www.melillahoy.es
Isabel Moreno, diputada número 5 del PP en la Asamblea: “Esta unión de PSOE y CPM junto con Castro es lo peor que le ha podido pasar a Melilla”
Ampliar
Isabel Moreno, diputada número 5 del PP en la Asamblea: “Esta unión de PSOE y CPM junto con Castro es lo peor que le ha podido pasar a Melilla” (Foto: Guerrero)

“Los melillenses ya echan de menos al PP en el Gobierno. Si se repitieran las elecciones, los resultados serían muy distintos”

Moreno, en la entrevista concedida a MELILLA HOY, junto a su Editor, Enrique Bohórquez
Ampliar
Moreno, en la entrevista concedida a MELILLA HOY, junto a su Editor, Enrique Bohórquez (Foto: Guerrero)

Entrevista a Isabel Moreno, diputada del PP en la Asamblea

viernes 16 de agosto de 2019, 04:11h
Isabel Moreno, que empezó a sentir interés por la política desde antes de cumplir los 18 años, es una de las diputadas más destacadas de la bancada del PP. Tras una gestión respaldada por los jóvenes en la anterior legislatura, concurrió a las elecciones en la lista popular como número 5.

- Después de tantos años en el Gobierno, ¿cómo llevan este periodo en la oposición?
- Llevamos poco tiempo en la oposición aunque, desde mi punto de vista, creo que seguimos trabajando y luchando por Melilla con la misma ilusión que lo hacíamos desde el Gobierno, pero desde una posición distinta. Ahora toca escuchar, ver, analizar y hacer autocrítica, porque tenemos nuestros aciertos y nuestros errores. Pero puedo decir con orgullo que en este escaso tiempo estamos comprobando que no todo el mundo sabe gestionar. Vemos cómo los melillenses ya nos echan de menos, la juventud nos está pidiendo que volvamos, los ciudadanos están viendo que las calles están sucias y que servicios que antes daban por cubiertos ahora no los tienen. Como oposición estamos recibiendo esto como una visión muy positiva de nuestra gestión. Lo malo hubiera sido que no se notara nuestra ausencia, y podemos decir que se ha notado desde el primer momento. Sin ningún género de dudas, si se repitieran las elecciones, los resultados serían muy distintos.

- Su último cargo fue el de viceconsejera de la Mujer y Juventud, dos áreas que en el nuevo Gobierno han sido repartidas en dos cargos. ¿Han hablado con quienes le han sucedido, Elena Fernández Treviño, del PSOE, y Yusef Abdeselam Kaddur, de CPM?
- Lo cierto es que ninguno me ha llamado, y no me hubiera importado reunirme con ellos porque son dos áreas importantes. Tanto Mujer como Juventud son sectores de la sociedad melillense muy sensibles y fundamentales, y hubiera estado encantada de ofrecerles mi consejo y hacer un traspaso de poderes.

- ¿Qué espera de la gestión de sus sucesores en ambas áreas?
- Lo que espero de la gestión de todos los miembros del Gobierno es que Melilla no pierda, que los melillenses no sean víctimas de esta gestión, aunque lamentablemente ya lo empiezan a ser. Y espero que se cuide la gestión que se ha hecho, que se mantenga y no se deteriore.

- El Ejecutivo de De Castro ha querido destacar una reducción de su número de miembros y gasto público en sueldos, pero apenas se ha notado. ¿Qué le parece todo esto?
- La reducción, efectivamente, parece un chiste, porque estamos hablando de que Castro, antes de entrar en el Gobierno, hablaba de suprimir todas las Viceconsejerías, lo que me parece inviable, porque no tiene ni idea de lo que es gestionar Melilla. Han hecho una reducción inexistente a costa de suprimir la Consejería de Seguridad Ciudadana, que es fundamental y se está viendo. Este señor no está capacitado para liderar y para llevar un Gobierno, una ciudad, y lógicamente tampoco lo está para compaginarlo con Seguridad Ciudadana. Por tanto, me parece muy lamentable que se hable de una reducción, como también se presumió en su momento de ser un Gobierno paritario cuando no lo es. Tan reducido está el Gobierno como el sueldo que se ha puesto Castro, que incluye hasta el último céntimo que contempla la ley, siendo la persona menos votada de Melilla y, además, con la poca vergüenza de que tras dos meses de Gobierno, aún no tiene programa para la ciudad. Se están matando, es un Gobierno que está descabezado, sin liderazgo y carente unidad, donde lo que prima son las trifulcas internas que, además, las están exteriorizando en los medios y redes sociales. No es serio ni para con ellos mismos ni para con los melillenses. El hecho de que hayan conformado este Gobierno, no por el bien de Melilla, que es lo que intentan vender, sino contra el PP, contra Imbroda y contra nosotros, unidos por el odio, los rencores y el revanchismo, eso nunca va a ser positivo para la ciudad, sino todo lo contrario.

