www.melillahoy.es

Entrevista a JOSÉ LUIS MARTÍNEZ LÁZARO

“Nos encontramos con la ‘tormenta perfecta’: Marruecos, aprieta y España nos pone las manos en el cuello"

El descenso de viajeros marroquíes que entran a Melilla es consecuencia de la “reorganización y reducción del comercio fronterizo” propuesta y ejecutada por el anterior Gobierno del PP y mantenida e incluso incrementada por Ejecutivo del PSOE”

lunes 12 de agosto de 2019, 04:06h
“Nos encontramos con la ‘tormenta perfecta’: Marruecos, aprieta y España nos pone las manos en el cuello"
Cuando se ha cumplido poco más del año del cierre de la aduana, entrevistamos a José Luis Martínez Lázaro, miembro de la Plataforma de Empresarios de Melilla y de la Asociación de Empresas Estibadoras de España (ANESCO), para conocer su opinión sobre la economía melillense y los efectos que ha tenido esa decisión en la ciudad. Para Martínez Lázaro, ha sido peor aún la decisión que adoptó en 2017 la Delegación del Gobierno con Abdelmalik El Barkani al frente, de reducir el comercio fronterizo a cuatro horas, que el propio cierre de 2018. Por ello, no duda en afirmar que, “nos encontramos con la ‘tormenta perfecta’: Marruecos, aprieta y nosotros mismos nos ponemos las manos en el cuello hasta conseguir la asfixia económica de Melilla”.
¿Puede usted cuantificar las pérdidas que ha ocasionado el cierre de la aduana comercial?
Ha pasado más de un año desde que nos cerraron la posibilidad de hacer exportaciones y tránsitos documentados a través de la aduana comercial con Marruecos pero es que además llevamos más de dos años desde que nuestras autoridades gubernativas decidieron “reducir y reorganizar el comercio fronterizo”. Y no sé exactamente lo que más ha afectado, si una u otra situación.

Por desgracia no disponemos de datos oficiales y creemos que es hora de hacer una evaluación por parte de la CAM en cuanto al descenso de la recaudación del IPSI a la cual -a priori- solo debe haber afectado la “reorganización” fronteriza puesto que los tránsitos aduaneros no aportaban ingresos a las arcas municipales y las exportaciones realizadas tenían derecho a recuperar el IPSI pagado en el momento de las importaciones en nuestra Ciudad. Por tanto, la cifra del IPSI a la importación recaudada desde 2016 hasta julio de 2019 debería reflejar exclusivamente la tendencia a la baja que se viene produciendo desde julio de 2017 en que se empezaron a ver los efectos de la criticada reorganización y no como consecuencia directa del bloqueo de la aduana comercial. Algún día podremos enterarnos, espero.

Aparte de la mayor o menor disminución en la recaudación del IPSI a la importación ¿tienen ustedes datos sobre el descenso del valor de las importaciones?
Lamentablemente, tampoco se hacen públicas esas cifras y no entendemos esa falta de transparencia o “secretismo” por parte de las instituciones públicas. La Delegación de Gobierno, a través de la D. Provincial de la Aduana de Melilla dependiente de la AEAT podría y debería facilitar los datos correspondientes al valor de las importaciones de mercancía nacional llegadas en régimen de cabotaje (TRAFICO RO-RO) y las consideradas de tercer país en régimen exterior y que en su mayoría se transportan en contenedores (TRÁFICO LO-LO) que ha sido el más afectado. Entiendo que ninguno de ellos – ni la CAM ni la Delegación- tiene mucho interés en que sepa la cuantía de la pérdida del comercio en nuestra Ciudad pues de una forma u otra –por acción u omisión- son culpables de ello. Quizás tengamos la suerte de disponer de esos datos algún día.

Solo disponemos de los datos oficiales que publica DATACOMEX sobre las importaciones en Melilla. En ellos se ve el incremento experimentado desde 2013 a 2016 pasando de 248 millones en 2013 a los 292 millones de euros en 2016. Y, a partir de ahí el descenso continuado de un 19% en 2017 y del 49% de 2017 a 2018 en la que se importaron solo 122 millones. La mitad de hace 5 años… Tremendo ¿no?. Y los cinco primeros meses de este año apenas llegamos a los 45 millones con lo que no de revertirse la situación apenas llegaremos a los 100 millones de euros.

¿Y en cuanto al tráfico portuario del que su empresa es un referente en Melilla qué datos nos puede aportar?
Nosotros solemos publicar las del tráfico portuario que nos facilitan desde la propia AP y desde Puertos del Estado en claro ejercicio de transparencia a pesar de lo desfavorables que vienen siendo.

