo de Gobierno, De Castro respondió que sí acudió, pero que se levantó a la hora de votar sobre permitir el sacrificio de borregos en cuatro carpas porque “decían que no estaban de acuerdo, están en su derecho y es muy respetable”.