www.melillahoy.es
La diputada del PP en la Asamblea Paz Velázquez
Ampliar
La diputada del PP en la Asamblea Paz Velázquez

El PP insta a CPM a que acuda a los actos del Día de Melilla “por coherencia democrática”

Velázquez recuerda que el 17S fue aprobado en un Pleno en 1991 por todas las fuerzas políticas democráticas de la ciudad

miércoles 21 de agosto de 2019, 04:07h
El PP instó ayer a Coalición por Melilla (CPM) a que acuda a los actos conmemorativos del Día de Melilla, que se celebrará el 17 de septiembre, “por coherencia democrática”, ya que se trata de una fecha oficial aprobada por la Corporación hace casi tres décadas y, además, es apoyada por sus socios de Gobierno. En rueda de prensa, la diputada del PP en la Asamblea Paz Velázquez señaló que la celebración del 17 de septiembre como el aniversario de la fundación de Melilla como ciudad española es una fecha muy importante que fue aprobada en un Pleno en 1991 por todas las fuerzas políticas democráticas de la ciudad.
Según Velázquez, otro de los argumentos que refuerzan esa coherencia democrática que se reclama a CPM es el hecho de que pertenece a un Gobierno cuya mayoría de miembros sí apoyan esa festividad, por lo que ha pidió a los cepemistas que tengan sensatez y acusan a los actos del próximo 17 de septiembre.
Velázquez cree que si el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, “no es capaz de controlar a sus consejeros y va a permitir que falten al respeto a los melillenses y a la institución” ausentándose de la conmemoración del 17 de septiembre, “no le quedará más remedio que dar por finiquitado” su Gobierno, que “es insostenible”.
La diputada popular considera que si De Castro no lo hace, “su dignidad serán 7.000 euros al mes más trienios”, que es el sueldo aprobado para él como presidente de la Ciudad Autónoma hace justo una semana, con el único apoyo de los tres grupos políticos que conforman el Gobierno de Melilla, Ciudadanos (Cs), PSOE y CPM.
Asimismo, Velázquez preguntó al Gobierno si apuesta por mantener el 17 de septiembre como Día de Melilla, o lo eliminará del calendario laboral a partir del próximo año, si bien señaló que no sabía a quién dirigir esta cuestión, ya que el Ejecutivo carece de criterio y unidad, según la parlamentaria del PP.

“Esperpéntico y esquizoide”
A su juicio, el Gobierno de Melilla es “esperpéntico y esquizoide”, está “completamente desunido y tiene fuertes tensiones internas”. Con todo ello, cree que representa “peligro que amenaza al futuro de Melilla”, ya que “no se pueden cometer en tan poco tiempo tantos errores” y tener tanta falta de cohesión, lo cual “es perjudicial” para la ciudad.
En este punto, Paz Velázquez señaló que, por las circunstancias de Melilla, esta ciudad necesita “un Gobierno estable y duradero, que vele por los intereses de la ciudad y no por los de un partido en concreto”. Sin embargo, admitió la dificultad que entraña la gobernanza de un equipo conformado por tres partidos de “espectro político antagónico” y con un presidente “que carece de liderazgo y no tiene dotes ni para ser presidente de su comunidad de vecinos”, que además “fue el menos votado de un Pueblo y tiene un solo escaño” en la Asamblea.
En este punto, la diputada popular se refirió a “la soledad de Eduardo de Castro”, que “no gobierna ni manda absolutamente nada” y, además, “es incapaz de detener a tres consejeros que se levantaron del Consejo de Gobierno por fuertes discrepancias en torno al Aid El Kebir”.

Día de la Asunción de la Virgen
Además, cree que otra muestra de dicha “soledad” es el hecho de que De Castro acudiera al rezo multitudinario de la Fiesta del Sacrificio junto a dos consejeros y un viceconsejero el pasado 12 de agosto y, sin embargo, ningún miembro del Gobierno asistiera tres días después a la procesión de la Asunción de la Virgen, pese a que “es un día importantísimo para la comunidad cristiana”.
Otra de las cuestiones que criticó Velázquez es la decisión del Gobierno de elaborar los Presupuestos sin haber elaborado ni presentado antes un programa de Gobierno. Por ello, se preguntó en qué se van a basar para hacer el ejercicio presupuestario, ya que los partidos que lo conforman no tienen nada en común en sus respectivos programas.
Al hilo, recordó que el presidente de Cs, Albert Rivera, anunció que no pactaría con el PSOE hasta que dicho partido no renunciase a los principios de Pedro Sánchez y su postura sobre Cataluña. Sin embargo, en Melilla Cs pactó con el PSOE, liderado por “Gloria Rojas, que es una sanchista acérrima”.
Por todo ello, Velázquez opinó que el Gobierno de Melilla tiene “personalidad múltiple y variada”, y carece no solo de criterio y unidad, sino también de una perspectiva de futuro, lo cual “no da certidumbre ni fiabilidad a los melillenses”.