La bajada ha sido del -56% en el número de Teus en el tráfico LO-LO en comparación del 2018 con 2016 y del -68% si comparamos los meses de enero a julio de ambos años. Estos siete primeros meses del año seguimos perdiendo un -36% respecto a los mismos meses de 2018. Aquí sí que se ha notado el desvío de tráfico a Nador por el cierre de la Aduana. Importante pérdida de ingresos para el Puerto, las navieras y las empresas portuarias y los servicios anexos de transportistas, agencias de aduanas, etc...

Por suerte, la disminución del tráfico RO-RO ha sido menor pues una gran parte de sus tráficos son de mercancías para consumo de la población local y esa no se ve tan afectada por la crisis fronteriza ni el cierre de la aduana. Y además, hay que recordar la llegada de Eroski, Leroy, Decathlon, Inditex, Mercadona, etc… que han tenido que amueblar y “llenar” sus nuevas tiendas. A pesar de ello, el nº de UTIS ha disminuido un -18% desde 2016 a 2018 y un -15% si comparamos solo los meses de enero a julio de ambos años. Este año se ha reducido solo un -5% en estos siete meses respecto a los mismos del año anterior.

Estas cifras difieren de las citadas por el Sr. Reyes en distintos medios de comunicación. ¿Qué me puede decir al respecto?
Que no puedo entender de donde ha sacado el Sr. Reyes los datos para afirmar en un programa de TV Popular que el descenso del transporte de mercancías ha sido del 80% y, sin pudor alguno, decir que se debe directamente al bloqueo de la aduana comercial. Afirmaba además, muy preocupado, que el transporte encarece un 17% el coste de la mercancía. ¿Acaso, ha hecho la CEME un estudio entre sus asociados? ¿Este hombre sabrá que los camiones o los contenedores pagan el mismo flete independientemente del valor de la carga que transportan? El flete de un contenedor desde China o un camión desde Málaga cuesta lo mismo si viene cargado con una mercancía que vale 200.000 euros que si trae otro tipo de carga cuyo valor no pase de los 20.000euros. ¿El 17% para todos? La ignorancia, es atrevida.

¿A quienes hacen ustedes responsable de esta situación?
Vaya por delante que nunca hemos culpado a la Autoridad Portuaria de este descenso de tráficos aunque el anterior Presidente se empeñaba en negar la evidencia y no quiso escucharnos hasta que muchos meses después el PP perdió el Gobierno nacional y la propia Presidenta del Puertos del Estado atendió nuestra petición de ayuda. Para nosotros, el descenso del tráfico portuario es culpa directa del estrangulamiento del comercio fronterizo por las medidas adoptadas a mediados de 2017 desde la Delegación del Gobierno y la CAM. Entiendo que se tomaron sin pensar en las consecuencias que iban a provocar y no plantear y ejecutar alternativas antes de ponerlas en marcha.

¿Qué le parece usted el nombramiento del Sr. Gamero?
Personalmente mantuve una buena relación con Victor Gamero en su época de inspector en la Aduana de Melilla y nunca tuvimos ningún desencuentro (que yo recuerde) cuando fue Presidente de la AP. Por otro lado, el nombramiento del Presidente, como usted sabe, corresponde por Ley al Gobierno de la CAM y ni antes ni ahora se ha pedido la opinión de los empresarios del sector. Por tanto, nada que opinar sobre la idoneidad de su nombramiento y al igual que hemos hecho siempre, la Comunidad Portuaria y su Asociación más representativa ASEGEP MELILLA nos pondremos a su disposición para buscar soluciones. Por supuesto, le deseo toda la suerte al nuevo Presidente en el desempeño del cargo pues menuda “papeleta” tiene para revertir esta hecatombe máxime cuando la solución escapa a sus competencias portuarias.

Espero que en esta nueva etapa, el Gobierno de la CAM nos asigne una de las dos vocalías en el Consejo de Admón. que –por Ley- están reservadas a los empresarios y, en concreto, a la asociación empresarial más representativa del sector. Siempre ha sido así y así lo es en todos los puertos dependientes de Puertos del Estado aunque en Melilla se nos venía denegando desde 2014 por el anterior Gobierno de la Ciudad y que llevaba vacante desde la desaparición de la Cámara de Comercio de Melilla.