- Ni Albert Rivera ni Jaime Villegas han felicitado a Eduardo de Castro y, recientemente, el presidente melillense tuiteba un artículo en el que se criticaba duramente al líder de Cs. ¿Por qué cree que Cs aún no ha actuado contra De Castro por no cumplir la consigna de apoyar a la lista más votada?
- Quiero pensar que Cs ha estado muy centrado en Murcia y Madrid y ahora es cuando realmente va a empezar a ver las irregularidades de las que hablaba Inés Arrimadas en la conformación de gobiernos como el de Melilla. Castro está atentando contra esa regeneración democrática que vendía, como su sueldo regenerador, la austeridad que no hemos visto en la conformación del macrogobierno, y los principios y valores de Cs que defendía en la oposición y ahora no mantiene. Este señor ha incumplido el acuerdo y ha pactado con un partido que no casa con los valores e ideología de Cs.

- Finalmente no han entrado borregos de Marruecos y CPM no ha abandonado el Gobierno como dijo que haría si esto sucedía. ¿No era creíble el órdago de Aberchán?
- No lo creímos. Esto ha sido una pantomima de CPM y PSOE. Es extremadamente grave que hayan engañado a la comunidad musulmana, a los melillenses en definitiva, y hayan montado una guerra santa de una fiesta sagrada, de unas creencias religiosas, que hayan manipulado a la población de esta forma maliciosa. Aquí han jugado CPM, Castro y PSOE, que era el que decía que estaban en el Gobierno de la Nación lo solucionarían todo y con Sabrina Moh en Delegación no han solucionado absolutamente nada. Luego dijeron que el problema era el Gobierno de la Ciudad, pero teniéndolo ahora también, casualmente esto no tiene arreglo. Tanto PSOE, como Castro y CPM han jugado con los melillenses, pero creo que el PSOE también ha jugado con los cepemistas. Esto ha sido un burdo engaño, una manipulación grave que se ha hecho, y al final han quedado todos retratados en esta gran pantomima, como demuestra la reunión en el Ministerio con un funcionario que podría tener el estatus de un subsecretario de Estado, con la ausencia de la delegada del Gobierno, con la vergonzosa rueda de prensa que dio Aberchán, que todos sabíamos que estaba escenificando una indignación y no se iría del Gobierno. Han perjudicado los intereses de los melillenses, porque esto dinamita nuestra buena convivencia y son aspectos con los que no se debería haber jugado y todos se han prestado a este juego, incluido Castro. Se evidencia que el PP ha cumplido en todo momento con la legalidad y que siempre dijimos la verdad. Nunca hemos entrado en el juego de engañar a los melillenses.

- Desde fuera parece que CPM quiere echar la culpa al PSOE de este problema para ellos salvarse.
- Ellos han conducido una campaña electoral en torno al voto religioso, el Aid El Kebir, prometiendo el paso de borregos por la frontera y que se podrían llevar a cabo las prácticas religiosas de manera normal. Ha llegado la Pascua y no han podido cumplir la promesa. La única manera de justificarse, dado que el PP ya no estaba en ninguno de los dos gobiernos, escenario que no contemplaban ninguno de estos partidos que jugaban con los sentimientos religiosos de los musulmanes, es echar la culpa al PSOE y decir que se van a ir, pero todo es una pantomima y un gran teatro que han montado estos señores que están en el Gobierno.

- También se han producido otros problemas que han puesto de manifiesto la fragilidad de este Ejecutivo, como la negativa del PSOE a aceptar a Víctor Gamero como presidente de la Autoridad Portuaria.
- Sí, otra de las razones de tensiones internas sería la Autoridad Portuaria, que es una de las concesiones que se hizo a CPM, que defiende a este candidato y no es del gusto del PSOE, del que depende el Ministerio de Fomento, que tiene que hacer aún el nombramiento oficial. Todo parece indicar que no hay una voluntad política de impulsar este nombramiento y Castro, en declaraciones, omitió que se había aprobado este nombramiento por el Consejo de Gobierno por asentimiento. Algo tenía que ocultar o algo no le gusta de esta decisión. Está claro que una de las razones de crisis interna de este Gobierno, que no se pone de acuerdo para nada, es esta.

- ¿Cree que el futuro de Melilla pasa por un acuerdo entre PP y CPM, y que se aparten los obstáculos para dicho acuerdo? Unos están eliminados por fuerzas exteriores, que es el caso de Aberchán, y otros deberían apartarse por fuerzas interiores, dando lugar a cambios en el PP que den respuesta a ese hartazgo que les ha hecho perder las elecciones...
- Yo considero que no hemos perdido las elecciones. Las hemos ganado, pero no con los mejores resultados para formar gobierno. También es insólito el acuerdo al que han llegado estos tres partidos, aunque nosotros dijimos que en la legislatura pasada, cuando estaban en la oposición, actuaron como un frente anti-PP y Castro estaba sucumbido totalmente a los intereses de CPM. En cuestiones importantes de ciudad, como las escolarizaciones masivas irregulares que hubo, se puso de perfil cuando lo normal es que Cs hubiera acompañado al PP en la indignación que había en la sociedad. Siguiendo los valores de Cs, era un tema para que se le hubiera escuchado.

