www.melillahoy.es
Ciudad y Delegación estudian la posibilidad de incluir en el próximo contrato marítimo la línea de Motril

Ciudad y Delegación estudian la posibilidad de incluir en el próximo contrato marítimo la línea de Motril

sábado 17 de agosto de 2019, 04:00h
La Ciudad Autónoma de Melilla se encuentra trabajando junto con la Delegación del Gobierno en el próximo contrato marítimo que garantiza las líneas declaradas como servicio público que conectan nuestra ciudad con Málaga y Almería, aunque cabría la posibilidad de que también se incluyera la línea de Motril. A preguntas de los periodistas, el viceconsejero de Comercio, Transporte y Turismo, Jaime Bustillo, apuntó la posibilidad de que la conexión entre Melilla y Motril se incluya en el contrato como una línea de servicio público, aunque subrayó la importancia de actuar con cautela, coordinación y sin prisa en este asunto.

“Tenemos que ver de dónde venimos y los distintos dictámenes que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha hecho sobre el contrato marítimo, que pone en duda la necesidad de su persistencia”, apuntó el viceconsejero, que remarcó la “máxima preocupación” que el equipo de Gobierno tiene sobre este tema. Bustillo apuntó que es “más que probable” que haya que acudir a la prórroga del actual contrato marítimo debido al “estado de interinidad” del Gobierno central, dada la necesidad de que sea un Ejecutivo en plenitud de funciones el que lleve a cabo la adjudicación del nuevo contrato, “tomando una decisión en condiciones de comprometerse” con ella.
El viceconsejero subrayó la importancia de esta cuestión en Melilla, ya que el contrato marítimo “es fundamental para ordenar y organizar el transporte marítimo”, aunque consideró que el actual pliego adjudicado “se encuentra a un buen nivel de servicio” en cuanto a la calidad y el precio. A su juicio, las deficiencias “entran en el ámbito de los detalles”, aunque admitió que son importantes para los ciudadanos porque el transporte marítimo es la principal forma de comunicación con la península y cualquier mejora redunda en el bienestar de los melillenses de forma muy directa.
En este punto, Bustillo apuntó que “las grandes incertidumbres” se centran en la tipología de los buques, al ser “el elemento fundamental del servicio marítimo”, lo que, en su opinión, demuestra el hecho de que “los melillenses cambiaron de percepción sobre el transporte marítimo” cuando empezó a haber competencia con la llegada de un una mejor embarcación.