Hablemos un poco de la “politización” de la Plataforma
Pues que quiere que le diga. La PLATAFORMA DE EMPRESARIOS a la que desde el PP -y sus muchos “palmeros” ocultos bajo falsos perfiles en las redes sociales- se tacha de POLÍTICA nació, ante la falta de reacción de la patronal “oficial”, para encauzar la demanda URGENTE de soluciones a la caída del comercio (local y fronterizo) que se produce cuando en marzo de 2017 la Delegación del Gobierno y la CAM –o ambos al unísono- tomaron una decisión que a la vista de sus resultados no ha podido ser más catastrófica para la economía de muchos empresarios.

Nuestros políticos estaban acostumbrados a que los empresarios –al menos, su patronal “oficial”- no protestaran y mucho menos esperaban que más de tres mil personas saliéramos a la calle demandando soluciones ante la que se nos venía encima. Eso no nos lo perdonan. Desde ese momento, nos tacharon de agoreros, chantajistas, radicales, abducidos por uno u otro partido político, de intereses espurios y personales de alguno de nosotros y otros calificativos peyorativos que más vale olvidar… Pero la PLATAFORMA, que yo sepa, no ha pedido el voto para ningún partido ni ninguno de nuestros miembros de la Junta Directiva o afiliados se ha postulado como miembro de una candidatura o participado en campaña electoral. Lógicamente, como ciudadanos y como empresarios, tenemos el derecho a opinar y a votar la opción que nos parezca que defiende mejor nuestros intereses. Si eso es hacer política, qué quiere que le diga…

¿Tiene usted, personalmente, alguna ambición política?
Pues no. Ni la he tenido nunca, ni la tendré y menos con el mal “rollo” que se vive en la acción política en los últimos años. Bastante tiempo le tengo dedicar a nuestras empresas, máxime en la actual situación. Tampoco tengo interés alguno en presidir la CEME o un sillón en la Autoridad Portuaria. Mi escasa “ambición política” se siente más que cumplida siendo el Presidente de la Asociación de Empresas Familiares de Andalucía, Ceuta y Melilla (AAEF) desde el pasado noviembre. Es un honor representar a los miles de empresas familiares que con tanto esfuerzo luchamos para conseguir transmitir de generación en generación nuestro legado empresarial y los valores propios de toda empresa familiar: cultura de trabajo, constancia, austeridad, honradez y unidad familiar. Es una forma distinta de trabajar por el bien común fuera de la política. Y mucho más gratificante.

La relación de la Plataforma con la CEME nunca ha sido buena ¿en qué situación se encuentran?
A pesar de los varios intentos que hemos hecho de reconducir la situación, en este momento, es difícil que lleguemos a un acuerdo. Y me explico. Todas las Asociaciones que conformamos la Plataforma –salvo ACSEMEL- somos miembros de la CEME. Algunas de ellas, fueron fundadoras y si existe la Plataforma es porque no nos sentíamos debidamente representados por la CEME. Pensábamos que tras la etapa de la Sra. López se abría una gran posibilidad de unir los esfuerzos de ambas organizaciones, pero la forma en que se llevó a cabo el proceso electoral nos llevó a presentar dos demandas de nulidad y anulabilidad de ciertos acuerdos adoptados, a nuestro parecer, de manera no ajustada a Derecho. Demandas que han sido admitidas y ya hay fecha de celebración de la vista oral.

En respuesta a estas demandas de interpretación de las normas estatuarias, el ya conocido Sr. Reyes presentó un escrito en la D. del Área de Trabajo en el que nos acusaba de haber presentado documentos falsos para conseguir el Registro de nuestra Confederación e instaba al funcionario que elevase su denuncia a la Fiscalía. En uno y otro caso, la Justicia dará la razón antes o después. Es cuestión de tiempo.

Mientras, los empresarios que estamos en la Plataforma –aunque no le guste al Sr. Reyes ni al que le hizo la empalagosa entrevista en Popular TV- aquí seguimos, a pesar de todas las zancadillas que nos ha puesto la CEME y el “ninguneo” del PP. Como puede comprender, lógicamente, no nos sentimos representados por el Sr. Reyes y aquí seguiremos defendiendo a los empresarios del Comercio, Hostelería, Aduanas, Agentes comerciales, Talleres de automóviles, empresas portuarias, agencias de viaje y a cualquier otro empresario que esté afectado por la situación fronteriza pues para eso - y no para otra cosa- se constituyó la Plataforma.

