www.melillahoy.es

Acnur España afirma que Purísima no es el lugar para acoger a menores que huyen de conflictos

Encuentro de la representante de Acnur con De Castro
Encuentro de la representante de Acnur con De Castro (Foto: Guerrero)

La institución ha encontrado en las autoridades locales “bastante sensibilidad”

miércoles 21 de agosto de 2019, 04:00h
Francesca Friz-Prguda, representante de Acnur España, aseguró en su visita a Melilla que se han logrado “muchas mejoras” tanto en el CETI como en la atención que se presta a los refugiados y a los solicitantes de protección internacional, entre ellos los menores que han huido de conflictos armados y a los que, considera, es preciso dar un “tratamiento diferenciado” y no alojar en centros tradicionales de acogida como el de Purísima.
La representante de Acnur España, Francesca Friz-Prguda, mantuvo un encuentro protocolario con el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, al objeto de darse a conocer y “hablar sobre los restos de la protección internacional en Melilla”, indicó en declaraciones a la prensa.

Recordó que la frontera melillense es “extremadamente compleja, al ser la única frontera terrestre entre África y la Unión Europea donde hay que equilibrar dos demandas: una, la protección de la frontera y la ciudadanía, y la otra, la de facilitar la protección internacional a los que huyen de guerras, conflictos y persecución”, concretó.

Francesca Friz-Prguda recordó que llevan desde 2014 en Melilla, primera localidad española en la que se ha asentado esta organización dependiente de Naciones Unidas, y echando la vista atrás en este lustro, “en conjunto se han alcanzado logros”, como la apertura de la oficina de asilo.

También señala que fruto de la colaboración de las autoridades, se han logrado “muchas mejoras en el CETI, así como a la hora de gestionar la frontera, por lo que estamos viendo bastante logros”.

Unas mejoras que asimismo han detectado en lo que respeta a la atención de “un asunto que va muy directo al corazón de Acnur como es la protección de los menores que huyen de conflictos, guerras y persecución, que no son muchos” los que se encuentran en Melilla, pero que “necesitan un trato diferenciado porque son niños no solo no acompañados, sino que han pasado por el peor trauma que uno puede imaginar, al ser separados de sus padres”.

Afirmó la representante de Acnur en España que ha encontrado “bastante sensibilidad y buena actitud respecto a este tema” en las autoridades, pero reconoció, a preguntas de los periodistas, que estos menores no pueden ser acogidos en centros tradicionales como el de Purísima, “porque precisan un tratamiento diferenciado”. Lo importante es que han encontrado “mucha actitud de colaboración en la Ciudad, que es algo que me alegra mucho”.

Anunció que volverá a Melilla, presumiblemente en el mes de septiembre y que durante su estancia en la ciudad, ha tenido oportunidad de reunirse con el presidente De Castro, y con la Guardia Civil.