www.melillahoy.es
El pliego del contrato público fue adjudicado a Sureste Seguridad en diciembre de 2017 y su vigencia expira a finales de este año
Ampliar
El pliego del contrato público fue adjudicado a Sureste Seguridad en diciembre de 2017 y su vigencia expira a finales de este año

UGT denuncia que la empresa de vigilancia no cumple el pliego del contrato público

Asegura que, entre otras cuestiones, no se están abonando unos complementos, que suponen 240 euros al mes

sábado 24 de agosto de 2019, 04:00h
El sindicato UGT denunció ayer que la empresa adjudicataria del servicio de vigilancia de dependencias públicas, Sureste Seguridad, no cumple las condiciones recogidas en el pliego del contrato público que le fue adjudicado en diciembre de 2017, y cuya vigencia expira a finales de este año. Ello, a pesar de que un equipo de Policía Local fue nombrado expresamente para que se encargara del cumplimiento de dicho pliego.
El secretario de la sección sindical de Seguridad Privada de UGT, Milud Mimón Kaddur, explicó en rueda de prensa que muchos de estos incumplimientos han sido denunciados ante la Inspección de Trabajo, que ha requerido a la empresa para conocer si va a subsanar las deficiencias.
Además de una “falta de previsión” en la entrega de los uniformes, el representante ugetista ahondó en la cuestión salarial, ya que aseguró que los trabajadores deben “andar con lupa y calculadora” revisando cada mes sus nóminas porque “siempre falta dinero”, ante lo que la empresa alega que “es un error informático o una falta de previsión”.
“Cuando los compañeros demandan que en sus nóminas les falta dinero, les responden que lo van a subsanar, pero no es así, todo queda en una mentira”, aseguró Milud Mimón, que también denunció públicamente que a la plantilla no se le están abonando el complemento salarial de vacaciones, ni tampoco el curso de formación.
Según dijo, este problema va más allá en el caso de los vigilantes destinados en el centro de acogida de menores, que tienen derecho a percibir un plus del 10 % por este destino y que, sin embargo, no reciben.
El representante de UGT calculó que, debido a los impagos de estos dos complementos salariales, hay trabajadores de la plantilla que dejan de percibir una media de 240 euros mensuales.

Medios técnicos
También aseguró que la empresa recogió en su oferta que prestaría un servicio con armas en centros críticos de la Ciudad Autónoma, administración que “ha estado abonando” la prestación de un servicio que tampoco han percibido los trabajadores, según Milud Mimón Kaddur.
Por su parte, Mohamed Abdelkader Mohamed, delegado sindical de UGT, señaló que otra de las cuestiones que incumple el pliego de condiciones se refiere a los medios técnicos, ya que asegura que la máquina de rayos X del Centro de Reforma no funciona desde febrero. En este centro, además, se ha tenido que denunciar la falta de guantes para que los vigilantes puedan hacer los registros y cacheos.
También en referencia a los medios técnicos, los dirigentes sindicales afirmaron que la empresa no ha habilitado los cinco vehículos y cinco inspectores comprometidos para el turno de noche, ya que solo ha destinado dos coches.
“No asumen las cuestiones porque la empresa ofertó a la baja, pero eso no es responsabilidad de los trabajadores, que somos personal laboral adscrito, sino de la empresa, que debe asumirlo hasta el final”, aseveró Milud Mimón Kaddur.
Mohamed Abdelkader explicó que con estas denuncias públicas, lo que quieren es que la empresa cumpla con el pliego de condiciones y que la Ciudad Autónoma “tenga constancia de ello e intente solventarlo” de cara, sobre todo, a la adjudicación del próximo contrato.
Así, recordó que este servicio es prestado por 190 trabajadores en Melilla que llevan dos años en estas circunstancias” y “no se puede vivir de esta manera”.