Antes, este señor, negaba la realidad de las cifras que íbamos aportando desde la Plataforma. Ahora, se inventa cifras. Todavía no le hemos escuchado denunciar las causas que nos han llevado a ella y, ahora, después de casi tres años, manifiesta su preocupación por la situación comercial tanto de la frontera como del interior de la Ciudad. Y para colmo, en la citada entrevista televisiva se descuelga diciendo que la gran solución para Melilla es “recuperar a los soldaditos” (sic) ¿Este es el representante “oficial” de los empresarios? Pues mire, que se queden con él en la CEME hasta que los Tribunales dictaminen si su elección incumplió o no los Estatutos. Después ya decidiremos qué hacemos las Asociaciones que, por ahora, seguimos siendo miembros de la CEME.

A su juicio, ¿cuáles son las causas del desplome de la actividad económica?
El otro día se publicó en el MELILLA HOY un cuadro en el que se muestra que de 2017 a 2018 dejaron de entrar en Melilla 1.256.232 viajeros marroquíes -nuestros vecinos- que ya no han podido hacer sus compras ni consumir en Melilla. Y que más de la mitad de los españoles hemos decido no salir hacia Marruecos de un año para otro hartos de las colas y el colapso en los pasos fronterizos. Cifras no desmentidas por la Delegación del Gobierno y que, por tanto, damos por buenas.

Esta es una, o mejor dicho, la gran razón de la caída del comercio melillense. Y esto no es culpa ni del cierre de la aduana comercial ni de Marruecos. Es culpa nuestra o, mejor dicho, consecuencia de la “reorganización y reducción del comercio fronterizo” propuesta y ejecutada por el anterior Gobierno (Local o Nacional) mantenida – e incluso, incrementada- por el actual Gobierno del PSOE a pesar de sus promesas pre-electorales. Se sigue rechazando en frontera a vecinos de Nador que cumplen los requisitos para entrar en Melilla y sin documentar los motivos de tal rechazo. Si a ello, añadimos el control en la salida de mercancías por parte de las FCSE que impiden -por un extraño y nunca explicado criterio- la salida de las personas con sus compras en las manos o en los vehículos, nos encontramos con la “tormenta perfecta” : Marruecos, aprieta y nosotros mismos nos ponemos las manos en el cuello hasta conseguir la asfixia económica de Melilla. Alguien debería dar explicaciones al respecto. Si tan magnificas son las relaciones bilaterales entre los dos países amigos ¿cómo es posible que España permita esta situación?

¿Y las soluciones a estos problemas?
Desde luego que no es que nos sigan hablando de futuros Centros Logísticos en Barrio Chino o un quinto puesto fronterizo, de la entrada en la Unión Aduanera, de ampliación del Puerto o construcción de un nuevo aeropuerto internacional en esas mismas aguas, de más bonificaciones en los viajes y más reducciones impositivas, de la llegada de cruceros y de miles de turistas, de adaptarnos a los tiempos modernos o al “e-commerce” o del “marketplace”, de mirar al Norte, de reuniones “técnicas” sobre el cierre de la Aduana, y del “ y tú, más…”.

Si no conseguimos revitalizar de inmediato la única actividad económica –el comercio, la hostelería y los servicios anexos- que no depende del sector público no vamos a poder poner en marcha los cambios de estructura económica que se necesitan en Melilla para su futuro.
¿Qué hace falta para poner en marcha los cambios de estructura económica que se necesitan en Melilla para su futuro?
De entrada, que no sigan tomándonos el pelo a los empresarios con promesas electorales que llevamos años escuchando: la frontera inteligente y el incremento de la plantilla que nunca llega. Que arreglen la frontera de una p… vez. Que desde Delegación de Gobierno se den las necesarias órdenes de servicio por escrito a las FCSE de cómo deben actuar para no caer en interpretaciones o arbitrariedades. Eso nos prometió la actual Delegada en octubre pasado.

El Gobierno del Sr. Sánchez tiene que exigir –no pedir- a Marruecos que desbloquee el paso de mercancías documentadas, que aplique el Tratado de buena vecindad de 1991, el de devolución de los inmigrantes de 1997 y el de menores ilegales firmado en 2007 y ratificado en 2013, que colabore en la entrada y salida de las personas y renuncie a la ocupación unilateral y consentida por España de la llamada “tierra de nadie”. ¿Cómo se permite que un guardia marroquí esté controlando a menos de un metro de nuestro lado en la frontera?
Si el Gobierno de España no es capaz de exigir esto a nuestro vecino del Sur, mal vamos. Y si no van a hacerlo y ponen soluciones inmediatas que, al menos, sepamos a qué atenernos los que en esta bendita Ciudad no vivimos de los Presupuestos Generales del Estado o de la Ciudad Autónoma. Tengan valor -unos y otros- y digan la verdad. Sabremos adaptarnos a esa realidad. Sea la que sea…
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Melilla Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.