www.melillahoy.es

Sueldo antes que programa de Gobierno

viernes 09 de agosto de 2019, 04:00h
Eduardo De Castro ha decidido ponerse el sueldo más alto que la ley le permite, cuando eso, si acaso, estaría justificado cuando hubiera demostrado ser un presidente efectivo. De momento no ha demostrado nada, salvo que el cambio que prometían él y sus socios es, de momento, un espejismo o un engaño
El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo De Castro, ya tiene sueldo, aunque aún tendrá que esperar unos días para que se haga efectivo, una vez que el Pleno de la Asamblea le dé el visto bueno la próxima semana. Serán casi 80.000 euros los que se embolse De Castro, un sueldo que llama la atención no solo por ser, ciertamente, elevado, sino también por las formas que lo envuelven. Porque a juzgar por cómo se han sucedido los acontecimientos, el tripartito da a entender a los melillenses que los sueldos del presidente, los consejeros y viceconsejeros son mucho más importantes que la aprobación del programa de Gobierno, que marcará cómo se van a gestionar los intereses generales de los melillenses.
Y es que hay que recordar que todavía no se ha hecho público ese programa, resultante de la conjunción de los tres partidos. Eduardo De Castro nos vendió que estaba ya prácticamente finalizado y que habían venido dos asesores de Ciudadanos desde el Congreso de los Diputados en representación de su partido para impulsar dicho programa de Gobierno. Pero hace ya casi dos meses que la Asamblea eligió un nuevo presidente y más de un mes que la Ciudad Autónoma tiene nombrados a sus consejeros y viceconsejeros para esta legislatura, y nada se sabe del programa, probablemente porque Coalición por Melilla, PSOE y Ciudadanos no se ponen de acuerdo y siguen chocando, como ya lo han hecho en este arranque de mandato en cuestiones como los borregos o los nombramientos.
La aprobación de los sueldos también pecan en las formas por las críticas que sus receptores lanzaron de forma reiterada en su pasado opositor, como ya les recordó hace dos días el PP. El tripartito criticaba que el macrogobierno de Imbroda costaba demasiado dinero a los melillenses, pero resulta que el de Eduardo De Castro tampoco se queda atrás, ya que solo tiene dos miembros menos que el anterior, y sus consejeros y viceconsejeros cobrarán lo mismo que sus antecesores, a los que pusieron a caldo precisamente por considerar altas sus retribuciones. Una muestra de incongruencia o, al menos, de ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio.
Además de eso, está por ver si el nuevo Gobierno no nos saldrá más caro que el anterior, ya que esta vez los melillenses tendrán que pagar el sueldo del presidente, que antes se lo ahorraban, pues Imbroda cobraba del Senado. Por mucho que De Castro se excuse, resulta que cobrará casi igual que el presidente del Gobierno de España. La diferencia es de poco menos de 9 euros diarios, ya que Eduardo De Castro cobrará 79.598 euros anuales, mientras que Pedro Sánchez percibe 82.978 euros. No deja de ser paradójico, cuando la responsabilidad de De Castro en una ciudad de 13 kilómetros cuadrados y que no llega a 90.000 habitantes es infinitamente menor que la de un presidente de un país con una población de más de 40 millones de personas. Y esto es así porque Eduardo De Castro ha decidido ponerse el sueldo más alto que la ley le permite, cuando eso, si acaso, estaría justificado cuando hubiera demostrado ser un presidente efectivo. De momento no ha demostrado nada, salvo que el cambio que prometían él y sus socios es, de momento, un espejismo o un engaño.