www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Daniel Hurtado ha trabajado incluso con Alejandro Ríos y Halee Mohand en la recuperación del lesionado Richi
Daniel Hurtado ha trabajado incluso con Alejandro Ríos y Halee Mohand en la recuperación del lesionado Richi (Foto: U.D. Melilla)

El departamento de fisioterapia de la U.D. Melilla sigue recuperando efectivos de la enfermería

“Richi, Víctor Mena y Mawi progresan adecuadamente y sus lesiones no son de gravedad. Son tres lesiones totalmente diferentes, pero ninguna es grave”, asegura Alejandro Ríos, fisioterapeuta del club melillense

lunes 12 de agosto de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla no pudo contar en el encuentro amistoso de ayer ante el Marbella F.C. con los servicios de los lesionados Richi, Víctor Mena y Mawi, aunque los jugadores que arrastraban sobrecargas o contracturas sí pudieron ser de la partida, gracias a los cuidados del fisioterapeuta Alejandro Ríos y del masajista Halee Mohand. La primera decisión fue aliviar la carga de trabajo de la plantilla y, de manera paralela, poner a los futbolistas en sus manos.
Las molestias detectadas en los últimos días no son una plaga en el vestuario azulino. Son, simplemente, el resultado de la alta carga de trabajo y de partidos consecutivos, sin apenas descanso, que se asumen en la pretemporada. “Durante la pretemporada es cuando más carga se sufre muscularmente”, explicó Ríos. “Tenemos mucho trabajo en la camilla, con sobrecargas y contracturas que implican a lo mejor parar un día o dos, y hay que sobrellevarlo e intentar que los jugadores estén lo mejor posible para competir en cada entrenamiento y para competir en cada partido”.
Es habitual en el verano de cualquier equipo de competición, da igual la disciplina. El trabajo de fisioterapia es mayor, pero no queda otra. Es indispensable que a nivel físico la exigencia sea mayor, pero se logra aliviar, o al menos paliar, en la camilla. “Esto es totalmente habitual. Todos los equipos sufren esta serie de contratiempos, de trabajo con los fisioterapeutas de cada club, porque esto implica que se está trabajando para llegar al principio de temporada en las mejores condiciones posibles. Eso implica que nuestro trabajo ahora sea más duro de lo normal y que los jugadores se encuentren más sobrecargados de lo normal. Pero esto es así, no pasa nada”, destacó el fisioterapeuta de la Unión Deportiva.
Ríos, además, traslada buenas noticias sobre la evolución de Richi, Víctor Mena y Mawi. Los tres progresan adecuadamente y sus lesiones no son de gravedad. “Son tres lesiones totalmente diferentes, pero ninguna es grave y ahora lo importante es trabajar día a día con ellos y estar pendientes de su evolución e incorporarlos al grupo lo antes posible”.
Además, durante el stage de pretemporada, tanto Ríos como Mohand han contado con ayuda extra. Durante esta semana, la empresa PRIM Physio, que lleva varias temporadas colaborando con la entidad azulina, les ha prestado un equipo de estimulación magnética inductiva Zimmer emField Pro.
El pasado sábado, el fisioterapeuta Daniel Hurtado, que dirige un centro en San Julián, precursor de este tipo de tecnología, se trasladó hasta el hotel de concentración para explicarles cómo sacar más rendimiento al citado equipo. E incluso estuvo trabajando con ellos en la recuperación de Richi.