- ¿Piensa que es un Gobierno cogido con alfileres que no durará toda la legislatura?
- Quiero pensar, por el bien de Melilla y de los melillenses, que es imposible que ese Gobierno aguante cuatro años, porque en apenas dos meses estamos presenciando una serie de espectáculos bochornosos y desencuentros. No han sido capaces ni de hacer lo más elemental, que es un programa de Gobierno. Es muy difícil gestionar así y llevar una ciudad de esta manera. Los melillenses ya están mostrando su descontento. No es un Gobierno serio ni tiene rigor. Esta unión de PSOE y CPM junto con Castro es lo peor que le ha podido pasar a Melilla.

- El PP ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la proclamación de Eduardo de Castro como presidente al no haberse postulado para el cargo, ¿confían en que prospere esta iniciativa judicial?
- El Derecho no son matemáticas, nunca se sabe, pero lógicamente nosotros hemos interpuesto este recurso porque tenemos la certeza de que este señor no se presentó y no se postuló. Por tanto, no es un presidente legítimo. De hecho, la Fiscalía del TSJA, salvo por la cuestión de la extemporaneidad, nos dio la razón en que no se postuló. Esperamos que se haga justicia y que se puede nombrar al presidente que en efecto votaron los melillenses y al que sí se postuló en el acto en cuestión, que es el presidente Imbroda.

- Después de 20 años de Imbroda al frente del Gobierno, ¿hay banquillo en el PP?
- Juan José Imbroda ha tenido una trayectoria política intachable, son 20 años de historia política y de Melilla, en los que la ciudad ha crecido con su gestión. Ha hecho una ciudad más amable y mejor, donde la convivencia entre las culturas es un baluarte, y esto es algo que nos dicen muchas personas que dejaron la ciudad y han regresado al cabo del tiempo, encontrándose esta transformación a mejor. Es un mérito de Juan José Imbroda, que ha estado a la cabeza del Gobierno y del PP en este tiempo. Él siempre ha dicho que está a disposición del partido, igual que lo estamos todos. Nosotros estamos al servicio de nuestras siglas y de los melillenses, y estaremos en cada momento donde nos digan que tenemos que estar.

- ¿Cuál cree que debe ser el perfil de la persona que dirija en el futuro al PP local?
- Todos en el PP nos debemos a los melillenses y estamos al servicio del partido, todos estaremos donde nos marquen y nos digan que tenemos que estar. Uno de los valores importantes del PP, y hoy en día se puede apreciar más en contraste con los partidos que tenemos enfrente, es la unidad del PP. Sea la persona que sea, todos vamos a ir a una y, lo que está claro, es que va a tener el listón muy alto teniendo en cuenta al presidente saliente. En las pasadas elecciones, Juan José Imbroda hizo una lista electoral en la que combinó la experiencia con la juventud y siempre ha sido un binomio bastante acertado. Ahí estamos todos remando con fuerza e intensidad por Melilla.

“Castro no tenía proyección política, pero sí unas aspiraciones muy grandes: quería el sillón y su sueldo Nescafé de 7.000 euros”

- ¿Cree que habrá repetición de las elecciones generales?
- Viendo cómo están aconteciendo los teatros que se están montando a nivel nacional, a priori me da la impresión de que hay posibilidades de que se repitan las elecciones, aunque no las tengo todas conmigo. Si el anterior acuerdo que PSOE ofreció a Unidas Podemos no se ha aceptado, y han querido pactar con los independentistas y proetarras… Es muy lamentable en la actualidad política las noticias que se están dando como consecuencia de que Sánchez esté en el Gobierno de la Nacional. Es esperpéntico.

- El PP ya ha registrado la fórmula “España Suma” a nivel nacional, y también en 17 comunidades autónomas por si se repite la fórmula de unión PP-Cs. ¿En Melilla parece improbable esta fórmula con Eduardo de Castro aún al frente del partido naranja?
- Hay que partir de la base de lo que ha acontecido en Melilla. Desde mi punto de vista, Castro sabía perfectamente que no tenía ningún presente ni ningún futuro en Cs. Hablamos de una persona que cada cita electoral ha obtenido los peores resultados posibles, e incluso presentándose en el Senado con una desconocida, su compañera obtuvo más votos que él. Es una persona que ya no tenía ninguna proyección política, que sacó su escaño por muy pocos votos, pero tenía unas aspiraciones muy grandes: quería el sillón y su sueldo Nescafé de 7.000 euros.