www.melillahoy.es
Las denuncias fueron presentadas entre el 10 de junio y el 22 de julio de este año
Ampliar
Las denuncias fueron presentadas entre el 10 de junio y el 22 de julio de este año

Detenido por sacar en dos cajeros de Melilla 6.000 euros de seis personas a las que robó sus datos bancarios

El individuo, un joven melillense de 19 años, logró los datos bancarios de sus seis víctimas, residentes en Andalucía, Navarra y Comunidad Valenciana, mediante el “phishing”, una modalidad delictiva que suplanta la identidad

sábado 10 de agosto de 2019, 04:00h
La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un individuo de 19 años por seis delitos de estafa y otros seis de blanqueo de capitales, después de extraer en dos cajeros automáticos casi 6.000 euros de víctimas de Andalucía, Navarra y Comunidad Valenciana a las que robó sus datos bancarios por Internet. En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de que esta detención tuvo lugar el pasado 6 de agosto tras investigaciones llevadas a cabo por agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) a raíz de denuncias presentadas entre el 10 de junio y el 22 de julio de este año.
Las denuncias fueron presentadas en Motril (Granada), Játiva (Valencia), Burriana (Castellón), Montilla (Córdoba), Pamplona y Valencia por extracciones en cajeros automáticos que los titulares no habían realizado, y que acabaron con la identificación, localización y detención del autor confeso de los hechos.
Este individuo, de 19 años, de nacionalidad española, nacido y residente en Melilla, logró los datos bancarios de sus víctimas mediante el “phishing”, una modalidad delictiva que se caracteriza por la suplantación de la identidad, la obtención de datos confidenciales mediante engaño y el ánimo de lucro.
El delincuente se hizo pasar por una entidad bancaria muy conocida imitando sus páginas virtuales originales, enviando de forma masiva correos electrónicos a los clientes de dicha entidad, informándoles de que sus claves y contraseñas habían expirado y que debían reiniciarlas en un enlace que facilitaba en un plazo máximo de 2 días.
Así es como logró recabar los datos bancarios de sus víctimas, a las que suplantó mediante la generación de tarjetas bancarias virtuales para hacer las extracciones en los cajeros automáticos que dispongan de una aplicación que hace innecesarias las tarjetas físicas de plástico.
Con esta forma de actuación mediante el uso virtual y fraudulento de los datos personales de 6 personas, el detenido consiguió extraerles de sus cuentas bancarias un total de casi 6.000 euros en efectivo en dos cajeros automáticos de Melilla, si bien hubo multitud de tentativas de extracción que fueron rechazadas por las entidades bancarias.
En uno de los casos denunciados, el detenido dejó a la víctima “en un lamentable estado de extrema necesidad”, ya que intentó extraerle de su cuenta bancaria hasta en 20 ocasiones con cantidades cada vez más pequeñas, todas ellas rechazadas por falta de fondos.

Consejos de la Policía
Para evitar ser víctimas de delitos de este tipo, la Policía Nacional ha aconsejado a los ciudadanos que se aseguren de que la dirección electrónica de su entidad bancaria está autorizada. Además, les insta a que sospechen de la dirección de las páginas web que, aunque contengan el nombre de su banco, son demasiado largas y raras. También cuando observen un aspecto diferente o raro de la página web de su banco, si tienen faltas de ortografía o cuando le redireccionan a otra página.
No facilitar datos personales si no existe una completa seguridad sobre quién los va a recibir y comprobar que los cargos recibidos se corresponden con los realizados son otros de los consejos policiales.